Skip to content

La aventura de pe. Juego de niños.

marzo 31, 2014
tags: ,
by

Sé que muchas de ustedes no limpian más allá de lo exigido por la halajá por miedo a terminar sobrecargadas y odiando el jag. Sé que a algunas  les parece una locura innecesaria todo el trabajo que yo vengo haciendo estas últimas semanas. Sea como sea, hoy todas nos encontramos en la misma página.

Rosh jodesh Nisán es el momento en el que hasta a las más relajadas les empieza a picar el bichito de la urgencia. Faltan sólo quince días. Empezamos a pensar en las compras, las salidas a buscar ropa y de golpe recordamos que no pedimos turno a la peanit. Sentimos que el tiempo no nos va a alcanzar y nos vamos acelerando.
.
En general, en esta época todas andamos por los juguetes. Dependiendo de las costumbres de cada casa y  de la edad de los chicos, habrá que revisar y limpiar con más o menos intensidad. En mi caso, por ejemplo, que mis hijos (más vecinos y amigos) tienen permitido comer cuando juegan,  cuando leen  o cuando están haciendo guerra de almohadones, y mi hija de tres años esparce migas como tirando arroz a una novia, yo tengo obligación de limpiar a fondo la habitación de los chicos.
.
Durante los años he desarrollado algunas técnicas que convirtieron la limpieza de los juguetes en un juego de niños:
.
1. Limpio y ordeno la habitación antes de empezar a limpiar y ordenar.
.
2. Pongo música que me incentive, la música marca el ritmo.
.
3. Tomo pequeñas zonas por vez y las voy terminando. A la noche la habitación tiene que quedar ordenada y limpia nuevamente (aunque no haya terminado todo el trabajo).
.
4. Me doy diez minutos de recreo por cada hora de trabajo, pongo una alarma para que ese descanso no se alargue en el caso de haber sido abducida por facebook.
.
5. Hago primero todo el trabajo seco (aspirar o pasar el paño) y recién después comienzo a limpiar con agua. Cuanto menos barro se forma, mejor.
.
6. Los juguetes que pueden ir al lavarropas, van al lavarropas. Voy metiéndolos en el transcurso de la semana -uno o dos lavados por día-  junto con las toallas o los repasadores. Esos juguetes no vuelven a la habitación hasta que no esté totalmente terminada (los guardo en bolsas en una zona apartada de la casa). Funciona muy bien para limpiar lego, playmovil, clicks y otros juguetes de plástico.
.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Los juguetes pequeños van en una bolsa de lavado para que no se suelten en el lavarropas (si no tienen la bolsa especial pueden usar una funda de almohada).

A los peluches también les viene muy bien un lavado. Eso sí, quedan un poco depeinados. A los peluches también les viene muy bien un lavado. Esto es optativo. Lo aclaro antes de que me griten que no es halájicamente necesario. Eso sí, quedan un poco despeinados.

.
 7. Tiro los juguetes rotos y regalo los que ya no se usan. No vale la pena guardar un sonajero si nuestro hijo menor tiene quince años.
.

La exepción a esta regla es que nunca se tira a Buzz Lightyear (o a Woody, por supuesto) La excepción a esta regla es que nunca, jamás y por ningún motivo se tira a Buzz Lightyear (o Woody, llegado el caso).

.
8. No confío en esa voz que trata de convencerme de que no hace falta limpiar tan a fondo, porque seguro abajo del placard, donde no se puede llegar, no hay jametz. A las pruebas me remito.
.

La zona más inaccesible de mi casa. Era imposible que haya jametz allí. Un beigel me desmiente. La zona más inaccesible de mi casa. Era imposible que haya jametz allí. Un beigel me desmiente.

.
.
9. Aprovecho para reflexionar qué clase de educación les estoy dando a mis hijos según los juguetes que les compro.
.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Noten el porcentaje desproporcionado de policías y piratas. La mayoría, cabezas huecas.

.
10. Cuando  dejo de sonreír, dejo de limpiar.
.
Jodesh tov u mevoraj. Que todas podamos disfrutar de erev pesaj, la época más linda del año.
6 comentarios leave one →
  1. ithiel permalink
    marzo 31, 2014 5:56 pm

    Oye, qué prácticos los 10 pasos Judi.
    Personalmente tengo que trabajar un poco en el 4 y el 10, de lo contrario, corro el gran riesgo de terminar más que agobiada.
    Jodesh tov u mevoraj!!!!

    Me gusta

  2. abril 1, 2014 2:25 am

    Ja Ja Ja amiga! como te quiero…
    Buzz no se puede tirar!!!! y seguro que por las noches te da una mano con el jametz (la que le queda).
    Jodesh tov para todas, que sea con alegria, como decis, cuando dejamos de sonreir es hora de ir a comerse un chocolate.

    Me gusta

  3. Andre permalink
    abril 2, 2014 1:47 am

    Hola Judi!!!
    Mis pasos para la pieza de los chicos son totalmente distintos, sin embargo me llevo tu JIDUSHAZOOOO de poner los chiches en el lavarropas!
    El año pasado los puse en la bañadera, fue caótico. Igual la bañadera también esta buena, para lavar sillita de comer, tapizados de cochecito.
    Te cuento mis cambios sobre tus pasos: jamás limpio con música, me distrae por completo. Sentada clasificando muñecos con música de fondo significa que sin saber cómo, me encuentro tocando la guitarra de woody y no me acuerdo para que estaba vi sentada.
    Recreo, jamás, soy demasiado dispersa y ansiosa, no los soporto.
    Revisando los juguetes no entiendo por qué, si mis hijos no miran ni tele ni películas, tienen toda la colección de muñecos de toy story: los mellizos lightyear (no sabemos por que me regalaron dos buzz), woody, y hasta la vaquera jessie… Dato tierno? La vaquera jessie en casa es un vaquero y se llama “ioni”, porque si usa pantalón es varón! #so kadosh
    Jodesh tov y feliz limpieza

    Me gusta

  4. :: nOa :: permalink
    abril 2, 2014 2:56 am

    Mañana justo empiezo con la pieza … excelentes consejos!
    Me encanto lo de ‘Cuando dejo de sonreír, dejo de limpiar.’ Me lo voy a tomar en serio y por las dudas me voy a pegar las comisuras de la boca con cinta adhesiva !!!

    Me gusta

  5. abril 2, 2014 7:30 pm

    Sólo vengo a decir que los Playmobil son de lo top del Olam Hazé.

    Me gusta

  6. ari permalink
    abril 4, 2014 10:46 am

    No sé si en otras familias pasa lo mismo, pero cuando senté a is hijos para aclarar el “milagro de los descabezados” (los playmobil que volvían a aparecer sin cabeza después de que yo me pasara una hora tratando de recomponerlos), me explicaron que así saben “quiénes son los malos”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: