Skip to content

Día 4. ¿Buscando a Nemo? No, el guefilte fish.

agosto 9, 2013

5.31 a.m: Abro los ojos de golpe. ¡El guefilte fish! ¡¿dónde está?! Ayer lo dejé cocinando, me fui y desde que llegué a casa no lo volví a ver. Me olvidé de sacarlo del horno. A ver, hago cuentas… se terminó de cocinar a eso de las ocho. Son nueve horas afuera de la heladera. ¿Qué hago? Quizá no se puso mal, quizá se pueda comer.

Hace poco escuché cuál es la diferencia entre alguien iahsar (recto) y alguien tzadik. El iashar encuentra dinero perdido e inmediatamente lo devuelve. El tzadik duda, hace conjeturas acerca de su obligación de devolverlo, se va a dormir y al día siguiente lo devuelve.

5.32 a.m: Me levanto y tiro el guefilte fish a la basura. Iashar.

10.35 a.m: Salgo a hacer las compras para shabat. Voy al centro comercial de mi barrio. Sé que hay dos personas pidiendo tzedaká en la zona. A una le doy siempre, a la otra no le doy nunca. A quien le doy es una señora que se sienta en una silla de plástico cerca del negocio de ropa. A quien no le doy es un hombre que se ubica cerca de la florería. Mi trabajo de hoy va a ser darle también a ese hombre, que no me resulta agradable y -debo reconocer- también me asusta un poco.

10.47 a.m: Allí está, todo despatarrado por el piso. Al acercarme veo que tiene una bolsa de “Shai Meilim”, el negocio en el que compré una falda la semana pasada. Lo siento como el reproche que Moshé le hace a Am Israel sin nombrarle la averá:

-¿Se acuerdan lo que pasó en Refidim? -le dijo Moshé al pueblo.

A mí esa bolsa me está diciendo

-¿Te acordás cuánto gastaste en la falda?

-Si, doscientos shekels.

Le tiro al hombre un shekel desde lejos, como si estuviese tirándole galletitas a los monos del zoológico y me voy casi corriendo. El partido va falda 200 – tzedaká 1.

11.23 a.m: Lista para volver a casa cargada con un millón y medio de bolsas, me doy cuenta de que no le di a la señora de la silla de plástico. Retrocedo buscándola y saco la billetera.  Quiero darle cinco shekels, pero veo que sólo tengo monedas de diez. Estoy a punto de desisitir pero recuerdo mi compromiso de dar o dar, sin excepción. Voy a sacar la moneda de diez y por detrás aparece una de cinco. ¿Está permitido ahora darle la de cinco aun cuando mi cabaná era darle la de diez? No sé. Un posek halajá por acá, por favor.

11.24 a.m: Le doy la de diez y por cinco shekels salgo de safek.

12.00 a.m: Llevo cuatro días intentando no ponerme nerviosa, restando importancia a lo material, comiendo sano, haciendo ejercicio físico. Se siente el esfuerzo por mejorar, estoy cansada. También estoy contenta. Igual así como ayer dije que me olvidé de agregar desafíos, hoy podría decir que lo único que tendría que hacer -y alcanzaría para todo el resto- es reforzar mi emuná. Justamente hoy abrí el correo y vi que una amiga me había mandado un mail con un video “para reforzar la emuná”. Muy sutil. Pero erev shabat. Todavía tengo que hacer el guefilte fish.

Por ahora me conformo aumentando mi emuná con un pequeño detalle del día a día del mundo de Torá: Los viernes, en mi barrio, quienes hacen las compras (y le regalan flores a la esposa) son los hombres.

compras1

Dedicado a todas las feministas.

Shabat shalom a todos. Gracias por acompañarme y alentarme.

Nos volvemos a ver beesrat Hashem el domingo.

4 comentarios leave one →
  1. ithiel permalink
    agosto 9, 2013 6:01 pm

    Shabath shalom por allá Judi!!
    Aquí aún tengo tiempo para concluir mis labores antes del encendido.
    Oye, todá rabá por instruirme. Yo no sabía la gran diferencia que hay entre un iasher y un tzadik, aunque no lo creas, no es broma. Ahora aspiro beezrat Hashem a ser lo primero. Me encantaron las fotos!!!!! Por aquí también se ven los varones con sus flores y bolsas de las compras del shabath ( bueno, por supuesto que no hay tantos como allá y en el lugar en donde ahora vivo menos). ¿Ya ves que no me da pena mostrar mi gran ignorancia?Vergüenza me daría quedarme con ella. Tu diario me ha motivado amiga. Todá rabá!!

    Me gusta

  2. Andre permalink
    agosto 9, 2013 6:56 pm

    Judi, quiero que sepas que aunque no comento, leo todos tus posts y espero cada día el post para reirme y pensar, me da fuerzas y me pone en perspectiva. Fue fuertisimo el post de ayer, no tiene desperdicio, te banco a muerte con el post diario y no comento mas porque para darte una idea yo tambien con la cantidad de cosas para hacer tambien me estoy pareciendo a Frida Kahlo
    Shabat shalom!!! Besos

    Me gusta

  3. Andre permalink
    agosto 9, 2013 6:57 pm

    y ahora acabo de darme cuenta de que puse 100000000 veces la palabra post

    Me gusta

  4. carina milewich permalink
    agosto 15, 2013 2:33 am

    muy bueno este el diario judi
    cari milewich

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: