Skip to content

Un mundo de sensaciones

enero 30, 2013

Espero que algún científico esté investigando la manera de borrar, de una vez y para siempre, los sentimientos. Quiero que se descubra una píldora que permita vivir sin emociones. Eso me interesa más que la invención del chocolate no calórico. Más que un robot shikse. En serio. La idea de los sentimientos parece romántica, pero la realidad es que las emociones no sirven para nada.

Los hombres sensibles dirán: ¿qué haríamos sin el amor? sin la alegría. Seríamos mejores, les contesto. Haríamos lo que tenemos que hacer sin detenernos a causa del ¿sabés cómo me siento? Seré una refutadora de leyendas, pero estoy convencida de que cuando las emociones se interponen, todo se complica.

Pongamos ejemplos. Imaginemos que en un mundo sin sentimientos, un día cualquiera subo a un taxi y veo que el conductor manda mensajes de texto mientras vamos por la avenida:

-Por favor –le pido en tono parve- no uses el teléfono mientras manejas.

-Perdón –se disculpa sin involucrarse emocionalmente, y se concentra en el camino.

Ahora veamos lo que pasa en nuestro mundo de sensaciones: Subo al taxi y me dejo invadir por la indignación y el enojo frente a su imprudencia, por lo que el tono de voz no suena muy amable cuando le hablo. Palabras que a su vez son escuchadas tras el filtro de sus propias emociones:

-No sos mi madre para decirme lo que tengo que hacer –contesta culposo y a la defensiva, reviviendo vaya uno a saber qué escena de su niñez.

– No uses el teléfono mientras yo estoy en el taxi –le repito invadida por el miedo a terminar estrellada en la avenida.

– Bajate acá si no te gusta –me amenaza controlado por su enojo.

Ya ven, los sentimientos son un obstáculo. Confunden, desvían. Están sobreestimados. Si estoy emocionada el día de la fiesta de mi hijo, al final la excitación no me deja cruzar dos palabras coherentes con nadie y para colmo las fotos me salen movidas. El día que salgo de shopping, me compro una camisa turquesa cuando estoy alegre y entusiasmada, lo que me lleva a pensar que me queda divina, pero cuando llego a casa me doy cuenta de que en verdad es horrible.

Les digo, las emociones nos hacen tomar decisiones equivocadas. ¿A dónde me lleva sentirme aburrida? a la heladera. ¿A dónde sentirme defraudada? A una pelea. Qué fácil sería mi vida sin sentir lo que siento. Sin ese puñadito de emociones que me dominan y me arruinan el día. Cómo me gustaría no angustiarme si sentadas frente a un café mis amigas hacen planes de los que no me participan. Qué lindo sería no enojarme si mi marido se olvida nuestro aniversario. O no frustrarme si mi hijo se saca malas notas. Después de todo ¿qué importa cómo me siento? No cambia nada.

Mis héroes son aquellos que se han liberado de la cárcel emocional. Que viajan livianos, sin equipaje. Los admiro por haber podido salirse del medio, porque lo que siento, no importa.  Los que no se hacen drama y pueden decir “la comedia e finita”.

31 comentarios leave one →
  1. hay alita permalink
    enero 30, 2013 4:38 pm

    Mmmm….estas bien amiga? Es el post con mas sentimiento q hayas escrito alguna vez. Q ironico no?

    Me gusta

  2. Elizabeth permalink
    enero 30, 2013 5:20 pm

    Querida amiga Judi,
    que pasa, parece que andamos un poco de capas caidas, que pasa el sol no salio por alli?
    Arriba ese animo y a sentir que eso es vida, la vida sin sentimientos no existe, son nuestro ietzer, son la sangre que corre por nuestras venas. No te deprimas que para eso estoy yo. Esta semana por querer hacerme la gran deportista me desgarre en la escuelita de tenis para adultas, cuando le conte al tzadik de mi hijo, me pregunto si la cancha estaba apartada o si me veian desde afuera y ahi nomas me creo un sentimiento de culpa que ni te cuento, a mi marido se le quedo el coche y 6 horas tardo en venir la grua y encima en un mes cumplo redondito y muchos…
    Te mando un abrazo lleno de cariño.

    Me gusta

    • enero 31, 2013 1:16 pm

      Elizabeth, hola! La verdad es que no sé por qué se lee en el post que estoy deprimida, pero quedate tranquila, nada que ver.
      Muchas veces hablo en primera persona como un recurso, y elijo contar cosas que me parece que nos pueden haber pasado a muchas de nosotras o ¿qué marido no se olvidó alguna vez de un aniversario? 😀

      Me gusta

  3. Miriam Bruckman permalink
    enero 30, 2013 8:36 pm

    Hola Judi!!

    Genial! Como siempre. Me gusta creerme que no tengo corazón. Soy una intelectual,que más. La verdad es que cuando no dejo lugar a los sentimientos siento una gran superación.
    Te acordas del Dr. Spock de la serie Viaje a las estrellas? El venía del planeta Vulcano, un lugar de gente logica.
    Descubrí que es muy peligroso andar por la vida sin sentimientos.
    En el curso de manejo, el instructor pregunto si se multaria a un conductor por atropellar a una viejecita que cruzaba en rojo. Adivinarás mi respuesta, claro que el conductor es inocente!! Para qué, todos en el curso me querían linchar y dude que me dieran la licencia.
    No hay vuelta. Supongo que los sentimientos son un error genético.
    Mis amigas dicen que no me creen ni un poquito y que me quiern igual, menos mal.
    Además, los sentimientos están atados a las hormonas como sí fueran pocos los dolores de cabeza.
    Te mando un gran beso desde lo más profundo de mi corazon, si es que lo encuentro,
    Miriam.

    Me gusta

  4. mica laufer permalink
    enero 30, 2013 9:17 pm

    hola judi, ahora que somos vecinas, me atrevo a contestar…
    nunca me habia dado cuenta, q una sola palabra es lo que nos separa de los grandes tzadikim. una de las cosas que mas me sorprendio del sped de la rabanit oppenheimer, fue cuando el rab dijo:, que en su casa no habia altibajos, sino que se hacia lo que se tenia que hacer, en el momento que se tenia que hacer.
    por otro lado sin sentimientos, como sentiriamos arrepentimiento, como sentiriamos el dolor del otro o el apego a otra persona.?, creo que con un buen trabajo de midot, se llega al equilibrio perfecto, claro es mas fácil tomar la pildora ; )

    Me gusta

    • enero 31, 2013 12:57 pm

      Mica, diste en el clavo. La idea de este post se empezó a generar cuando hace un tiempo una amiga me contó lo mismo que contás vos de la rabanit Oppenheimer…
      Te mando un beso, vecina

      Me gusta

    • enero 31, 2013 1:19 pm

      Mica, ayer a la noche estuve pensando en comentar justo lo que habló el Rab Oppenheimer, pensé exactamente lo mismo.

      Me gusta

  5. enero 30, 2013 11:15 pm

    Buenísimooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Hermoso
    Estoy emocionada! Oh Diosª! Lo dije! tengo culpa, me siento mal, frustrada, perdón,
    no soy digna de este post,
    aunque en realidad es culpa tuya, me enoja que hables tan directo, al final tengo que estar pensando y reflexionando en cosas que no quiero, me resiente,
    oh vaya! lo hice de nuevo, si en realidad escribís tan lindo…, me conmueve,
    no puedo parar, estoy aceleradísima, necesito poner un paño frío y pensar.
    Ommmmmmm. Me relajé, estoy serena, me siento tan bien así…
    ma si, yo te digo todo de corazón corazón, me entendés?
    Pensalo, vas a ver!

    Me gusta

  6. Vero permalink
    enero 31, 2013 7:07 am

    Judi
    Despues de tanto esfuerzo emocional llevado al papel, no quiero parecer simplista pero quiero decir que la insensibilidad es “un arma de doble filo”. Puedo ponerte infinitos ejemplos de la vida cotidianda que sin emociones nada tendria gracia ninguna.
    Viajar liviano es una construccion. Y quienes viajan “sin equipaje” no somos justo nosotras, las que leen este post.
    El tema de los sentimientos, lo dijiste vos: esta en sobreestimarlos.
    Ahora, con lo de robot shikse me abriste “un mundo de sensasiones”!!!

    Me gusta

    • enero 31, 2013 1:28 pm

      Ja ja, Vero, tenés razón, justo las “extrañas” no somos un buen ejemplo de viaje liviano 😀
      Estoy de acuerdo con lo que decís, pero permítanme algunas “licencias literarias” para acentuar la idea…

      Me gusta

  7. hay alita permalink
    enero 31, 2013 8:49 am

    que post tan controversial. es mas. creo q el tema es tan profundo y delicado que creo espasmos. a todos nos toca el tema de los sentimientos. igual, es sabido que una persona que no tiene conexion con sus sentimientos (es algo que sucede a veces) su diagnosticvo es: psicopata. se puede llegar a la total desconexion. y los resultados son interesantisimos. es como cuando hable una vez con mi supervisora, lo extranio que suena que un terapeuta tome pastillas antidepresivas.

    Me gusta

    • Vero permalink
      enero 31, 2013 9:47 am

      Interesting lo del psicopata Hay Alita!
      Lo de los terapeutas que toman antidepresivos solo confirma que “en casa de herrero cuchillo de palo” y “haz lo que digo y no lo que hago”. Ja!
      Justo despues de ver tu comment vi este video http://www.aishlatino.com/b/lcv/El-Costo-del-Placer.html?mobile=yes
      Esta relacionado con el tema en cuestion.

      Me gusta

      • hay huevo? permalink
        enero 31, 2013 5:22 pm

        jajjaja en casa de herrero…si salado!!! ahi desp chekeo el post. bli neider vio?

        Me gusta

    • enero 31, 2013 1:33 pm

      Aialita, sabés que no estaba hablando de eso ¿no? 😀

      Me gusta

      • hay huevo? permalink
        enero 31, 2013 5:22 pm

        No JAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJ. ohhhhhhhhhhhh valeritaaaaaaaaaaaa……….sos un sentimientttttoooooooooooooo……no puedo paraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrr!!!

        Me gusta

  8. yanina permalink
    enero 31, 2013 11:43 am

    La semana pasada el rab de urqiza conto un mashal donde una pareja que estaba casada hace unos años, el marido tiene un acidente H´ishmor y que da en coma por muchos años. Para compensar la falta crean un robot identico al marido. Cuando la mujer pedia plata el robot le daba, cuando pedia que limpie el robot lo hacia y asi varias cosas, sin embargo la mujer no era feliz, faltaba algo, te imaginas que?
    Asi como los sentimientos a veces te juegan en contra porque una no los puede controlar, tambien te traen esa sensacion la primera vez que sostenes a tu bebe, cada avance de tus hijos, cada cosa que compartis con tu fpareja. Que seria de nuestra familia una mama que solo se manejara con logica? el amor, jesed, la histeria el enojo les demuestra a los nuestros que les importa. saludos

    Me gusta

    • Vero permalink
      enero 31, 2013 11:47 am

      Me encanto! Shkoiaj!

      Me gusta

    • enero 31, 2013 1:37 pm

      Yanina… se me ocurren por lo menos diez chistes con lo del marido-robot, pero lo voy a dejar pasar… no sea cosa que algún marido esté leyendo el blog 😀
      muy bueno lo tuyo, beso

      Me gusta

  9. ithiel permalink
    enero 31, 2013 6:28 pm

    Judi, me encantó!!!
    Hace un tiempo escuché una conferencia sobre las emociones. De las cosas que me quedaron gravadas son que cuando estemos enamorados, enojados, tristes o eufóricos no debemos tomar decisiones importantes porque lo mas seguro es que cometamos un grave error .
    Chicas, en un plática alguien contó la siguiente anécdota. Un jefe se encontraba en su oficina cuando escuchó el gran gemido de una mujer quien inmediatamente entró alterada diciendo: “Licenciado,licenciado mi mamá!…..su jefe le pidió que respirara profundo y luego de que lo hizo le volvió a hacer la misma petición sentándola en una silla. Entonces le preguntó lo que había ocurrido; y la mujer le dice que no sabía, que llamaron para decirle que algo “malo” le había pasado a su mamá. El jefe le pide que se calme, que llame a su mamá y le pregunte; así lo hace y cuando regresa le informa que su mamá conduciendo chocó contra unos arbolitos pero por fortuna se encontraba muy bien después del susto.
    La gracia es que no permitamos que las emociones tomen el control sobre nosotros y nos avasallen. ¿Quién decide enojarse, estar aburrido o preocuparse demás ?.

    Me gusta

    • febrero 1, 2013 9:06 am

      Ithiel, totalmente, no hay que tomar decisiones “en caliente”. Recuerdo un artículo (no me acuerdo bien el autor, pero podría ser Braverman, o Radcliffe, o la misma Lori en algún video) que decía que en contra de lo que aconsejan, eso de “no irse a dormir enojada con el marido”, muchas veces valía la pena irse a dormir con el enojo y al día siguiente, tranquila tener “la charla”.

      Me gusta

  10. Andre permalink
    enero 31, 2013 7:54 pm

    Presentando al robot marido:
    -Che te querés casar conmigo?
    -Bueno, dale, me caes bien.

    -Mi vida estoy embarazada
    -Ah, ok, qué hay de cenar?

    -El nene se tiró de la cuna, se hizo pomada
    -Ok sacale los barrotes

    Justo hoy leia un artículo sobre los sufrimientos, y lo que dice la Torá acerca de cómo sirven para expiar pecados, entre otras cosas. Muchas veces no lo sabemos pero sientiendo estas cosas feas llamadas verguenza, enojo, rabia, angustia nos estamos ganando un lugar en el olam ha ba.
    Y muchas otras veces la verdad es que a nadie le importa cómo nos sentimos, mientras hagamos lo que tenemos que hacer. Un profesor de piano que tenía me decía: nada personal. A nadie le interesa lo que sentís mientras tocas debussy, tenés que tocar lo que dice la partitura eso es lo que la gente va a aplaudir no tus lágrimas de emoción. Si una canción te emociona y por cantarla con tanto sentimiento vas a desafinar y olvidarte la letra, no sos un buen artista, sos un mamarracho.
    Ser dueña de tus sentimientos y usarlos en la medida justa. El resto es teatro ( muy conveniente para ablandar al robot marido)

    Me gusta

    • febrero 1, 2013 9:10 am

      Andre, me vienen provocando, me vienen provocando y yo tengo un límite para la resistencia, así que ahí voy: ¿Ese es el marido robot? no veo mucha diferencia…
      😀
      ¡¡shabat shalom!!
      un beso
      PD: (dueño de tus sentimientos podría ser un tema de Arjona ¿no?)

      Me gusta

      • Andre permalink
        febrero 3, 2013 6:22 pm

        cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia…!!!

        Me gusta

  11. febrero 11, 2013 4:40 pm

    A mi lo que me pasa con los sentimientos es que a veces el sentimiento no coincide con la situación, como cuando jugás a esos juegos de memoria de encontrar los pares y das vuelta una tarjetita con un dibujo de una sandía y otra con el dibujo de un hipopotamo… no pegan, entonces hay que darlas vueltas de nuevo y se pierde un turno.
    Más que nada me pasa cuando me encuentro en una determinada situación que me genera sentimientos que sé que no debería tener… en general con los sentimientos egoístas en situaciones que no me pertenecen… sentimientos que me frustran y no me dejan llevarme las tarjetitas para ganar el juego, o por lo menos, para no seguir perdiendo turnos… 🙂
    Te mando un besazo Judi.

    Me gusta

    • febrero 12, 2013 1:43 pm

      Emi, justo eso es lo que quería decir, que casi nunca se corresponden el sentimiento y la realidad. Andamos desesperadas, enojadas, felices o lo que sea… por nada
      ¡Un beso para vos!

      Me gusta

  12. carina milewich permalink
    febrero 13, 2013 12:54 am

    a todas mis amigas que tienen sentimientos mi sentimiento a ella es cada ves mas grande siempre estan en las buenas y en las malas gracias andy analia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: