Skip to content

Día 30: Rendirse no es una opción

octubre 2, 2016

La gente dice “Si no puedes atravesarlo, tendrás que retroceder”

Nosotros decimos: “Si no puedes atravesarlo, tendrás que atravesarlo”

Rab Israel Salanter.

a

Mi  hija llegó el viernes del jardín de infantes explicando para qué se toca el shofar:

– Para despertar nuestra teshuvá -dijo muy segura-, para coronar a Hashem como Rey del mundo y para confundir al satán.

Mi hija de cinco años parecía saber lo mismo que yo.

La mitzvá del día es escuchar el sonido del shofar, ahí reside la esencia de Rosh Hashaná y yo parecía estar al nivel de lo que enseñan en el jardín de infantes con respecto a la idea de kavalat ol maljut shamaim.

La rabanit Tzipora Heller profundiza las kavanot que hay que poner en el momento de escuchar el shofar (en una serie de shiurim recopilados en el libro Return).

Primero explica que antes de que suene el shofar se dice siete veces “min hameitzar” (desde los estrechos te llamé) que representa la siete veces que el pueblo de Israel rodeó las murallas de Jericó, murallas que fueron derribadas con el sonido de los shofarot.

Nosotros también deberíamos en ese momento tener la kavaná de que somos capaces de derribar las murallas que nos rodean. Derribar las murallas que nos separan de Hashem, de Am Israel y de nosotros mismos.

La rabanit continua explicando que lo más importante en el momento de escuchar el shofar es la voz dentro de nosotros mismos. Esa voz que quiere conexión y que no se detiene frente a los obstáculos. Dice que hay tres sonidos básicos y cada uno despierta algo específico, no son sólo variaciones de un mismo tema, sino que cada sonido tiene su propio mensaje.

Cuando se escucha Tekia: De acuerdo al SheLaH Hakadosh, esta voz manifiesta el deseo de extenderse. El deseo de ir más allá de los límites reales para traer aún más bondad. Hay que pensar que uno quiere expresar su propia bondad y que quiere traer la bondad de Hashem al mundo. Quiero expresar mi bondad y la bondad de Hashem y nada va a detenerme.

Cuando se escucha Shevarim: Esta voz se rompe tres veces, es la voz del din. Es una declaración de que queremos romper las barreras que nos separan de Hashem. Cuando se anuncia shevarim deberíamos visualizar nuestra voluntad de superar todos los obstáculos y asegurar que nosotros sabemos cuáles son y manifestar la seguridad de que podemos hacerlo.

Cuando se escuchaTerua: Hay que pensar en las cosas que uno va a hacer para manifestar la bondad de Hashem y darle Kavod. También hay que pensar en que uno no quiere ver más cosas terribles en el mundo. Focalizarse en que uno sólo quiere ver el bien y presenciar la llegada del Mashiaj.

Rosh Hashana es  Iom Hadin en lo que respecta a lo material, pero ese material será enviado a través de lo espiritual. El sonido del shofar nos debería llevar a un lugar en donde nuestra rujaniut esté lista para recibir la gashmiut que Hashem quiere enviarnos.

(Este es un resumen apresurado de la conclusión de los shiurim de la rabanit Heller. Quien haya estudiado el tema en profundidad no necesitará  usar estos recordatorios. Los comparto porque quizá a alguien -al igual que a mí- le puede sumar y ayudar en el momento de escuchar el sonido del shofar).

Estamos en la puerta de Rosh Hashaná, una puerta que se abrirá dentro de unas horas y que tendremos que atravesar, sí o sí. Hagámoslo con alegría, con reverencia, y dando lo mejor que tengamos. Aprovechemos la energía de estos dos días y que nuestras tefilot sean escuchadas.

Ketivá ve jatimá tová para todo Am Israel.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: