Skip to content

Coraje, canejo

octubre 19, 2015
by

Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él.

Nelson Mandela

Escribo esto un día horrible, una semana horrible, un mes horrible. Ayer había empezado a relajarme porque tuvimos un día tranquilo, pero a la noche fue el atentado en Beer Sheva y volví a los niveles astronómicos de ansiedad con los que vivo estos días.

Me dormí llorando porque cometí el error de ver el video del atentado. Y cometí el error de leer las noticias. Y cometí el error de ver la foto del soldado muerto y la del eritreo a quien confundieron con un terrorista. Y si uno comete esa serie de errores no queda otra opción más que irse a dormir llorando. A esta altura, después de 40 atentados, ya debería saberlo.

Hasta hace un mes salía de casa con el gas pimienta en la cartera. En estos días lo llevo en la mano, y cuando paso por el parque en donde jardineros árabes trabajan con sierras eléctricas, lo llevo listo para disparar.

Mi marido dice que exagero. Que no es para tanto. Que perdí la proporción de las cosas. Y yo le creo. Pero también sé que se equivoca.

Se puede ser cobarde y valiente al mismo tiempo.

Soy cobarde porque en la calle camino mirando para todos lados, sobre todo hacia atrás; esos monstruos salvajes asesinos atacan por la espalda. Pero soy valiente porque tengo la seguridad de que defendería a mis hijos con mi vida si tuviera que hacerlo.

Soy cobarde porque dejé de ir a la verdulería y en cambio hago el pedido por teléfono. Pero soy valiente porque no querría estar en ningún otro lado, Israel es mi casa.

Soy cobarde porque me sobresalto si me choco de sopetón con alguien en una esquina. Pero soy valiente porque jas ve jalila, estaría dispuesta a hacerle frente a un terrorista.

Soy cobarde porque se me acelera el pulso cuando escucho helicópteros o sirenas. Pero soy valiente porque a pesar del caos, le sigo contando el cuento a mi hija.

Soy cobarde porque paso gran parte del día con miedo. Pero soy valiente porque sigo mandando a mis hijos a estudiar, ir a casa de sus amigos, seguir con sus vidas.

Soy cobarde porque de noche tengo pesadillas. Pero soy valiente porque al día siguiente me despierto y empiezo de nuevo, con una sonrisa.

Soy cobarde porque estoy asustada. Pero soy valiente porque soy judía.

Am Israel jai ve kaiam.

bandera

28 comentarios leave one →
  1. Karina permalink
    octubre 19, 2015 2:18 pm

    Que hermoso lo que escribiste Vale!!!!! Salieron perlas de tu boca!!!!

    Te quiero

    Me gusta

  2. Vero permalink
    octubre 19, 2015 2:27 pm

    Muy fuerte y real, me emocionaron tus palabara y me dieron najat ruaj, para afrontar la distancia con mis hijos y con tantos seres queridos en Israel!! Gracias por tus palabras!!!!

    Me gusta

    • octubre 19, 2015 3:11 pm

      Vero, es difícil estar acá, pero también es difícil verlo y escucharlo todo desde allá. Vamos que podemos.

      Me gusta

  3. VICKY S permalink
    octubre 19, 2015 3:04 pm

    Sun duda….mas que valiente….. Es el Koaj que sale de atras del estomago, del fondo del corazón…

    Me gusta

    • octubre 19, 2015 3:20 pm

      No sé de donde sale el koaj, Vicky, pero viene y se va, se pasa de un shock de fortaleza al bajón en un segundo..

      Me gusta

  4. Leila permalink
    octubre 19, 2015 4:07 pm

    Te quiero judy! espero q esten todos bien y se acabe el sufrimiento ya. Sos valiente porque sos judia. Totalmente. No hay como am israel, ojala pudiera estar alla en este momento. Cuando pasan estas cosas es cuando mas me quiero ir. Quiero acompañar a mi gente.
    El otro dia leyendo las noticias me puse a llorar en medio de una clase en la facultad. Por supuesto lo disimule, seria ridiculo si me vieran. Pero ahi pense, mira si tuviera que explicarme ante esta gente. Quien entenderia mi sufrimiento. Me preguntarian si tengo familia… no entenderian, q no importa cuantos amigos y familiares tengo ahi… El sufrimiento trasciende el parentesco…

    Me gusta

    • octubre 20, 2015 9:52 am

      Leila, hola, es verdad lo que decís, difícil explicar a quien lo ve de afuera, difícil entender que en un punto todos somos familia.

      Me gusta

  5. Erica permalink
    octubre 19, 2015 4:55 pm

    Totalmente emocionada

    Me gusta

    • octubre 20, 2015 9:59 am

      Escribí algo y lo borré porque era medio desubicado. Ahora no tengo respuesta.

      Me gusta

  6. ithiel permalink
    octubre 19, 2015 6:47 pm

    Eres valiente Judi!

    Me gusta

  7. Joy permalink
    octubre 19, 2015 7:21 pm

    Kol hakavod! Me ayudaste a poner en palabras mis sentimientos y me diste un respiro… Que H’ nos de la fuerza de transformar todos nuestros miedos en valentía!

    Me gusta

    • octubre 20, 2015 9:53 am

      Amén, Joy y que pronto nos volvamos a encontrar en la plaza con tranquilidad, sin mirar para todos lados.

      Me gusta

  8. sonita permalink
    octubre 19, 2015 11:45 pm

    ultimamente me siento como el protagonista de las calles de san francisco o starsky y hutch, aca en vivo y en directo… y yo me saco los anteojos, empiezo a dar vueltas como la mujer maravilla y salgo volando con el gas pilpel a atacar a los villanos y “neutralizarlos” whatever that means…
    anajnu jaim beseret… 😛

    Me gusta

    • octubre 20, 2015 9:55 am

      ¡Sonita! Las calles de San Francisco, Starsky y Hutch… sos muy retro.
      Sí, vivimos en una película, una de terror.

      Me gusta

  9. Vero permalink
    octubre 20, 2015 12:17 am

    además del llanto….me quedé muda….

    Me gusta

  10. shirly b permalink
    octubre 20, 2015 12:20 am

    Impresionante!!
    siempre las leo y me encantan sus artículos, pero pocas veces posteo,
    pero este post fue especialmente movilizante,
    tengo un nudo en la garganta y lagrimas en los ojos…
    Que bh merezcamos (o que hashem nos tenga rajmanut) pronto que esta pesadilla termine y venga rapido la esperada gueula de una manera linda. Desde argentina estamos luchando, no con gas pimienta ni armas , pero volcando el corazón en cada tefila , e intentando mejorar en lo que podamos…
    muchas suerte!!!

    Me gusta

    • octubre 20, 2015 9:57 am

      Shirly, Amén y gracias. Desde la distancia hay mucho que se puede hacer. Todas sus tefilot nos acompañan día a día.

      Me gusta

  11. Simón permalink
    octubre 23, 2015 9:49 am

    A la distancia , no se que agregar
    En realidad emociona lo que dices
    Ahora e faltan palabras, lo único que se me ocurre es transmitir esto a quienes de una u otra forma puedan compartir los sentimientos de un padre , que mucho quisiera hacer y que en verdad nada pueda hacer
    Que pase pronto esta triste pesadilla

    Me gusta

  12. Beto Beraja permalink
    octubre 23, 2015 5:57 pm

    A traves de tus palabras se siente un poquito de lo que viven nuestros hermanos diariamente
    Se mezcla un poco la angustia y el orgullo de pertenecer

    Me gusta

  13. LEA ARCUSIN SAPIR permalink
    octubre 24, 2015 6:38 pm

    Recibi tu e-mail de tu Mama, Yo llegue a Israel como voluntaria en la guerra de 6 dias y
    pase todas las epocas lindas y las de terror, sobre todo la de Rabin donde nuestros vecinos
    explotaban a sushijos para matar mas cantidad de gente en omnibus y en todas las calles, fue espantoso y mis hijas estaban en esa epoca en el ejercito, yo les obligue a usar mi
    auto y , sin que ellas sepan yo viajaba en omnibus pero dormia tranquila,Reconozco que
    somos un pueblo con mucha fuerza interior, hoy tengo nietos en el ejercito y jovenes de mi
    familia y realmente lo primero que hago por la maniana es ver las noticias pero el ser
    humano es como un arbol y tiene que vivir donde estan sus verdaderas raices que a veces
    no tienen que ver con el lugar donde nacio, tal vez por eso me siento aqui mas segura
    Me dan pena los arabes, me apena ver como sus lideres los usan enviando a sus propios
    hijos a estudiar al exterior , me gustaria que el dinero que reciben de ayuda fuera para
    mejorar la situacion del pueblo y espero que algun dia eso ocurra y ahi sera primavera
    para los Musulmanes que viven en un continuo invierno Lea Sapir-Israel

    Me gusta

  14. Yoheved permalink
    octubre 25, 2015 7:25 pm

    Me encanto y me lleno de fuerza gracias
    Julie Yoheved Benmaman

    Me gusta

  15. andre esther permalink
    octubre 26, 2015 11:08 pm

    ” la cobardía es asunto de los hombres no de los amantes”, asi cantaba con certeza de adolescente. Silvio tiene razón. Y vos tb. La valentía viene con el ser judío. En el fondo siempre el libre albedrío reside en elegir como vivir aquello que somos. Aplaudo la sublimación del miedo, su conversion en fuerza y seguridad. Por otro lado, con los años y tantos cuchillazos, acepto humilde el ser hombres cada tanto, no solo judios ardientes de amor… y temblar como hoy lo hacen las hojas con los primeros vientos, que se toman fuertemente de las ramas y alzan en su danza los ojos al cielo pidiendo descanso, rajamim.

    Me gusta

  16. Myriam Berant permalink
    noviembre 16, 2015 1:41 am

    Judi, excelente lo que escribiste,así deben estar todos en Israel…, cómo coinciden tus palabras con las de mi hijo que vive en Yerushalaim. Tengo la esperanza que de a poco la mirada del mundo se va a revertir a nuestro favor, sobre todo, si los terroristas musulmanes siguen perpetrando el crimen, la violencia, la crueldad, etc. como lo vienen haciendo desde hace algunos años. Ahora todos son París.No recuerdo que alguna vez alguien haya dicho que todos somos Israel. Un abrazo graden desde Chile!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: