Skip to content

Un universo de pequeñas decisiones

septiembre 1, 2016

Mi amiga Marcela no usaba almohada porque sostenía que dormir con la cabeza en alto provocaba papada. A mí esa actitud me parecía ridícula, me burlaba de ella. A los 15 años me parecía inútil preocuparme por el cuello que tendría a los 40.

Hoy me arrepiento de no haberla escuchado porque el otro día la vi pasar y tiene el cuello de una gacela. Me gustaría saber qué hubiese sucedido si yo también hubiese tomado esa pequeña decisión. Muy posiblemente no tendría una barbilla abultada.

Así soy con todo. Qué le hace una mancha más al tigre, me digo antes de tirar una botella de vidrio en la basura porque me da pereza llegar hasta el contenedor de reciclado.

Para empezar, debería saber que una mancha más al tigre de a poco lo va transformando en leopardo, porque los tigres tienen rayas. También que al no reciclar la botella de vidrio privo al mundo de un ahorro de energía como para mantener encendida una bombilla de 100 vatios durante 4 horas, de los que algún día tendré que hacerme cargo.

Dios nos entregó la libertad de elegir nuestros actos pero no nos dio la posibilidad de elegir sus consecuencias, y aún así somos responsables de ellas.

Si fuese por mí, yo viviría comiendo choripanes y cañoncitos de dulce de leche pero lamentablemente sé que los resultado de esa elección serían el colesterol alto y el sobrepeso.

Aprendí de Sara Yoheved Rigler que las elecciones de los individuos funcionan como un ascensor. Toda decisión que tomamos sería el botón que nos puede hacer subir o bajar, permitiendo o impidiendo el acceso a un nuevo nivel en nuestra neshamá.

Por ejemplo, si elegimos visitar a un enfermo, ese acto nos elevará hacia un nivel superior de compasión desde donde tomaremos la próxima decisión que nuevamente podrá llevarnos desde ese piso a un nivel más alto todavía.

Por el contrario si decidimos no visitar al enfermo y convencemos a una amiga para que tampoco lo haga y nos acompañe a comprar un bolso, esa elección nos dejará en un nivel de egoísmo que nos alejará cada vez más  de la posibilidad de ser personas generosas.

Todos conocemos el Midrash que relata que rabi Akiva vio una roca agujereada, preguntó quién la había perforado y le respondieron que el agujero se había formado por la caída constante de una gota de agua.

Quizá no prestamos la debida atención al hecho de que si bien cada gota que cayó sobre la piedra ayudó a formar una marca eterna y profunda, si a esa misma piedra le hubiesen tirado de golpe un balde enorme de agua, no le hubiese pasado nada.

Nos gusta pensar que uno se convierte en una gran persona de un día para el otro, realizando un acto único y enorme. En nuestra fantasía creemos que podemos vivir tirados en la cama jugando al candy crush y un día levantarnos transformados en maestros del musar o campeones de atletismo. En realidad, si tomamos esa decisión, terminaremos convertidos en una ignorante bolsa de papas.

Lo mejor que tenemos es el poder que nos dan nuestras decisiones. Nos fue entregada una alma única y refinada para que la utilicemos para el bien.

Hay un concepto científico que se denomina El efecto mariposa y que explica que un acto pequeño puede tener grandes consecuencias: “El aleteo de una mariposa puede provocar un tornado al otro lado del mundo“. Todo bien, excepto que pareciese que no hay elecciones morales, sólo azar provocado por el caos.

Pero el caos no existe y el azar tampoco. Existe la posibilidad de elegir.

No hay pequeñas decisiones, cada acto que realizamos es importante. Toda elección es significativa para el desarrollo de nuestra alma y sobre todo para detener el crecimiento de la papada.

 


Si quieren profundizar en el tema de la toma de decisiones, les recomiendo este libro del Rav Igal Snertz. ¡Aprovechen que los amigos de Kuntras.com regalan el PDF!

Ya que estamos, les cuento que también  allí pueden comprar mi libro “oi va voi” en formato eBook para leer desde la computadora, teléfono o tablet.

5 comentarios leave one →
  1. Claudia Lissmann permalink
    septiembre 1, 2016 1:26 pm

    Como siempre!!!
    Inspirador,levantador de animo
    Nada mejor para empezar la jornada en el otro lado del continente
    Un beso
    Tu admiradora Claudia

    Me gusta

  2. septiembre 1, 2016 6:54 pm

    Excelente, me encanto, muchas gracias! Solo una pequeñísima corrección…falta la ‘n’ en “ignorante bolsa de papas” =)

    2016-09-01 15:36 GMT+03:00 “Extrañas en el Paraíso” :

    > Judi posted: “Mi amiga Marcela no usaba almohada porque sostenía que > dormir con la cabeza en alto provocaba papada. A mí esa actitud me parecía > ridícula, me burlaba de ella. A los 15 años me parecía inútil preocuparme > por el cuello que tendría a los 40. Hoy me arrepie” >

    Me gusta

  3. David permalink
    septiembre 2, 2016 9:57 pm

    Excelente decisión !
    Lo del atletismo lo pusiste porque quiero ser Bolt y espero un milagro en vez de entrenar ?
    Muy lindo para pensar !
    Una gota perfora la roca en años no un balde de agua en un día !
    Amen

    Me gusta

  4. ithiel permalink
    septiembre 12, 2016 10:05 pm

    Querida Judi, aunque no todo lo que escribes es literal, si alguien desea tomarlo también es ese sentido,estamos a tiempo de hacer algo por nuestro http://mx.hola.com/belleza/caraycuerpo/2005053046612/belleza/cara/cuerpoconsejos/cuello/cuello
    Acabo de hacer los ejercicios y no tendré el cuello de tu amiga pero por el momento me hizo sentir muy bien, y ahora voy a ponerme una mascarilla de aguacate con gotas de aceite de oliva que me recomendaron. Ahhh y usaré jabón neutro, masaje suave y agua fría al lavarlo. .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: