Skip to content

Dime con quién andas

junio 26, 2013
by
“Separarse de la especie por algo superior, no es soberbia, es amor”
Gustavo Cerati
 

A los ocho años, mi amiga Mariana me sentó en el rellano de la escalera y me informó que no seguiría siendo mi amiga a menos que yo aprendiese a decir malas palabras. Por mucho que yo quería su amistad, sólo me animé a la punta del obelisco y la república Argentina, agravios que no alcanzaron para que me aceptasen en su “club de los bocas sucias” que se reunía en secreto en la terraza del edificio.

Por esa misma época, mi primo dejó de hablarme durante una semana por avisarle a mis padres -distraídos en una charla de sobremesa- que era hora de apagar la tele porque había terminado el horario de protección al menor. Desde ese día me exigí quedarme frente a la pantalla –con un sentimiento de culpa tremendo- aún después de que la permanencia de los niños frente al televisor quedase bajo la responsabilidad de los señores padres.

Siempre sentí una fascinación incomprensible por quienes no siguen las reglas y he pasado gran parte de mi vida intentado desprenderme de la etiqueta de “nena buena” que me persigue. En la escuela, por ejemplo, siendo la preferida de todas las maestras, yo miraba con envidia a las revoltosas que pasaban horas en dirección y se reían a espaldas de la directora. Yo una vez llegué tarde y lloré frente a todo el colegio mientras izaban la bandera.

A medida que fui creciendo me di cuenta de que si quería pertenecer a esos grupos, a falta de méritos propios, tendría que aplaudir las insolencias ajenas. Así terminé riéndome frente al robo de un chocolate en un kiosco, o siendo coartada para las madres de mis amigas. Lentamente me fui convirtiendo en la amiga sensata de los desatinados. Para mantener mi derecho a pertenencia, yo cometía pequeñas travesuras, como incluir una frase descolocada en la mitad de una monografía o ratearme de la hora de biología, que más que ocultar, exhibían mi naturaleza ingenua, pero que por lo menos me garantizaban ser invitada a sus fiestas.

Todo eso cambió con la teshuvá. De golpe, hacer lo correcto era lo propicio. Ya no recibía invitaciones a salidas que implicaban cierta tolerancia a la cerveza sino llamados para completar un libro de tehilim. El mundo se dio vuelta y la admiración dejó de ser inversamente proporcional al largo de la pollera. Al principio (muy al principio) me alegré porque pensé que mi trabajo sería simplemente dejarme ser y expresar todo el bien que había en mí. Pero me equivocaba. Los años de malas compañías tuvieron una influencia inevitable. Sin darme cuenta me había convertido en una rebelde sin causa. El laissez faire se había apoderado de mí.

De esto me di cuenta hace unos días, mientras observaba a mis amigas hacer minjá en el bosque. Caía el sol y ellas estaban  tan entregadas a su tefilá que me conmovieron. Yo apenas llego a hacer shajarit apurada porque “hay que empezar el día”. En ese atardecer me asombré y agradecí estar rodeada por gente que llegó a otro nivel y tuve esperanzas de que así como un día mis compañeras me ayudaron a colarme en el recital de Laurie Anderson sin pagar, mis amigas me colasen en su conexión a pesar de no merecerla.

Tanto lo quise que al final lo logré. Hoy humildemente puedo decir que soy lo peorcito entre mis amigas. Y estoy feliz de que así sea. Soy cola de león entre gente extraordinaria. Intentaré que me contagien un poco. Si las malas compañías tuvieron una influencia tan impresionante, espero que las buenas también.

10 comentarios leave one →
  1. Elizabeth permalink
    junio 26, 2013 3:08 pm

    Judi,
    debes ser mas chica que yo porque en mi epoca aun era bueno ser buena y no rebelde.
    B”H que hicimos teshuva, y no hablo por nosotras, que igual pensandolo bien, no se en que hubiesemos terminado, pero B”H que hicimos el click. Hablo por nuestro hijos que la generacion que les toca y les tocara vivir la rebeldia llego a lo impensable e imposible.Hoy la mala palabra paso a ser parte del vocabulario diario, o sea que se transformo en buena, y asi las otras miles de transgresiones que no voy a nombrar.
    Miremos a los ejemplos que son la gente que nos rodea, primero nuestros esposos que al incorporar Tora a su vida desde adentro nos permiten ser mejores, luego a nuestros hijos que con Tora siempre son mejores que sus progenitores y nos arrastran con ellos a ser mejores, y por ultimo pero no menos importante los Rabanim, morim, etc y señoras esposas que mostrandonos su vida nos muestran el ejemplo a seguir.
    Pongamos como objetivo elevarnos y la neshama hara las veces de globo inflado dentro nuestro. Dejemos que Bore Olam desde nuestro interior nos ayude, pongamos el cuerpo a su servicio y lo lograremos! Y busquemos buenas compañias para que cuando digan “Mira con quien anda! y sepan quienes somos….
    Gracias amigas por el post.

    Me gusta

    • junio 26, 2013 5:33 pm

      Elizabeth, no sé si será generacional, creo que en todas las épocas, entre los jóvenes, portarse mal tuvo buena prensa. Eso sí, como vos decís, van avanzando los desvíos…
      Muy lindo lo del globo inflado, me lo quedo.

      Me gusta

  2. Leila permalink
    junio 26, 2013 4:59 pm

    Te quiero Judi!!! el poder de unas palabras desde el otro lado del mundo. En general, pienso que no entendemos nada. Que no hay un aquí, y no hay un allá. Creo que no hay nada de nada. Más que Bore Olam. Me alegra la nostalgia que se enciende cuando leo tus mensajes, y la inmediata alegría que se desprende cuando observo el escenario alrededor, después de saber que aquí o allá estamos todas en el mismo lugar.
    Yo personalmente no te siento cola de león. Pero es que quizá yo, con mi pequeñez, no soy más que los pelitos asomados desde el rincón de la cola movediza. Yo ni me enteré que existe el león..
    Probablemente mi comentario no tiene nada que ver con lo expuesto. Es sólo una expresión emocional. Para acompañar el te quiero que, si no, se sentía muy abandonado.

    Me gusta

    • junio 26, 2013 5:37 pm

      Leilaaaa ¡yo también te quiero! El poder de las palabras que nos conectan a pesar de no conocernos personalmente…
      (qué paradoja que el “te quiero” se sentía abandonado)

      Me gusta

  3. Gegi permalink
    junio 26, 2013 7:05 pm

    Jamuda!

    Me gusta

  4. Johanna permalink
    junio 26, 2013 10:54 pm

    SI najon amiga, son 2 mundos tan diferentes, !!!
    Si me habre copiado y macheteado en el colegio o rateado de alguna clase…,, me sentia tan bien en hacerlo,…me acuerdo de chiquita cuando iba a dormir de una amiga, la mejor parte era antes de dormir cuando deciamos a quien no nos bancavamos de la clase, confesabamos secretos que nos habia confiado otra amiga, y para el final era infaltable contar “de quien gustas”?….La verdad era super divertido hablar mal de los otros companieros………Y AHORA ES RE ABURRIDO JUDI!!!

    hablando en serio…nunca hay que compararse con ninguna otra neshama, a cada uno Hashem le puso puntos que le cuestan mas para los que vinimos a trabajar, y puntos que no nos cuestan.menos . Lo importante es ver y valorar nuestros puntos buenos’ y trabajar en los que nos cuestan. Cada uno con su avance personal, despacio pero en ascenso (y a veces descensos) , sin comparaciones. Solo Hashem sabe en que nivel esta cada neshama y es muy diferente a lo que vemos nosotras.

    Judi…estoy segura que para Hashem vos tenes una neshama muy especial y elevada, que logro reconocer el “camino correcto y verdadero” eligiendo una vida sacrificada en Eretz Israel solo para hacer su RATZON, criando hijos con AMOR y TEMOR a HASHEM y alegria AL CUMPLIR LAS MITZVOT….yo no encuentro donde esta aca la cola del leon????

    B”H estas rodeada de otras neshamot increibles como la tuya , que entre todas seguro hacen mucho ruido en el shamaim y le dan muchas satisfacciones a nuestro papi

    Te quiero
    pd- quien es Lauri anderson? Judi sos re vieja

    Me gusta

  5. ithiel permalink
    junio 27, 2013 12:14 am

    Ahhh no Judi! Con la misma humildad que lo escribiste, yo también te digo que si me consideras una de tus amigas, te corresponde otra parte del león…..hoy la cola es para mí.

    Me gusta

  6. leah bendahan permalink
    junio 27, 2013 1:13 pm

    JUDI,ULTIMAMENTE ME TENGO QUE LEER TUS POST MAS DE UNA VEZ ,O YO ESTOY ESPESA O TU TE ESTAS PONIENDO MUY INTERESANTE,SIEMPRE ME ENCANTO EL REFRANERO ESPAÑOL ,AUNQUE HAY ALGUNO POCO ACERTADO , COMO EL DE “PIENSA MAL Y ACERTARAS” EL RESTO POR LO GENERAL ES MUY APROVECHABLE,Y ESTE ES UN EJEMPLO DE ELLO ,CUANDO ALGUIEN TE DICE DE UNA AMISTAD,NO IMPORTA ,EN REALIDAD ES MUY BUENA PERSONA ,SI QUE IMPORTA TODO, LO BUENO Y LO MALO SE PEGA, PARA BIEN Y PARA MAL ,Y DESPUES DE QUE UNO PONE TANTO EMPEÑO Y CUIDADO ,EN LO QUE COME ,EN LO QUE DICE ETC… SI UNO SE QUIERE UN POQUITO HA DE CUIDAR CON QUIEN ANDA ,ES UNA PENA NO HABER SABIDO ESTO,CUANDO TENIA 15 ,SI NO OTRO GALLO NOS CANTARA. LEAH

    Me gusta

  7. karina permalink
    junio 27, 2013 9:29 pm

    sos una idola!!! me encanto!!

    Me gusta

  8. junio 28, 2013 4:06 pm

    bh nuestros hijos no ven tanto lo que pasa afuera les dijo yo que tengo una hija adorecente (son rebeldes sanas con muchas buenas companias)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: