Skip to content

Peor es nada (reflexiones de Tishá B’Av)

julio 15, 2013

Son las cuatro de la mañana. Erev Tishá B’Av. Me despierto y sé que no voy a poder volver a dormir. Salgo de la cama rápido, antes de quedar atrapada en el ensueño. No quiero pensar en nada. Estos días tengo ganas de esconderme detrás de una puerta a esperar en cuclillas a que todo pase. Que pase el ayuno, el duelo y la tristeza. Que vuelva la música. La ropa lavada. No tengo ganas de sufrir. Tishá B’Av me es ajeno. Ellos, que han destruido el templo, tendrán que reconstruirlo. Yo, argentina. No tengo que ver con nada. Por supuesto le explico a mis hijos que cada mitzvá bla bla una nueva piedra bla bla bla. Pero mi vida. No tengo ganas de llorar. Y mucho menos por lo sucedido hace casi dos mil años.

Y para colmo Kamsa y Bar Kamsa. Si hasta parece un cuento para niños: había una vez un señor que fue humillado y se volvió muy, muy malo y quiso vengarse de su pueblo. Y colorín colorado. Allá lejos y hace tiempo, los culpables del destierro. Esta madrugada en Jerusalem, una insomne bostezando.

Digo un señor que se volvió muy malo y recuerdo un artículo que leí hace un tiempo, en el que el rab Grylak reflexionaba acerca de lo sucedido en un crucero que quedó detenido en medio del océano. Cuatro mil personas sin agua ni alimentos. Cinco días de miedo. La nota destaca el comentario de uno de los protagonistas, quien describió cómo esa situación extrema convirtió a mitad de los involucrados en héroes, y a la otra mitad en animales.

Un señor se volvió muy malo ¿y nosotros en quién nos convertimos cuando Hashem nos pone a prueba? El dolor nos transforma de distinta manera a cada uno: te puede convertir en un tirano, que abusa del poder y disfruta de la venganza. Te puede convertir en un aprovechador de las desgracias ajenas, que disimuladamente intenta sacar la mejor tajada. O te puede convertir en rabbi Zacharia ben Avkolus, a quien el talmud señala como el culpable definitivo del jurbán.

Lo interesante es que rabbi Zacharia ben Avkolus no hizo nada. No hizo nada, repito. Y a esa nada le debemos la destrucción. Esa nada de no hacer lo que se podría haber hecho. Él podría haber decidido presentar el korbán que envío el Cesar, podría haber decidido condenar a Bar Kamsa, pero no lo hizo. Tuvo miedo y así fuimos destruidos.

El miedo que paraliza, nuestro enemigo. El miedo a equivocarnos, nuestro enemigo. El “por las dudas yo no hago nada” nos destruye. Eso, y el horrible pensamiento que mi felicidad es más importante que la del resto.

Es muy fácil imaginarse que nunca seríamos como Bar Kamsa, que podríamos superar nuestras ofensas y no convertirnos en acusadores. Pero eso no lo sabremos hasta no ser humillados en una fiesta. ¿En qué bando hubiésemos estado en ese barco inmovilizado? sólo lo podríamos descubrir en el medio del océano.

¿En quién nos convertimos cuando Hashem nos pone a prueba? Enfrentémonos al sufrimiento de reconocer qué parte de la culpa es nuestra. Pensemos qué haríamos si no tuviésemos miedo. Y después hagamos algo para no seguir viviendo entre las ruinas. Pensar y hacer. Sin miedo. Recuerden, peor es nada.

21 comentarios leave one →
  1. julio 15, 2013 8:25 am

    EX-CE-LEN-TE y punto.

    Me gusta

  2. Me encanta estar perdida en el Paraiso! permalink
    julio 15, 2013 8:48 am

    ahhhhhh se me pusieron los pelos de gallina! (pelos de punta + piel de gallina). cuantas veces me pongo a pensar que ese “no hacer nada” tiene tanta ganancia negativa, x ejemplo, echarle la culpa al otro, y eso. pero hay veces q tb el no hacer nada es la mejor decision. Q H’ nos de la sabiduria para reconocer que hacer en cada situacion…

    me super emociono el post y me dejo pensando….gracias amiga!! nos vemos en el Beit HaMikdash manana, 9 am esta bien?

    Me gusta

    • julio 15, 2013 11:10 am

      Amen!
      Beesrat Hashem mañana nos vemos, pero si me retraso es porque me quedé poniendo un lavado de ropa antes de correr a ver el Beit Hamikdash reconstruido.

      Me gusta

  3. carina milewich permalink
    julio 15, 2013 9:43 am

    muy bueno aveces es bueno no meterse tanto o no hacer nada
    cari milewich

    Me gusta

    • julio 15, 2013 11:13 am

      Es verdad, hay que saber elegir lo mejor. Igual yo prefiero equivocarme actuando y no siendo pasiva.

      Me gusta

  4. julio 15, 2013 10:52 am

    una vaca o cordero puede usar mi mismo rav-kav?

    Me gusta

  5. julio 15, 2013 1:20 pm

    Como dice Ale Ex ce len te.Gracias.

    Me gusta

  6. Vicky S. permalink
    julio 15, 2013 2:18 pm

    Sin duda, Tisha ve av es un día que me enfrenta a mi propio jurban, que no es mas que una parte del gran jurban del Am Israel. Me pregunto una y otra vez, como siempre para esta época, que haré cuando termine el ayuno. Donde quiero estar parada cuando termine le día. Estaré realmente haciendo algo para decir” Que no tengamos mas Tisha ve Av en duelo? o seguiré revolotenado entre mis pensamientos buscando cosas afuera para apalear mis propias ruinas???

    Me gusta

  7. julio 15, 2013 3:06 pm

    Excelente y desastrozo! El unico antídoto contra la destrucción es la construcción.
    Sin dudas el peor enemigo es ese instante de duda, el safek, que después permanece, y se eterniza.
    Nos vemos en el kotel amigas!! Sin duda!! Las quiero.

    Me gusta

  8. ruth shira permalink
    julio 15, 2013 3:07 pm

    Gracias!, si es por mi, podes seguir despertandote a la madrugada y regalandonos estos post. Ni que hablar en momentos como este, vortices en el tiempo, que nos enfrentan cara a cara con las preguntas mas punzantes.
    Y al fin y al cabo todo empieza por casa no?, el no hacer nada, el miedo, la falta de relacion Creo que tu reflexion y el dia que nos espera por delante es un buen momento para sincerarnos : que hacemos por nosotros mismos??..que hacemos por estar mas integros, que hacemos por nuestras relaciones??
    Yo me deseo y les deseo que no nos atrape el ietzer de la tristeza que desanima, porque con eso no vamos a ninguna lado, sino que nos apeguemos a Rabi Akiva, a esa “trazo” de Rabi Akiva que tenemos dentro, que en definitiva no es sino el “punto intacto”…alli donde veamos ruinas…tierra arada, alli sepamos que es la tierra firme para que se revele el 3er Templo, la gran conexion.
    “el mundo fue creado para mi, para ti, para cada uno” es asumir que tengo la responsabilidad primera de cambiar mi propio mundo, y ese es el granito de arena que cada uno puede aportar.
    La redencion esta en la puerta.
    Las abrazo.

    Me gusta

  9. ithiel permalink
    julio 15, 2013 5:06 pm

    Jummm….El miedo. Pues yo prefiero tener miedo a Hashem hoy, para que el día de mañana no me reclame que por miedo no cumplí alguna mitzvah por el miedo al qué dirán o por cualquier otra excusa y pretexto.
    No sé si parecerá una locura Judi, pero hasta este día de gran duelo y tristeza “me alegro de poder vivirlo” y ser parte de Am Yisrael….por supuesto que en éste día no río, lloro la parte que me corresponde de esa destrucción.

    Me gusta

  10. LEAH BENDAHAN permalink
    julio 15, 2013 5:32 pm

    JUDI,QUE INCREIBLE YO TAMBIEN ME PASO LAS TRES SEMANAS CASI DE PUNTILLAS ESPERANDO A QUE PASEN Y NO PASE NADA ,PERO ESTA CLARO QUE HAY QUE MOJARSE AUN A RIESGO DE EQUIVOCARSE,PERO ES TAN DIFICIL!!! CASI PREFIERO LO DEL AMOR GRATUITO PARA CONTRARESTAR EL ODIO GRATUITO ,SERA QUE ME RESULTA MAS FACIL, EL CASO ES HACER ALGO.GRACIAS POR DESPERTAR NUESTRA CONCIENCIA,LEAH

    Me gusta

  11. julio 15, 2013 6:12 pm

    Vale alma hermosa, que se esconde en cuclillas no hasta que todo pase , sino por verguenza a que la vean.No se esconde tras de la puerta sino detras de Judi.
    Me emociona siempre redescubrirte.En tu nube de yo argentina, con tu sol sensible y apasionado,me encanta volver a verte escondida en cuclillas detras de la Judi.

    Yo tambien me hago la que no te veo, ya que si supieras que te veo saldrias corriendo a otro escondite…..

    Me gusta

    • julio 19, 2013 1:41 pm

      ¡Aclaremos que sos una vieja amiga que acaba descubrir el blog! Ya recibí tres mails preguntándome quién es mi admiradora anónima 😀

      Me gusta

  12. Romina permalink
    julio 16, 2013 2:42 am

    Excelente!!

    Me gusta

  13. Miriam bruckman permalink
    julio 16, 2013 2:01 pm

    Excelente post, y lo escribiste de un tirón a la madrugada!
    Tengo que trabajar en ahabat jinam, y ustedes me ayudan.
    Mashiaj ya!

    Me gusta

  14. Andre permalink
    julio 17, 2013 2:46 am

    Chicas, pasé todo el día aletargada… esperando que suene el shofar… ya tenia la ropa preparada, para que no me agarre el moshiaj con la pollera arrugada. Y sin entender nada, nomas esperando… lo desperdicié digamos…. y ahora que terminó, y estan todos durmiendo, la panza llena,y la cabeza un poco más en su lugar, pienso, cuánto nos falta, cuánta falta de amor, respeto, cuanto lashon ha ra (quién vio el video de ese tema?? excelente)
    Estos días los pasé, como uds dicen, en puntitas de pie… rogando que no pase nada…
    pero tengo un bilbul en la cabeza que no me permite pensar claramente, concentrarme en el objetivo, ponerme a trabajar.
    Por lo menos sé algunas de mis fallas… así que si no lo logro estos dias de vacaciones invernales, espero que dentro de poco llegue jodesh elul y ese miedito que nos hace doler la panza, ahí sí , voy a saltar como canguro
    Todas tenemos miedos, yo creo que el peor es el miedo a sufrir, el miedo al dolor, a mi me revuelve el estómago ese miedo…
    Bueno no se, sigo medio voleada, ya ves Judi que este comment me salio cualquier cosa
    Pero me encantó tu post y estuvo buenisimo que hayas seleccionado entradas anteriores para volver a leer. Me divertí muchisimo releyendo el post de las polleras negras, pienso en él todas las mañanas, creeme
    Besote!!

    Me gusta

  15. johanna permalink
    julio 17, 2013 11:17 am

    el post…la verdad lo tuve que leer 3 veces, no se si es dificil o lo lei estando pasada de cansancio, pero al final lo entendi, b”h!! (seguramente la segunda opcion)
    El nisaion vs. el miedo….lo pashut, en unos dias comienza elul, y otra ves nos ataca el …”el miedo”, como dijo andre un nudo el estomago….
    bs”d podamos conseguir reemplazar el miedo por “luz” y por “coneccion con hashem” y llegar a una “teshuva sincera y verdadera”. y lo mismo para cada nisaion en la vida…que nos invada “la LUZ INTERNA y la TEFILA” en vez de ese yetzer ara disfrazado en MIEDO
    los comentarios me encantaron, cada una aporta algo nuevo para aprender…por su puesto despues del pie inicial de judi con sus post excelentes. R-no se quien sos pero sos una poeta!!!,
    buenas vacaciones para todas- de invierno y verano-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: