Skip to content

Cerrando (e) tapas.

diciembre 24, 2013
by

Tengo una costumbre un poco rara y bastante cuestionada por mis cercanos. Este hábito me acompaña desde que soy pequeña y siempre me ha traído problemas de convivencia. En la actualidad me genera conflictos con mi esposo pero por mas que me ha llamado la atención es algo que esta tan arraigado en mi que me resulta muy difícil cambiar.

Mi problema es cerrar las tapas, las puertas, las roscas, etc. Tengo una resistencia natural a cualquier cosa que requiera oclusión o sello. Por ejemplo, nunca cierro bien la tapa de la pasta dentífrica, ni la tapa de ningún frasco, ni las puertas de las alacenas, ni la puerta de entrada a la casa, ni la tapa del inodoro, ni la del champú.

Esta costumbre esta basada en la aversión al esfuerzo que me requiere la reapertura de cualquiera de estos sistemas. Cuando mi esposo le prepara la mamadera a mi hijo la cierra de tal manera, con tanta fuerza, con saña, que cuando tengo que abrirla para lavarla, me frustro. Lo mismo me sucede con la tapa de la botella  del agua mineral que para colmo es rugosa y abrirla me lastima la yema de los dedos. La pasta de dientes lo mismo, ¿para qué cerrarla con fuerza si pronto voy a abrirla nuevamente?.

Algunas veces las consecuencias pueden ser graves como por ejemplo no cerrar la puerta del congelador o la heladera, o alguna ventana antes de irnos de vacaciones. Mi esposo es capaz de perder veinte minutos verificando que no haya quedado nada abierto antes de salir de casa. A mi, todo ese lapso de tiempo me parece tiempo perdido. Incluso si después compruebo que tenia razón, no es algo que yo misma haría por motus propio. Cuando voy a salir por un tiempo corto, dejo la puerta abierta, ¿para qué molestarme en cerrarla si pronto voy a tener que abrirla?.

No se si lo mío es un derivado de la pereza o una resistencia a clausurar, cerrar o finalizar etapas. Es lo mismo que aquellas personas que tienen muchas ventanas abiertas en la pantalla de la computadora. A veces pueden pasar meses con una solapa que no van a cerrar por si acaso en algún momento quisieran leer esa página. Solo una drástica falta de batería deja limpia la cuenta de un borrón.

¿Cual es el costo de esta manía? tarros de vidrio rotos con su contenido desparramado por todas partes, filtraciones de líquidos, golpes en la cabeza, aventuras desagradables de niños curiosos, peligro de robo, inundaciones, perdida de frío o de calor, derroche, accidentes, discusiones.

A pesar de todas estas incomodidades y posibles consecuencias, me es muy difícil desarraigarme de mi vicio de tapadora lábil.

Puedo rastrear esta conducta hacia los fondos de mis intenciones ocultas, hasta el mismo inconsciente, y palabras como “dejar las puertas abiertas”, “dificultad para cerrar ciclos o concluir procesos”, “necesidad de dejar huella”, “llamar la atención”. Todas ellas son posibles y hasta me suenan reales, pero cuánta es la rigidez y la resistencia al cambio.

Quizás hago feliz a los envases, los dejo respirar un poco. ¿Solo yo creo que cuando no los vemos, los objetos, los electrodomésticos o las cosas tienen movimiento y hasta conversaciones entre si?. Me cuesta creer que permanecen inertes, quietos, sin modificarse mientras no las observamos.

Es algo que me protege de otras cosas, un rasgo de mi conducta que no quiero cambiar, después de todo, tampoco es tan grave. Yo no fumo, no bebo alcohol, no me como las uñas, no veo televisión, solamente me cuesta cerrar las tapas.

12 comentarios leave one →
  1. LEAH BENDAHAN permalink
    diciembre 25, 2013 12:36 pm

    PRIMERO DE TODO QUE ALEGRIA TENERTE DE NUEVO,YA SE QUE HA SIDO POR UN BUEN MOTIVO PERO IGUALMENTE TE ECHABA DE MENOS,NO SABIA YO DE ESTA FACETA TUYA CON LOS TAPONES Y ME CONSTA QUE ERES UNA MUJER VIRTUOSA ,PERO YA QUE TE TRAE TANTAS CONSECUENCIAS DESASTROSAS ,IGUAL VALE LA PENA ESFORZARSE POR MEJORARLA ,NO SE DIGO YO! IGUALMENTE TE QUIERO Y TE DESEO TODO LO MEJOR

    Me gusta

    • diciembre 30, 2013 6:47 pm

      Gracias que por darme esta calurosa bienvenida!! El post ha sido curativo, desde que lo escribi y comparti mi problema no he hecho mas que mejorar. ayer cerre una alacena, y me costo. Pero la cerre. 🙂
      Te deseo un gran viaje!! Te quiero mucho

      Me gusta

  2. coty permalink
    diciembre 25, 2013 1:01 pm

    respecto a lo ultimo….yo tb a veces me excuso en todas las cosas q no soy o no hago para justificarme y pensar “no es tan grave, tampoco esta tan mal”… y es cierto, somos imperfectos, pero cuando lo pienso, me doy cuenta q simplemente no es el rasante que hakadosh baruj hu quiere de nosotros, tan basico. el quiere mucho mas porque somos realmente capaces de serlo. y es asi que como buenas bat melej que somos, ante todo debemos refexionar: si es algo que nos cuesta, esta claro que nuestro tafkid es superar esa dificultad…. quizas piensas que dejas respirar al envase al no taparlo, pero en otra vida otro envase se ahogo de tanto aire y ahora necesita su tapa!
    o quizas, lo que nos cuentas es para que podamos desarrollar la mida de terminar lo empezado… persigo a mis hijos con esto, despues de haber escuchado un shiur de jinuj, y como el jinuj es tb para nosotros, me obligo a que, aunq me encanta (o no me queda mas remedio) hacer mil cosas a la vez, parar y decir “espera, termina todo esto que empezaste, cuando acabes, sigue con otra cosa nueva”. y eso tb es cerrrar las tapas…. de las ollas mientras cocinas para shabat claro.
    besos a todas

    Me gusta

    • diciembre 31, 2013 8:33 am

      Coty! Es verdad que siempre se puede mas…y a quien no le pasa lo de no terminar las cosas? Es que la demanda es a veces tan grande que uno quiere cumplir con todo y no se puede, quizas menos pero bien hecho y cerrado que mas y todo a medias…lo del envase que traes me toco el corazon, sera?? 🙂
      Enviado desde mi BlackBerry de Personal (http://www.personal.com.ar/)

      Me gusta

  3. Laura permalink
    diciembre 25, 2013 1:13 pm

    Muy interesante lo que escribiste…para pensar..Como hay cosas que va pasando el tiempo y cuesta cambiarlas aunque uno sabe que es por el bien de uno y el entorno. La resistencia al cambio que todos tenemos no me deja de sorprender. que hashem nos regale fuerzas extras para cambiar las pequeñas grandes cosas.
    gracias por regalarnos reflexiones

    Me gusta

    • diciembre 30, 2013 6:50 pm

      Que lindo que escribas Lau!!! Es cierto lo que decis, creo que tomar conciencia es el primer paso, reirse es el segundo!! Ya voy mejorando…
      Gracias por tu aporte. Carinos!!

      Me gusta

  4. vane permalink
    diciembre 26, 2013 2:00 am

    Caro,
    Me senti en parte identificada con vos! Vos contas que no cerras las tapas porque no vale la pena hacerlo si total en poco tiempo lo vas a volver a usar dicho producto, no? Bueno a mi me pasa con.. Guardar!tengo el living lleno de cosas a la vista para tenerlas a mano y la consecuencia directa principal es el desorden.no puedo coon eso! Intento mejorar por el bien de todos los integrantes de la casa pero me cuesta horrores.. Nunca me puse a reflexionar al respecto hasta ahora.
    Tendre que volver a hacer terapiaa??!!
    Besos a todas!

    Me gusta

    • diciembre 30, 2013 3:03 am

      Que bueno no estar sola!!
      Me parece muy sano tu “desorden” ojala pudieramos relajarnos mas con la casa…mejor salud mental que museo!
      Pero claro, por el bien de los demas siempre hay que tratar de negociar con la negacion al cambio!
      Un besito

      Me gusta

  5. Vivi permalink
    diciembre 29, 2013 3:16 am

    Caro
    Me hiciste reir muchisimo !!! tengo o mejor dicho tenia ( ya casi que le estoy ganando a esta dificultad) este mismo habito de no cerrar y no tapar lo que abria y realmente me trajo muchos lios en mi vida, llego un momento en que todos me controlaban todo…. porque ni el auto cerraba,
    Me costo pero lo estoy logrando tengo algunos tips para acordarme de cerrar lo que abro.
    Y pensar que creia que era la uncia que le pasaba jaja!!
    Como dice Laura es muy fuerte la resistencia al cambio, pensando que estamos bien en una pseudo zona de confort pero cuando logramos transitar por espacios nuevos y vemos que lo logramos ..y podemos ver que el cambio nos beneficia.
    Besos

    Me gusta

  6. fanny permalink
    diciembre 31, 2013 5:34 pm

    En lo personal cierro frascos puertas alacenas taper. Uso mucho film y foil aluminio. Necesito ese orden externo….Lo que me lleva tiempo es cerrar las heridas abiertas que permito me provoque la gente que pense me querian y luego me traicionan y estafan. Esas e-tapas sin cerrar aun duelen y no tengo fuerza suficiente para cerrarlas y no dejar que lo interno se infecte..

    Me gusta

    • diciembre 31, 2013 6:25 pm

      Me consta tu nivel de prolijidad para cerrar los envases y para todo en general, asi llevas tu casa, tu hermosa imagen, y asi cuidas a los tuyos. Asi tambien tenemos que saber que hay cosas fuera de nuestro control, y que Hashem las pone en nuestro camino para que aprendamos algo. Tambien Hashem nos da fuerzas para soportar los dolores y se pone a nuestro lado en esos momentos. Todo lo que te propones lo logras, asi que cerrar e-tapas para abrir nuevos envases con exquisitas fragancias seria una gran prueba superada.

      Me gusta

  7. Cristina permalink
    marzo 1, 2017 7:52 pm

    Ese es mi problema también, quisiera alguen me dijera porque pasa y como se combate por favor

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: