Skip to content

Día 16. Maldito sucesso.

agosto 22, 2013

 “No creas lo que los tontos de las naciones y los menos educados dicen, que Ha Kadosh Baruj Hu decreta desde el principio si una persona será recta o malvada. No es así.”

Rambam hiljot teshuvá 5:2.

No lo vi venir. Después de todo, desde hace quince días tengo guardado otro alfajor en la alacena, pero ese alfajor no era sucesso y este si. Me lo regalaron ayer y tuvo una vida más corta que una mariposa. Así como a un alcohólico en recuperación no se le debe ofrecer alcohol, a los alfajohólicos no se les debería regalar sucessos.

la prueba del delito

la prueba del delito

Para mí un tropezón no es caída, es derrumbe. Como dice el midrash: un alfajor lleva a otro alfajor. Así que después de comerme el sucesso también me comí el de la alacena. Ya que estamos, la hagamos, me dije, queleceunmanchmsaltigre.

Cuando me desbarranco, me desbarranco. Especialmente con la comida. Son días en los que debería hacer hamotzí a la mañana y bircat hamazon a la noche ya que me paso el día comiendo. Una galletita por aquí, un chocolatito por allá.

Me gusta hacer las cosas bien. Así que cuando las hago mal, las hago bien mal. Y ese descarrilamiento físico, me lleva al emocional y el emocional al espiritual.

Primero me pongo de mal humor por no poder controlarme. Cuando mi hija tira la leche al piso, exploto y lloro por la leche derramada. Y después grito. Muchas onomatopeyas.  Y después me siento culpable y empiezo a tener pensamientos negativos. Ya hacia el final del declive me pregunto ¿con esa boquita decís minjá?

¿Cómo llegué desde un alfajor a no poder querer hacer tefilá? Por desatenta. Por bajar la guardia y dejar que el monstruo autodestructivo se instale. Desde ahí todo es cuesta abajo. Como en un tobogán de la plaza, me dejo caer.  Sólo que no estoy jugando. Y acá las escaleras son altas.

No es coincidencia que la marca del alfajor que me comí signifique éxito. Hay una relación entre el éxito -pongo la palabra entre comillas- y quedarse dormida en los laureles. Cuando todo va sobre ruedas es más fácil meter un palo en las ídem.

Desde hace quince días venía comiendo sano, haciendo minjá -solo perdí minjá el erev shabat pasado-,  dándo tzedaká de buena gana -con los pocos recolectores que vienen, cada vez que llega uno hago una fiesta-, haciendo ejercicio regularmente y preocupándome por mi emuná, eschuchando shiurim y leyendo libros. Puede ser que me haya dado unas  palmaditas en el hombro. Puede ser, no lo niego. El tema es ¿me la creí? ¿no me olvidé de algo en el camino?

Sara Yosef en su libro It´s All in Your Mind nos advierte que hay que agradecerle a Hashem por cada “suceso” que tengamos. Dice que debemos recitar mizmor le todá (salmo 100) después de cada experiencia exitosa.

41qJerYDIqL._SY300_

Así que ahora a  empezar de nuevo. Recordando desde donde vienen las cosas. Y empiezo ahora. No mañana, no en un rato. ¿Qué podría hacer ya mismo para subir un peldaño en la escalera? Con esta boquita decir mizmor le todá.

11 comentarios leave one →
  1. toxina permalink
    agosto 22, 2013 6:30 pm

    Bueno….ahora tenes que decir mizmor le.toda por el sucesso 😉

    Me gusta

  2. Amalia permalink
    agosto 22, 2013 7:56 pm

    ¡ Chapeau !

    Me gusta

  3. sonita permalink
    agosto 22, 2013 8:52 pm

    10!

    Me gusta

  4. agosto 22, 2013 10:32 pm

    para alquilar balcones!
    brllante.

    Me gusta

  5. Romi w permalink
    agosto 22, 2013 11:55 pm

    Judi… Lejos… El mejor post! Me encanta leerte diariamente!!! Muchas gracias!!

    Me gusta

  6. agosto 23, 2013 1:16 am

    “Con esa boquita decis minja” quedo para la posteridad, jajajajajaja
    El sucesso es el havanna que hizo teshuva, no lo olvides, tiene zejut!

    Me gusta

  7. agosto 23, 2013 1:20 am

    Post data: yo hoy me comi dos de los chiquititos que vienen en un paquete. Brindemos por eso! Lejaim tovim ulalfajor!

    Me gusta

  8. shuly permalink
    agosto 23, 2013 12:22 pm

    buenisimo como siempre

    Me gusta

  9. LEAH BENDAHAN permalink
    agosto 25, 2013 6:28 am

    ASI ES JUDI NO SE PUEDE DORMIR EN LOS LAURELES, MI ABUELO ME DECIA ,QUE NO HAY QUE RECREARSE EN EL EXITO ,POR QUE TE EMBORRACHA Y CONTINUAR ,SIEMPRE CONTINUAR ,DE TODAS MANERAS ,POR FAVOR NO TE FUSTIGUES ,DE ESA MANERA ,HACER UN ESFUERZO GRANDE REQUIERE DE ALGUN RETROCESO PARA SEGUIR AVANZANDO, YO TE ADMIRO MUCHO Y NOS INFUNDES A MUCHAS ,OPTIMISMO QUE EN ESTOS DIAS ES CARO Y DIFICIL DE ENCONTRAS.ADELANTE ,QUE TU LO VALES.LEAH

    Me gusta

  10. ithiel permalink
    agosto 26, 2013 3:44 pm

    Sip Judi! Tropiezas….a lo mejor te caes…te levantas, te sacudes y a seguir caminando amiga.

    Me gusta

  11. carina milewich permalink
    agosto 27, 2013 12:41 am

    judi me distes ganas de comerme un suceso y no tengo en la heladera mañana bli neder me compro uno besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: