Skip to content

Barajas

febrero 10, 2014
by

-“Nosotros tenemos algo grandioso, sabes, tienes que darte cuenta…el Dalai Lama mismo dice: Ustedes los judíos tienen que buscar todo en la Torá”- me dijo Ruth, mi amiga francesa paseando por el barrio de La latina”.

Te vas al país del jamón.

Llegué a Barajas, el aeropuerto de Madrid con 80 kilos de equipaje, que incluían la desaprobación de toda mi familia por ir al  “país con menos kedushá del mundo”.  Logré que un joven me ayudara a bajar el baúl con mi teclado de la cinta transportadora. Tomé un taxi que me llevo al departamento que había alquilado por internet a Joanna Kirby, una inglesa que me inspiró confianza. Llegué al barrio de Chueca, a una callecita muy angosta llena de bares. Busqué el número de la calle Barbieri y allí me dejó el taxi, con todo lo mío en la vereda. Le pagé y se fué. Tuve que yo misma cargar mis bártulos hasta el portal, luego subirlos al ascensor y bajarlos hasta la puerta de mi nuevo piso.

Cuando entré me sorprendí por lo pequeño que era, parecía mas grande en las fotos. Era tan pequeño que lo sentía como una extensión de mi propio cuerpo. Tenía todo lo que necesitaba, cocina, baño, salón, cama, placard. Y todo estaba al alcance de mi  mano. Acomodé mi teclado y mi computadora. Era exactamente lo que necesitaba para hacer lo que fui a hacer.

Apenas me instalé me anoté en un curso intensivo de ashtanga yoga. Todos los días me levantaba a las 6.30am me vestía y salía caminando hacia el estudio. Me pasaba una hora y media transpirando, sin hablar con nadie mas que con mi propio cuerpo y sus posibilidades. Mas que la práctica seriada del yoga lo que mas me funcionó fue la rutina. La maravillosa rutina.

Fue tal el apego que me anoté para el retiro espiritual que se hacia en la India. Por fin conoceria a los maestros mas importantes que decodificaron esta técnica, era lo que siempre había querido, ir a la fuente.

Lo que esperás ahora es un relato especiado de mi aventura, casi podés sentir el aroma de los sahumerios, las ferias y la gente empujándose unos a otros, ver los colores, las alfombritas, la foto pintoresca de las mujeres al borde del río, la pobreza. Vas a tener que alquilarte esa película de Julia Roberts porque nunca llegué a la India.

¿Te acordás de mí?

Antes de viajar, faltaban pocos días para rosh hashaná y la verdad no quería pasarlo sola. En casa eran días de reunión familiar y comida rica, cuanto menos. Me acordé que una vez me había llamado un chico haciendo kiruv para invitarme a una cena de shabat. Lo llamé y le dije que quería pasar las fiestas con alguien, si sabía de alguna cena abierta de rosh hashaná. Se acordaba de mi porque nunca había accedido a las invitaciones, pero de todas maneras arregló para que fuera a la casa de mois y leah a pasar la primer noche. Me puse el vestido mas recatado que encontré y me tome el subte.

La casa estaba llena de gente, jóvenes de todas partes, olor a comida rica. Enseguida me sentí cómoda y hasta habían hamburguesas vegetarianas, ese detalle de verdad que tocó mi corazón. Me sentí tan bien que acepté la invitación para el próximo shabat.

Lo que sigue es historia, en ese shabat conocí a mi futuro esposo, volví en teshuba, me casé y me embaracé en España, el país del jamón.

-“Nosotros tenemos algo grandioso, sabes, tienes que darte cuenta…el Dalai Lama mismo dice: Ustedes los judíos tienen que buscar todo en la Torá”- me dijo Ruth, mi amiga francesa paseando por el barrio de La latina”.

Yo estaba a punto de irme a la India y el mismísimo Dalai Lama me mando de vuelta a casa.

A mi querida amiga Ruth.

16 comentarios leave one →
  1. Miriam Bruckman permalink
    febrero 10, 2014 4:39 pm

    Hola Caro!

    Que linda tu historia!
    En realidad, lo que la gente no sabe es que el Dalai Lama trabaja para Aish haTorah.
    Que bueno que tu fuerza espiritual haya logrado traerte a casa, y que muchos disfrutemos de tu maravillosa presencia.
    Besos!

    Me gusta

    • febrero 11, 2014 5:03 pm

      Jajaja Miri!! Sos genial!
      Como te comenté, encontre algunos “códigos” en las palabras del post:
      Barajas=Beraja
      Joanna “Kirby”=”leb tahor berah li elokim beruaj najon jadesh bekirbi”. Un corazon puro crea para mi, oh H”, y un espiritu firme renueva dentro de mi. (Tehilim 51:12)
      Chueca=Chueque, Shwekey
      Dos que encontraste vos:
      Barbieri=Rab alreves
      India en ivrit es Hodu, de Lehodot, agradecer.

      Interesante, no?

      Me gusta

  2. Ester permalink
    febrero 10, 2014 5:39 pm

    Me encanto tu historia !! Baruj Hashem que encontraste a tiempo La Verdad !!
    Sin duda que ningun Dalai Lama, iba a darte lo que tu neshama necesitaba.
    Solamente lo lograste apegandote a Hashem y cumpliendo sus mitzvot.
    Te felicito.

    Me gusta

    • febrero 11, 2014 5:05 pm

      Si, Ester, es increíble como, si estamos atentos, Hashem va marcando el camino.
      Un abrazo!

      Me gusta

  3. LEAH BENDAHAN permalink
    febrero 10, 2014 5:44 pm

    QUERIDA CARO,ME EMOCIONE MUCHO,AL RECORDAR AQUEL DIA ME ACUERDO PERFECTAMENTE ,EN LA MESA HABIA VARIOS SOLTEROS Y LES DIJE MUY SERIAMENTE ,”COMO LA DEJEIS ESCAPAR ,OS MATO” Y ESTA CLARO QUE ALGUIEN ME HIZO CASO.Y AQUI SEGUIMOS GRACIAS A HASHEM CON LA MESA LLENA DE GENTE DE TODAS PARTES Y TE ASEGURO QUE ES MI PLACER ,LO QUE ME DA ALEGRIA E ILUSION DE SEGUIR CADA DIA ,POR MAS PROBLEMAS QUE TENGAMOS ,POR MAS CRISIS O LO QUE SEA ,LLEGA SHABAT Y TODO SE DESVANECE ,ME INUNDA LA ALEGRIA Y UNA PAZ ,QUE ES LO QUE REALMENTE ME ALIMENTA,LOS INVITADOS SE SIENTEN AGRADECIDOS ,PIENSAN QUE TRABAJE MUCHO ETC… Y NO SE PUEDEN IMAGINAR DE CUANTO BIEN RECIBIMOS NOSOTROS DE TODOS ELLOS.LEAH

    Me gusta

    • febrero 11, 2014 5:08 pm

      Leah, me emocione mucho al leerte. Ya sabes lo importantes que son ustedes para nosotros y nuestra historia. Lo tuyo es el verdadero Jesed, con la mision clarisima y la alegria que Hashem pide. Asi como cambio mi vida, con el carino y la dedicación de ustedes ha cambiado la vida de todos los que pasaron por su casa. Que tengan mucha satisfacción de sus hijos y puedan cumplir sus sueos pronto. Te quiero mucho.

      Me gusta

  4. Yeni permalink
    febrero 11, 2014 2:01 am

    Me encanto!!!! No dejan de inspirarme las historias de teshuba y las de encuentros. BRAVO POR COMPARTIR LAS DOS

    Me gusta

  5. febrero 11, 2014 1:20 pm

    De la polémica a la anécdota inspiradora. Me encanta el ritmo de este blog.

    Me gusta

  6. ithiel permalink
    febrero 11, 2014 6:21 pm

    Ahhhhh el bendito shabath…….¿qué haríamos sin él?. Se abre ese pedacito de los shamayim y es más que suficiente para nosotros.
    Sip…….. la respuesta está en la bendita Toráh.
    Oye Caro, ¿cómo va tu arreglo musical ?.

    Me gusta

    • febrero 13, 2014 2:23 am

      🙂
      Mi arreglo musical esta listo por ahí. Solo falta que yo me lo encuentre…

      Me gusta

  7. febrero 12, 2014 1:05 am

    Maravillosa historia, como aquella del soñante que supo que un tesoro lo aguardaba en algún lugar, emprendio un larguísimo viaje, y descubrió que el tesoro se hallaba… justo debajo de su propia casa!
    Gracias, la he compartido!

    Me gusta

    • febrero 13, 2014 2:27 am

      Precioso Sara. Mi hermano siempre me decía que yo me la pasaba buscando algo por el mundo y no me daba cuenta que lo que buscaba estaba en el jardín de mi casa!
      Entendí todo, pero… quiero mi casa con jardín! 🙂
      un abrazo!

      Me gusta

  8. febrero 12, 2014 8:44 pm

    mientras leìa tu historia, imaginariamente escuchaba tu preciosa voz cantando…..”TODO LO QUE FUÌ….”tu canciòn. Y esa maleta…y las fotos….y el puente….ahh!.y vos y ella, y la otra y yo, todas todas cruzando ese puente,Caro…..
    ahí està …..la sigo escuchando.Vos tambien la escuchas!te quiero mucho amiga!
    siempre estàs cerca del corazòn.

    Me gusta

    • febrero 13, 2014 2:35 am

      Todo lo que fuí
      son dos fotografías viejas
      días en blanco y negro
      Todo lo dejé
      tan solo llevo una maleta
      y un par de cosas raras
      hoy es el futuro
      no lo llevo escrito en la mano
      voy a abrir mi pecho
      sin saber si llega el verano
      Todo lo que sé
      quisiera poder olvidarlo
      desaprenderme el cuento
      voy a renacer de cada una de mis tardes
      lágrimas cenicientas
      Lejos de mi mente
      lejos de mi vida de antes
      si es que te das cuenta
      de lo que se trata
      Adelante!
      Todo lo que dí,
      de nada pido algo a cambio
      ni que me den las gracias
      voy a arrancar mis pieles suaves de princesa
      para que sangre barro
      lejos de mi mente
      lejos de mi vida de antes
      si es que te das cuenta
      de lo que se trata
      Adelante!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: