Skip to content

Ya que estamos, no.

diciembre 17, 2014
by

Panzutti. Es gordita y para colmo se apellida Panzutti. Parece una broma del universo. Nos da un poco de lástima, es verdad. Pero también. No la queremos en nuestros juegos. Nivela para abajo. La sacan primera en el quemado. Además no podemos dejar de reír cuando se burlan de ella. En los recreos nos queremos divertir. Necesitamos divertirnos. Buscamos la diversión como agua en el desierto. -Panzutti, comete un sanguche de milanesa –le grita Cuki. ¿Cómo no nos vamos reír?  Cuki es muy graciosa. Panzutti, no te sientes acá que vas a romper el banco –la excluye Marta. Nosotras hacemos de cuenta que no escuchamos. Ninguna se corre para hacerle lugar.

Un día llega una nueva. Vanessa. Con doble ese. Es rubia. De pelo lacio. Campeona de natación. Se saca el único diez en la prueba de raíz cuadrada. La eligen como solista del coro. Es obvio que va a ser nuestra amiga. Obvio pero ella no parece darse cuenta. Somos las líderes, ella es una de las nuestras. No la vamos a dejar escapar. Una personalidad como la suya  merece pertenecer a nuestro grupo. Le abrimos la puerta el día que Sandra la invita a su cumpleaños. Vanessa no va. Le decimos que puede hacer el trabajo para la feria de ciencias con nosotras. Ella lo hace con Claudia. Porque para ella Panzutti es Claudia.

No funcionan nuestros intentos por acercarla. Nos esforzamos un poco más, tenemos recursos. Agustina le regala  una cartuchera de Sara Kay que su tía le trajo de Miami. Camila abruptamente se muestra interesada en las técnicas de crol. Juliana la retiene a la salida del colegio convidándole Toblerone. Vanessa acepta un triangulito y sin permiso corta otro para llevárselo a Panzutti.

Seguimos insistiendo aunque con el paso de los meses empezamos a sospechar que su rechazo tiene que ver más con una declaración de principios que con seguir sus deseos e intereses personales. Elige ayudar con la tarea a Claudia el mismo día en que nosotras la invitamos gratis al Italpark. Habrase visto. Muy atenta. No se distrae ni un segundo esta Vanessa. No se deja sobornar. No se olvida. No se tienta.

Cada año, en jánuca recuerdo esta historia. Me inspira para mejorar. Representa a la perfección la lucha de los macabim contra la cultura griega. El mundo helenista era tan tentador. La belleza, la filosofía, la diversión. Y tantos ieudim, sus amigos, dejándose helenizar. Pero ellos nada. Vanessa.

La guerra ba iamim hahem  es la misma que libramos bazman hazeh. Lo sé y lo sufro. Me tienta su moda, me confunden sus ideas, me atrae su satisfacción instantánea.

Dicen que hay que saber elegir las batallas. A mí esta me parece una buena para librar. Que cuando nos den ganas de ceder, Vanessa. Cuando nos ofrezcan una oportunidad imposible de desaprovechar, Vanessa. Cuando nos quieran llevar gratis lejos de nuestras convicciones, Vanessa.

9 comentarios leave one →
  1. Karina permalink
    diciembre 17, 2014 2:55 pm

    Maravillosa Judi!!!, cada día te quiero mas…………..inspiran tus ideas, pensamientos crudos,sin filtros…………….
    Hace mucho que no compartís recetas!!!!, extraño………seguís integral o ya te aburriste?, en esta época se va a volver un desafío….
    Jag Sameaj!!

    Me gusta

    • diciembre 17, 2014 4:50 pm

      Karina, es que compartí una vez pero no puedo compartir más porque siempre cocino lo mismo. 😀
      No sé si sigo tan integral, pero intento mantenerme saludable. E íntegra.
      besote y jag sameaj

      Me gusta

  2. Denu permalink
    diciembre 17, 2014 3:25 pm

    Excelente! de verdad muy inspirador.
    Es tan dificil no dejarse llevar…
    Primera vez que escribo, pero siempre te leo, y me encanta!

    Me gusta

  3. Leo Ghea permalink
    diciembre 18, 2014 3:26 am

    Hola Judi, tanto tiempo!
    No te escribo hace meses y mis amigas (Andi y Caro) me insisten: “Leo metete…, Leo lee tal post que te va a gustar…, dale que Judi cada dia escribe mejor…”. No les hago caso…
    Ahora estamos de vacaciones en el jardín, entonces me permito trasnochar y recorrer un poco el blog.
    Mis amigas tenian razon… cada vez que te leo escribis mejor…, es superador! Como encontras las palabras…? Una verdadera poeta!
    Gracias por compartir la historia de Vanessa… todos tenemos una Vanessa adentro, hay que poder escucharla, hermosa leccion!
    Un beso, Januca Sameaj!

    Me gusta

  4. VICKY permalink
    diciembre 18, 2014 12:46 pm

    IMPECABLE…….

    Me gusta

  5. ithiel permalink
    diciembre 18, 2014 10:33 pm

    Vanessa de “vana” no tiene nada.
    Me encantó tu post Judi.El recuerdo de esa historia admirable nos queda muy bien en estos tiempos de “globalización” en que debemos mantenernos firmes.
    Janukasameaj!!!!

    Me gusta

  6. Coty Benarroch permalink
    diciembre 21, 2014 1:11 pm

    Date: Wed, 17 Dec 2014 14:17:52 +0000 To: cotybenarroch@hotmail.com

    Me gusta

  7. sonita permalink
    diciembre 25, 2014 8:55 pm

    cuando te escribis un libro, che?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: