Skip to content

Día 24: Fuga de cerebros

septiembre 26, 2016
by

El gaucho es un entretenimiento para los caballos.

Macedonio Fernández

 

Me llamo Judi y desde hace ocho días y trece horas no uso Twitter.

Hace ocho días y catorce horas yo estaba leyendo mis actualizaciones de Twitter y se me ocurrió preguntarles a mis seguidores si ellos se conformaban con quienes eran o trataban de mejorar.

-Mejorar sería dejar Twitter –contestó un desconocido.
-¿Te referís a vos o a mí? –retruqué intentando esquivar el bulto.
-A los dos –insistió.
-Tenés razón –le hice caso y me desconecté.

 

Puedo justificar Twitter de varias maneras:

  1. Me mantiene al tanto de las noticias sin necesidad de leer diarios.
  2. Elijo a quien seguir, por lo que estoy expuesta sólo a las ideas de las personas que me interesan.
  3. Me entero por Twitter de cada tema de seguridad en Israel incluso antes de que salga en las noticias.
  4.  Escribir ideas en 140 caracteres es un ejercicio literario que me interesa.

Todo esto me lo creo, pero en algún lugar de mi recién rescatado corazón sé que también gracias a Twitter termino enterada de un millón de noticias intrascendentes, presenciando discusiones ajenas y perdiendo un tiempo que no tengo.

Yo acepté el desafío de un desconocido -bli neder hasta Iom Kipur, por lo menos- y me di la oportunidad de ver cómo sobrevivo sin enterarme al instante del último atentado antisemita.

Antes de dejar me hice las siguientes preguntas:

  • ¿Pierdo el tiempo en Twitter?
  • ¿Voy a Twitter cuando estoy aburrida?
  • ¿Utilizo Twitter para no pensar en mis problemas y como escape de mis preocupaciones?
  • ¿Alguna vez desatendí mi trabajo o a mi familia por culpa de Twitter?

De mis respuestas, dos de cuatro fueron sí. Más que suficiente para reconocer un exceso en el (mal) uso de esa red social.

El desafío de hoy es que ustedes se hagan esas mismas preguntas reemplazando Twitter con el entretenimiento que cada uno sienta que sería bueno disminuir.

Las respuestas pueden ir desde el Candy Crush hasta el chocolate de la alacena, pasando por Facebook, las eternas charlas telefónicas con amigas o chequear mails compulsivamente.

Les propongo que nos liberemos por un tiempo de la esclavitud de mantenernos constantemente entretenidos para que veamos cómo somos y  cómo funcionamos sin esos escapes automáticos y  esa búsqueda de satisfacción instantánea.

Si les gustó el desafío de hoy, mejor no le den like. Esa sería la primer decisión saludable para atravesar los 16 días que faltan para Iom Kipur un poco menos distraídos.

 

Es mi obligación aclarar que no me refiero a las adicciones. No me atrevería a insinuar que un ejercicio tan liviano puede ayudar en esos casos. Tampoco tengo en claro el límite entre mal hábito y adicción. Si alguna persona siente que podría beneficiarse de gente especializada en el tema, les recomiendo esta página en donde encontrarán toda la información necesaria y el contacto con gente capacitada en el mejor método para tratar las adicciones: https://guardyoureyes.com/spanish/index.php

 

watsapp

Por supuesto, la imagen es de Twitter…

 

One Comment leave one →
  1. Coty permalink
    septiembre 26, 2016 5:16 pm

    Me sucedió algo parecido hace unos meses. Concretamente un chat grupal. En teoría el chat tenía un objetivo definido, que era difundir información a un grupo particular de personas (no doy más detalles porque podría ser lashon hara). En definitiva, me di cuenta que existían maneras más funcionales de difundir esa información al mismo grupo de gente sin necesidad de interactuar entre las personas, a nivel de chat, lo cual sin querer más de una vez terminaba en una discusión sinsentido, algún comentario de lashon hara o cualquier otra cosa que iba más allá del objetivo del grupo.
    Total que aprovechando un incidente de “yo opino que…..” Seguido de “pues a mí me parece todo lo contrario” etc, hice una declaración de que iba a retirarme del grupo y que yo misma me comprometía a pasar las informaciones a las personas que así lo harían.
    Cierto que muchas veces me pierden ciertas informaciones, pero sé que hice lo correcto y me siento satisfecha….y pasado el síndrome de abstinencia, pensó que es un paso importante en mi crecimiento rujani y en mi intento de depender menos de lo material. Gracias judi! Y suerte con el síndrome de deprivacion 😊😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: