Skip to content

Ruido blanco

septiembre 19, 2012
by

Leo en el “Ajdut” de la semana pasada: “Uno de los conceptos más de moda y distorsionados hoy en día, es el “Shalom”, la paz entre las personas […] La Mishná afirma: “Sobre tres pilares el mundo se mantiene: sobre la justicia, sobre la verdad y sobre el Shalom, la paz”. […] la Mishná eligió un orden específico; como si uno fuera consecuencia del otro. En este caso, el orden de los factores sí altera el producto […] la paz se convierte en todo lo contrario, ante la falta de justicia.

La mugre de Mur

Mur es el chico nuevo. La maestra nos cuenta que viaja desde el conurbano para llegar a la escuela. Dice “conurbano” porque Mur es pobre, sino diría “Gran Buenos Aires”. Sea como sea, este chico cruza todos los días la General Paz. Todavía no sabe que atravesar una avenida con ese nombre será simbólico. Al principio, Topo está contento, porque Mur es más petiso que él y pasa a ser el primero de la fila, pero después de unos días se aburre de mirarle la nuca mientras izan la bandera e inventa un juego: le toca el brazo a Mur, después toca al tercero de la fila y le dice: “te paso la mugre de Mur”. El tercero, que es Pablo Spena, no tarda en entender la propuesta. “Te paso la mugre de Mur” le dice a Ferral, tocándole el brazo. Ferral no escucha, o no entiende, y la cosa queda ahí hasta el recreo largo, cuando el Topo y Pablo se encargan de explicar el juego. Todo el grado empieza a pasarse la mugre de Mur: pasa de pupitre en pupitre cuando la maestra se da vuelta para escribir en el pizarrón, pasa por las gradas del coro en la hora de música y pasa cuando jugamos a la mancha. La idea le encanta a los de sexto que buscan a Mur para el toque primero, el que les habilitará no aburrirse en la clase de historia. Al poco tiempo la mugre de Mur es propiedad del colegio. Desde que cantamos “Aurora” formados en fila, la mugre de Mur empieza a pasar en zig zag por todos los grados. Alta en le cielo, te paso la mugre de Mur, el áureo rostro imita, te paso la mugre de Mur, que me ha dado Di-s, la mugre de Mur. Ayer Mariana me la pasó, me agarró la mano y dijo el conjuro entre carcajadas. Yo me quedé quieta, sin hacer nada. No pasé la mugre de Mur, me la quedé hasta que llegué a casa y me lavé las manos con mucho jabón. Estoy muy orgullosa de mí. Yo no juego a ese juego. Mur no termina el año, simplemente un día no viene más.

Pasa el tiempo, muchos años en los que me olvido de Mur pero sigo siendo observadora del mismo juego. Sigo sentada, sin decir una palabra frente a pequeñas injusticias, pequeños chistes, pequeñas mentiras. Sigo haciendo de cuenta que no pasa nada. Yo estoy afuera, no comparto ni el aire que respiro con los ofensores, me digo. Pero es mentira. No hacer nada es hacer mucho. Es asociarme con la falsedad. “No seguirás a la mayoría para hacer el mal” está escrito. Ese silencio también se paga. La postura tiene que se clara. Se tiene que notar. Supongo que a esta altura de la vida, Mur lo habrá superado. Yo podría dejar de lavarme las manos.
33 comentarios leave one →
  1. sonita permalink
    septiembre 19, 2012 8:40 am

    adir, pashut adir (no encuentro la palabra en castellano…)
    shana tova! veo que empezaste con todo!!

    Me gusta

    • septiembre 19, 2012 11:20 am

      ¡Shaná tová, Sonita! ¡Gracias por el halago! yo tampoco encuentro la palabra (¿sublime? ¿majestuoso?). Y “nos” deseo que empecemos con todo ¡¡¡y que sigamos así!!!

      Me gusta

      • sonita permalink
        septiembre 19, 2012 9:07 pm

        amén! atrevámonos a ser nosotros mismos, a ser nuestros valores, a ser nuestros ideales. Nos taparon demasiado la boca…

        Me gusta

  2. ale douer permalink
    septiembre 19, 2012 11:01 am

    Espectacular el no disfrutar del sufrimiento del otro, al contrArio sentir lo que le hace mal es pensar y actuar con intelogencia

    Buenisimo las felicito

    Me gusta

    • septiembre 19, 2012 11:27 am

      ¡Totalmente, Ale! Igual yo no creo que nadie disfrute del sufrimiento ajeno… simplemente es más fácil mirar para otro lado.

      Me gusta

  3. Ariana permalink
    septiembre 19, 2012 11:04 am

    Gracias por este regalo de Rosh Hashaná.
    Yo no me quedaba nunca callada, siempre estallaba y decía lo que pensaba … y terminaba estrellada contra todas las paredes. En mi casa me llamaban “la defensora de pobres y menores”. Pero ahora saber que tal vez había alguien tan especial como vos que pudo haberse quedado callado en esos mismos momentos, me reconforta. Para mí el aprendizaje fue saber cuándo cerrar la boca. Como me dijo una vez un Rab: Hay que aprender a ser torcido con los torcidos.
    besos

    Me gusta

    • septiembre 19, 2012 11:38 am

      Ja ja ja, Ari. ¡Claro que te veo defendiendo a los pobres y menores! Matim laj.
      Lo que yo estaba tratando de decir es que hay un malentendido en lo que es “shalom”. Quedarse callado, pasivo, es una manera de asociarse con los baalei majloket y eso no es perseguir ningún shalom.
      ¿Qué significa que hay que ser torcido con los torcidos? Ahora te llamo y me contás… 😀
      ,

      Me gusta

  4. kari permalink
    septiembre 19, 2012 1:03 pm

    ayyy pobre de nosotros callando las injusticias…pobre de nuestros hijos que aprenderan el mal ejemplo de nuestras lavadas de manos….aveces la arrogancia se potencia y es mas facil unirse a las filas de los “limpitos”, que defender al podre mur…al pobre Mur que llevamos dentro nuestro, al que queremos apartarlo, en vez de comprenderlo, aceptarlo y por ahi enseñarle cosas que no tuvo la oportunidad de aprender…!
    Shana tova para todas!!
    besos
    Kari

    Me gusta

    • septiembre 19, 2012 2:52 pm

      Kari: Llevaste el post para otro lado ¡mucho más profundo!
      Pobre Mur, en serio, ahora lo vamos a usar de metáfora 😀

      Me gusta

  5. septiembre 19, 2012 4:00 pm

    Brillante mi querida amiga y brillante Kari, me emocionaron.¨ al pobre mur que llevamos dentro nuestro¨, quedé llorando en el piso, pobre Mur!!

    Me gusta

    • septiembre 20, 2012 3:51 am

      Ja ja ja ja, te digo, Mur debe estar recibiendo un aluvión de energía positiva…

      Me gusta

  6. Judith permalink
    septiembre 19, 2012 4:16 pm

    Impresionante, espectacular!!! me gusta, me gusta! Shana tova a todas y gmar jatima tova

    Me gusta

  7. Ihitel permalink
    septiembre 19, 2012 6:20 pm

    Ufff! excelente para pensar!.Leyendo las selijot en la parte en la que rogamos a Hashem que nos devuelva el valor….creo que se necesita ser valiente para hacer actos de justicia sobre todo cuando tienes a tu alrededor la …no sé como llamarle…¿incómoda? situación de que te ven como “bicho raro”….pero B”H que nos vean diferente cuando nos animamos a hacer lo correcto. Esta shabath alguien me dijo que si nos callamos cuando estamos haciendo fila y vemos que alguien “se cuela” ( se pone adelante, en un lugar que no le corresponde) ese ya es un acto de injusticia si nos quedamos callados; me comentó que que por cosas tan cotidianas podríamos caer y encima de eso después nos preguntamos como dices en el inicio Judi: ¿Dónde está la shalom?.
    Shana tova ve Gmar jatima tova chicas!

    Me gusta

    • septiembre 20, 2012 4:04 am

      Ihitel: Yo creo que justamente el tema es saber cuándo callar y cuándo “hablar” (o actuar).
      Es sabido que una persona que es insultada (con palabras o con actos) y se mantiene en silencio recibe bendiciones enormes. El trabajo de midot incluye ignorar ofensas, sobreponerse a pequeños desaires. Esto en lo personal.
      Sin embargo, creo que muchas veces avalamos con el silencio situaciones que no nos involucran personalmente, simplemente por el miedo al rechazo, a ser “impopular” o a terminar del lado de los “perdedores”. Mejor no nos metemos, no sea cosa que después el juego termine siendo “te paso la mugre de Judi” 😀

      Me gusta

      • sonita permalink
        septiembre 20, 2012 7:54 pm

        asulunaa-aaala del color del cie-e-eloooooooooo!!!!!

        Me gusta

        • septiembre 21, 2012 5:26 am

          “a su lunala” del color del mar

          Me gusta

          • sonita permalink
            septiembre 21, 2012 5:50 am

            …y forma Estela al purpurado cueelloooooooooo….
            Como dice el refrán: el que calla, otorga.

            Me gusta

          • septiembre 21, 2012 5:52 am

            es “lavandera” de la patria mía

            Me gusta

  8. Ihitel permalink
    septiembre 19, 2012 8:53 pm

    Slijá….por la repetición de “callar”.

    Me gusta

    • septiembre 20, 2012 4:06 am

      Ja ja ja ja ja ja ja ja ja… antes de kipur nos ponemos detallistas con el tema del perdón. 😀 ¡perdonada!

      Me gusta

  9. Ihitel permalink
    septiembre 20, 2012 5:45 pm

    Ja,ja,ja,ja,ja,ja entonces como dice alguien por aquí, gracias por haber sido “slijada” (que quiere decir, perdonada).

    Me gusta

  10. Dalia permalink
    septiembre 21, 2012 1:16 am

    Me encantó Judi!!
    Shana tova be Jatima tova!!

    Me gusta

    • septiembre 21, 2012 5:30 am

      ¡Gracias Dalia! gmar jatimá tová, shabat shalom y feliz día de la primavera 😀

      Me gusta

  11. diana salem permalink
    septiembre 21, 2012 2:31 am

    La verdad es que esta bueniiiiisimo te felicito me encanto tan profundo tanta verdad expresada simplemente con tanta claridad tenes razon somos expectadores mudos
    y a la vez formamos parte de muchas injusticias .Es muy dificil salir de eso
    Tambien es muy interesante tu observacion sobre la palabra SHALOM
    Judi sos muy especial Gracias por tus notas hermosas .
    Siempre quiese contestarte pero nunca me anime hasta hoy . Jajjjajaja

    Shana tova u metuka

    Me gusta

    • septiembre 21, 2012 5:47 am

      ¡Hola Diana! Decís “espectadores mudos” y me hacés pensar en “el que calla otorga” y cuanta verdad hay en ese dicho.
      Igual, te confieso (aprovecho tu comentario para decirlo) que a esta altura me empezó a dar miedo que se entienda que estoy diciendo que hay que armar majloket para defender los valores… ¿cómo se hace para expresar una postura sin caer en lo mismo que se está rechazando? Seguiré pensando…
      Shaná tová u metuká y gracias por “animarte”

      Me gusta

  12. Denise permalink
    septiembre 23, 2012 1:55 am

    Judi, amiga, como siempre muy profundo y hermoso tu post.
    Shaná Tova Umetuká. Gmar jatimá Tová.
    Te quiero mucho,
    Denise

    Me gusta

    • septiembre 23, 2012 2:43 pm

      ¡¡Gracias Den!! ¡¡¡Gmar jatimá tová para vos y para tu familia!!!
      un beso enorme

      Me gusta

  13. Dalia permalink
    septiembre 23, 2012 10:32 pm

    Judi: el otro día ya comenté que el post me había gustado, pero hoy quise volver a leerlo porque me quedé pensando en que lo que planteás acá tiene un poco que ver con un cuento excelente que leí hace un tiempo y quiero recomendarte. Ulai lo conocés, se llama “The ones who walk away from omelas”. Te paso un link donde puede leerse en castellano: http://www.luisbeltran.com/archivos/2004/08/los_que_abandonan_omelas/
    Cuando tengas 5min leelo.
    Beso!

    Me gusta

    • septiembre 24, 2012 4:28 am

      Dalia ¿¿¿qué me hiciste??? Te digo: nudo en la garganta todo el día… ¡¡qué cuento!! no lo conocía (ni a la autora). Voy a buscarlo en inglés porque quiero leerlo en su versión original.

      Para quien no lo leyó todavía ¡atención spoiler!: Quiero ser la clase de persona que no se va de Omelas, sino que saca al chico. Aunque eso implique… uy… ya no estoy tan segura.

      Gracias por el cuento y me voy a intentar desatar el nudo en la garganta… desayunando.

      Me gusta

    • Andre Cit permalink
      septiembre 25, 2012 1:25 am

      Quisiera decir que es sólo un cuento, para poder dormir bien hoy, pero la verdad es que no lo es! Ambos el post y el cuento me dejaron pensando
      La mayoría de nosotras/os está en ese lugar: no pasamos la mugre de mur pero rápido nos lavamos las manos, luego de algún comentario que nos reconforta tipo “pobre… ojala que bla bla bla”
      Es dificil encontrar el equilibrio entre denunciar cada pequeña o grande injusticia, meter mano en el asunto, y mirar al costado y que nadie se de cuenta de que presenciamos algo incómodo.
      Por mi parte pienso que nuestros avonot y nuestras mitzvot mueven el mundo entero, la sociedad toda, economías, políticas, absolutamente todo, así que lo mejor que podríamos hacer es aumentar en mitzvot, maasim tovim, teshuba, tzedaka, y tefila, todo am israel, para que pronto llegue el Mashiaj y vivamos con la Verdad…
      Jatima tova para todas las extrañas!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: