Skip to content

Y feliz domingo para todos!

abril 29, 2013

Queridas Caro y Judi:

Se me ocurren un montón de cosas para decirles acerca de por qué no les escribí en este último tiempo, pero ninguna es lo suficientemente interesante que valga la pena. No me parece muy exótico contarles que una parte de mi me haya vuelto loca pidiéndome que escriba algo que sirva para inspirar a alguien, mientras yo hacía unos esfuerzos tremendos por llegar a la noche aunque sea con la cena lista.  Tampoco hablarles de esa otra parte que me pedía en cada jag que escriba, que por favor rescate algo, mientras me susurraba en los oídos: vamos, leé algo de aish, escuchá algún shiur, algo que te de alguna idea! Pantalla partida de esto: yo a las dos de la mañana cambiando la cocina de pesaj dándome una idea pero del estado en me iba a levantar al otro día. Y mano a mano venía la que quería que repita algo al estilo sra Nélida y diga alguna cosa para que se descostillen de la risa. Pero ni yo sabía cómo me pude hacer alguna vez la graciosa.

El otro día vinieron al colegio Dani ch. y Leo k. a dar una charla acerca de cómo se hace un libro. En un momento hablaron de que uno mismo es un libro y que desde ahí, desde lo que a uno le sucede, es un buen comienzo para escribir.

Y si bien mi vida pasa de la telenovela al drama existencial, del libro de magia al cuento de la bruja, voy a tomar ese comentario como una excusa.

Si soy un libro y puedo contar a partir de lo que es mi vivencia, entonces mis temas en estos días podrían ser: primero y principal el de los límites, los propios y los que debo impartir y tal vez aquí resida mi gran titular y mi vida pasa a ser un gran libro de autoayuda del tipo como aprender a decir que no y esas cosas.

Otro tema podría ser que me estoy yendo a Tecnópolis, pero hace dos años hablé del trencito de la felicidad y se ve que me gusta repetir las pruebas. Aquí tengo mi segunda gran obra en la que escribiría las pruebas que no supero y que obviamente se repiten año a año en el mejor de los casos y momento a momento la mayoría de las veces. Aquí dudo entre un libro de superación personal y otro de stand up contando de manera looser y graciosa obvio, acerca de cómo piso el mismo palito y me río de mi misma (aunque ¿de qué me río?!) .

Y un clásico de clásicos podría ser narrar lo que sucede en mi casa el domingo a la mañana previo arranque del programa de los domingos en familia. Para sólo imaginarse mi estado sepan que mi marido el otro día me dijo que lo mejor que me puede pasar a mi es vivir en Israel que no existen los domingos. Claro, dije yo, evitás la depresión del domingo! ¿Qué depresión?, me preguntó. Me deprimí. Me acordé de que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte, aunque en mi mundo ideal a estos opuestos yo me los imagino como la isla de las amazonas de la mujer maravilla versus el planeta de los simios. Si ya se, no puedo decir esto en un blog religioso.

Y aquí el editor me diría, por qué no te explayas un poco más en lo del domingo a la mañana. Y yo me quedaría pensando, qué más tengo para decir si para las mujeres con decir la palabra domingo lo digo todo. Si estuviese en el programa feliz domingo ya hubiese perdido porque repetí domingo como ocho veces.

11 comentarios leave one →
  1. abril 29, 2013 3:24 pm

    muy bueno y feliz domingo para todos
    carina milewich

    Me gusta

  2. coty permalink
    abril 29, 2013 7:07 pm

    Me encanta! Soy super partidaria de los NO-domingos. Me parece un dia tan “perdido”. Si decides recoger algo de las ruinas de shabat, corres el riesgo de salir muy tarde de la casa con el aumento exponencial de la probabilidad q los ninos siguen destrozando cualquier sitio q arrreglas y mas! Y al final del domingo la casa esta igual o peor y uno efectivamente, deprimida!
    Salir temprano a pasear en mi casa hace tiempo es una meta inalcanzable porque luchar contra la voluntad de 4 chiquitos y la falta de horario estricto de colegio, hace q la hora de salida se dilate mas alla de la mañana, media mañana…. Almuerzo (para q salir si ya para las horas q son comemos y salimos)….. Postalmuerzo (y como nos descuidemos se hace hora de minja y tampoco salimos!). En fin, todo el dia para salir con suerte 1 hora y apurado para volver a minja de mi marido. Y ahí envidio un poco a las mamas de solo varones de jeder, q sus niños son “despachados” a las 7.30am hasta la 1 q salen de clase….y yo q amo la rutina, se puede tener asi un dia mas o menos normal.
    Gracias andi! Aunq ahora q vivo en venezuela q hay mas vacaciones y dias festivos q ningun sitio sumando a los lutos nacionales por chavez y los pre y post elecciones…. Llevo tantos “domingos” acumulados q tendria que irme a israel otros 3 años a ver si equilibro de vuelta. Besos

    Me gusta

    • mayo 1, 2013 9:31 pm

      Coty, genial tu descripción del perfecto domingo :D! Pero igual quiero decirte que en la Argentina te ganamos con los feriados!!

      Me gusta

    • Caro permalink
      mayo 2, 2013 12:08 am

      Que alivio Coty, qué alivio saber que no soy la única que se pone loca por no poder salir temprano de casa!! Cómo cuestan los translados!! siempre uno se olvida algo, o hay que esperar que mi marido revise las ventanas, la llave de gas, es como que la casa te chupa y una quiere salir corriendo!!
      Besos!!

      Me gusta

  3. leah bendahan permalink
    abril 29, 2013 7:23 pm

    querida andi,primero de todo que te eche de menos ,asi que me imagino que tienes buenas razones para este silencio que ya rompiste ,y me alegro por ello ,aqui en madrid yo los domingos ,directamente soy el chofer de la familia me paso el dia repartiendo y recogiendo gente ,asi que te puedes imaginar el plan y por supuesto con una depresion total, lo de irse a israel y no tener domingos me parece lo mejor ,total para lo que sirven. leah

    Me gusta

    • mayo 1, 2013 9:33 pm

      Hola Leah! Gracias por tus palabras, está bueno sentirse acompañada también en los silencios.
      Y tengo una propuesta: Y si nos encontramos el domingo todas en lo de Judi?

      Me gusta

  4. abril 30, 2013 12:07 pm

    Uno de los factores que me ayudaron a tomar la decisión de hacer aliá fue saber que shabat era mil veces mejor en Israel, por lo que me aseguraba una mejora de 1/7 de mi vida. Cuando llegué me di cuenta de que no tener domingos también era genial ¡no más angustia dominguera! Se lo recomiendo a todas 😀

    Me gusta

    • mayo 1, 2013 9:36 pm

      Lo sabía! En algún momento tenía la duda de si alguien que ya no tenía domingos los extrañaba con melancolía, pero reconfirmamos la teoría: el único contento era Sofovich y el Silvio Soldán.
      Ay! el post se tendría que haber llamado el cofre de la felicidad!

      Me gusta

      • Caro permalink
        mayo 2, 2013 12:02 am

        Los Domingos no tienen brajá, siempre lo sentí, será por estar fuera de Israel. Yo los quitaría directamente. El problema de abolir los domingos es qué hacer con el hueco, agregamos un lunes? peor remedio que enfermedad, dos sábados sería demasiado, yo agregaría un jueves, si están todas de acuerdo. 🙂

        Me gusta

  5. Andre permalink
    abril 30, 2013 1:06 pm

    Andi, totalmente de acuerdo, no quiero que me obliguen a divertirme, quiero hacer mis cosas, la gente no entiende, qué es lo que más me divierte? tener terminada mi checklist.
    Así que, nadie me haga planes interminables, paseos lejanos, para eso estan los mil feriados argentinos.
    No se si lo notaron pero tengo una onda tremenda, me encanta la aventura jajajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: