Skip to content

What’s up?

abril 16, 2013

Lo peor que te puede hacer una hermana es acorralarte en la cocina y preguntarte si no te das cuenta de lo que está pasando. Lo que está pasando podría ser que la última semana cenamos café con leche y tostadas o que desde hace unos días mamá ordena los placares y tira a la basura enormes bolsas de residuos negras. Lo que está pasando no importa ahora, lo interesante es que mi hermana se da cuenta de algo que yo no.

Ese recuerdo me hace pensar en las maneras de equivocarse. La más fácil es por desviación, la más compleja, por omisión. Es difícil distinguirlas porque en un punto se parecen. ¿Qué es lo que diferencia un desvío de un descuido? Digamos que cuando uno está muy concentrado en el presente, es más factible desviarse, hacer lo que a uno se le da la gana y no preveer las consecuencias de los actos. En cambio, cuando uno sólo se concentra en el futuro, lo más común es omitir las señales que ayudan a interpretar la realidad.

En mi vida, por supuesto, yo me equivoco de todas las maneras posibles, pero si tengo que reconocer una tendencia, las veces que he fallado al interpretar las señales es muy superior al de dejarme llevar por mis impulsos. Una prueba irrefutable es mi manera de perder al sudoku: jamás mis errores han sido por arriesgarme a encuadrar un número sin la seguridad de que sea el correspondiente a esa casilla y sin embargo he arruinado decenas de juegos por haber repetido un número al no haberlo visto en otro cuadro.

Esto me lleva nuevamente a que lo peor que te puede hacer una hermana es acorralarte en la cocina y con una sola pregunta sacarte el velo enceguecedor de golpe. En esos casos se produce un efecto interesante: tan solo una palabra o un gesto bastan para que todo lo que había permanecido oculto se haga evidente en un mismo instante. Esa tarde, por ejemplo, no hizo falta que mi hermana dijese una palabra más para que yo entendiese que mi familia se estaba desintegrando. Todos las señales que habían pasado desapercibidas tomaron forma concreta y se me presentaron claras como el agua, haciéndome sentir una tonta por no haberme dado cuenta de que mis padres se estaban divorciando.

Desde aquella vez, muchísimas otras veces he vuelto a ver caer la escenografía. Supongo que ustedes también saben el dolor que causa descubrir que lo que se consideraba madera era solo cartón pintado. Y no es que lamento no darme cuenta  de ciertas cosas por la ridícula idea de que se puede cambiar lo inevitable, sino porque creo que el dolor gradual es más soportable que el repentino.

Yo prefiero no llevarme ninguna sorpresa. No quiero ninguna revelación final ni un giro inesperado. Sospecho que la realidad nos está engañando y sin embargo no logramos descubrir sus trucos de mago.  Lo único que me queda es  preguntarles si ustedes se dan cuenta de lo que está pasando.

11 comentarios leave one →
  1. Me encanta estar perdida en el Paraiso! permalink
    abril 16, 2013 12:51 pm

    BUENISIISISIISMO!!! yo me siento re identificada. es mas, leo tu post y te escucho por telefono diciendome: ay aialita! no te das cuenta que en realidad….y todo el resto es inevitable. vos lo podes ver, y yo no. o no quize…o no quiero. hoy hablabamos de eso: uno realmente no ve, o no quiere/puede ver? yo sigo pensando que inconcientemente uno elige no ver, ya sea porque es muy doloroso o dificil, o no nos conviene. y sabes que mas se me ocurrio despues de cortar la comunicacion? BH que no vemos ciertas cosas!! eso nos permite seguir disfrutando de momentos con alma de ninio, con la misma sorpresa y anhelo, entregandonos al momento, confiando, nadando con la marea….

    Me gusta

  2. Judith permalink
    abril 16, 2013 4:09 pm

    Me encanto el articulo… me parece que en la visión de las cosas tiene mucho que ver cual es el punto de vista del observador. A mi me parece que vivir la vida no es lo mismo que observarla. a veces nos tenemos que correr y mirar desde otro lugar. Es como cuando uno mira las obras de arte. Si te acercas, ves los detalles, si te alejas, ves todo el paisaje… pero si estas adentro del cuadro, si sos un personaje del cuadro… si “estas pintada” no te das cuenta de nada… espero se entienda lo que salio espontáneamente al leer tu articulo!

    Me gusta

    • abril 17, 2013 12:35 pm

      Me encantó la alegoría… ahora entiendo eso de “estar pintada” 😀

      Me gusta

    • abril 18, 2013 12:23 am

      BUENISIMO, Judith. Impresionante la analogía impresionista 😉
      Creo que lo interesante es poder entrar y salir del cuadro…

      Me gusta

  3. ithiel permalink
    abril 16, 2013 4:18 pm

    ¿Ves porqué las extraño tanto Judi? Esa es una realidad que B”H hoy puedo ver. Y así muchas más que como la que nos compartiste en este excelente post, tuve que ver y fueron dolorosas pero a la postre necesarias para valorar todo lo bueno que está a mi alcance. Yo te pregunto querida amiga ¿qué será más doloroso, ver que tu familia se desintegra o ver que en realidad nunca estuvo integrada?. De cualquier forma B”H a mí me ha servido para ver lo que quería y quiero para mí y mi familia. Después de todo esa es una realidad que al igual que tú B”H hoy puedo ver.

    Me gusta

    • abril 17, 2013 12:37 pm

      Todo dolor sirve para algo ¿no? me hiciste recordar del libro de Victor Frankl “El hombre en busca de sentido”

      Me gusta

  4. Andre permalink
    abril 16, 2013 4:20 pm

    Ay Judi, se me llenaron los ojos de lágrimas…
    Yo soy negadora, me pasaría la vida cenando café con leche. Aunque inevitablemente en algún momento la realidad me pisa los talones, y me hago la sorprendida: “cómooooooo, pero….. ay noooo!!”
    Seguro que vemos lo que queremos ver, me pasa lo mismo en el sudoku.
    Besos

    Me gusta

    • abril 17, 2013 12:38 pm

      Andre, mirá que sos de lágrima fácil, eh 😀
      ¡en el sudoku yo quiero ver todo!

      Me gusta

    • abril 18, 2013 12:29 am

      JAJAJA Andre, agrégale una medialuna, por lo menos serás una negadora pipona 😀

      Me gusta

  5. abril 17, 2013 1:30 am

    judy a mi en algun momento de la vida la realidad toco mi puerta sin aviso previo cari milewich

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: