Skip to content

Sesenta minutos libres.

julio 17, 2012
by

Mi mamá se fue con los chicos hace dos horas y tengo tanto que hacer con movilidad propia, que no pude hacer nada. Me fui corriendo hasta el subte B para ir a la Feria del libro y antes de bajar las escaleras me dije: para qué? Vas a gastar este tiempo corriendo entre multitudes alocadas, pará! relajate…y me di media vuelta sin saber bien a donde ir.

Justo había un Starbucks café y entre a pedirme uno alto porque tenía pinta de programa relajado y mientras esperaba la cola eterna de adolescentes de vacaciones que no leen nada, me pregunté a dónde podía ir en mi ya hora y media que me quedaba. Salí a la calle con el café caliente y para hacer tiempo mientras pensaba, entré en un negocio para ver si de paso le compraba el regalito de cumpleaños a mi sobrino y tenía una tarea menos para hacer tooodos juntos, me dijeron señora no se puede entrar con comestibles y fue la perfecta excusa para darme cuenta de que me quedaba sólo una hora libre. Volví a casa mirando vidrieras sin saber cómo era esto de relajarme con mil cosas para hacer y sólo una hora libre, primero tengo que caminar como si nada me preocupase, miro las vidrieras y en mi cabeza pasa la lista completa de las compras por hacer.  Apuro el paso.  Me detengo: y si me voy a una plaza? No, definitivamente no, hace mucho frío. Y si me voy con mi mamá y los chicos? Estás loca??? Te queda una hora libre en todas las vacaciones y la vas a arruinar!!! No sé qué hacer, mucha presión. Entro a mi casa, me siento en el sillón, miro por la ventana un segundo, ya está. Ahora doy vueltas, pinto un rato, se me cruza la idea de ordenar y no ordeno.Suena el tel y no quiero atender, pero atiendo.

Me quedan cinco minutos para que vuelvan mis hijos del paseo, pongo a hervir la pava para un mate y no me doy cuenta de nada, no saco ninguna conclusión. Cinco minutos. Fui a sacar el agua de la pava y me di cuenta de una cosa: se hirvió.

Y aunque no lo crean, eso es todo amigos! No hay nada peor que luchar contra lo que ES. Terminé gastando energía en cómo quería que sea y perdí mi hora y media. Todavía tengo un minuto. Aprovecho el agua hervida y me hago un té.

26 comentarios leave one →
  1. coty permalink
    julio 17, 2012 9:39 pm

    Jajaja no puedo parar de reir, gracias Andi. Es ibcreible lo que somos las mamas! Mis ninas ya acabaron el “campamento” de dia, y ahora 24h/7d, durante casi 2 meses intento ver q hacer cada dia para uno: no volverme loca y terminar gritando (realmente mi corazon desea aprovechar la convovencia, para estrechar vinculos, ensenar, reforzar, mimar), dos, q no digan “me aburro!!! Y tres, q no haya bancarrota del presupuesto familiar en el intento. En mi caso, que pueda dejar a los ninos es algo de ultimo recurso! Baruj Hashem, que combino un shiur y q mi mama pueda quedarse con los chicos… Asi no tendre q pasar por eso de “quiero ir de paseo pero no sola, de vitrinas pero al final compro para los ninos, de ocio pero al final acabo en el mercado, ni de me quedo en casa tranquila con mi libro…. (Q libro?) Si total la lavadora son 5 minutos, hacer unas galletas son otros 10 minutos, buscar recetas en internet solo un ratito…..mmm y el libro??gracias y felices vacaciones a todos!

    Me gusta

    • julio 18, 2012 2:44 pm

      Coty me encantó: “quiero ir de paseo pero no sola, de vitrinas pero al final compro para los ninos, de ocio pero al final acabo en el mercado¨. es la historia de mi vida!

      Me gusta

  2. yanina permalink
    julio 17, 2012 9:44 pm

    Hola Andi!!! Còmo te entiendo, hoy mi cuñada se llevo a mis hijos un par de horas y lo que menos pude hacer es relajarme, peor no hice nada de lo que proyecte hacer y lo mas extraño es que extraño el ruido y barullo de mis hijos. saludos

    Me gusta

    • julio 18, 2012 2:47 pm

      Es así Yani, al final cuando están queremos un ratito de silencio y cuando no están extrañamos el ruido, durante el año lectivo queremos levantarnos a cualquier hora y no planear y en las vacaciones queremos volver a la rutina ¨porque los chicos la necesitan¨…, Me hace acordar a todos los días la misma historia.

      Me gusta

  3. sonita permalink
    julio 17, 2012 9:49 pm

    al final de cuentas tooooodas tus dos horas se redujeron a: “me tomo cinco minutos, me tomó un té” 😀

    Me gusta

    • Leila permalink
      julio 17, 2012 11:27 pm

      perdon andy, me entrometo aca. Sonita: jajajajajjajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
      necesitaba decirlo!

      Me gusta

      • julio 18, 2012 11:52 am

        Leila, me das pie para decir algo que siempre pienso: ¡charlen entre ustedes! Se dicen cosas muy interesantes en los comentarios y estoy segura de que los dichos de una generan ideas en otra…
        ¿Me fui de tema? perdón, es que tengo un ratito libre y no sé qué hacer 😀

        Me gusta

        • sonita permalink
          julio 21, 2012 11:09 pm

          tenés toda la razón. Entonces, querida Leila, mucho gusto, y gracias por el feedback! no sé dónde estás vos, pero saludos desde Jerusalem! 😀

          Me gusta

    • julio 18, 2012 2:36 am

      sonita, ese debería haber sido el título!!!!! 😀

      Me gusta

  4. leah bendahan permalink
    julio 17, 2012 11:48 pm

    GENIAL ANDY, CREO QUE ESO MISMO ME HA PASADO UNAS CUANTAS VECES , NO TENEMOS ARREGLO NINGUNO PERO QUE LE VAMOS HACER ASI SON LAS COSAS ,GRACIAS POR LA SONRISA QUE ME SACASTE. LEAH

    Me gusta

    • julio 18, 2012 2:49 pm

      Qué bueno Leah! Los cinco minutos de té al final fueron más valiosos que la hora y 45 perdidos!!

      Me gusta

  5. kari permalink
    julio 18, 2012 12:21 am

    jajajajajaj…….
    las vacaciones de INFIERNO!!!!!

    Me gusta

    • julio 18, 2012 2:49 am

      Hoy nombramos tu frase como tema para post!!! (rankeaban: las relicómicas, bajo el peso de la ley, vacaciones de infierno). Obvio ganaba vacaciones de infierno! 😀

      Me gusta

  6. Leila permalink
    julio 18, 2012 12:35 am

    Andy: es increíble! no se como explicarte la magnitud de mi sonrisa y de mi identificación con cada una de tus palabras! porque cuántas veces me pasa exactamente lo mismo!!! para colmo es como que sufro porque el tiempo pasa y pasa y yo todavía no hice nada de todo aquello que entra en la lista de lo productivo, ya sea productivo porque logré ordenar, cocinar, o simplemente relajarme, pero relajarme de verdad.
    Es que con tanta indecisión la cosa se complica, por eso a veces trato de pensar el plan previo a que los chicos se vayan, y si se puede, empezarlo antes, así apenas salen por la puerta ya puedo sentirme en producción. Por ejemplo, si es que tengo que ordenar los eternos cajones del comedor con los mil cachivaches que hay en ellos, empiezo aunque sea abriéndolos desde antes!!! jajajaj. que loca!
    La vez pasada que tenía una hora de bache esperando algo en la calle, me senté en un bar y me dispuse a pasar mi vieja carpeta de recetas ya asquerosa y podrida a un reluciente cuaderno nuevo. Yo me había llevado todo en la cartera sintiéndome misis productividad, y entre una cosa y otra, solo pasé dos recetas! pero al menos me sentí bien de haber “adelantado” algo.
    Mucha cháchara. Besoss!

    Me gusta

    • julio 18, 2012 2:52 pm

      Ahora que lo nombrás, encima no ordené los cajones del comedor con cachivacheeeeeees!!! Pero eso fue ayer. Tengo que confesarte que hoy a la mañana me acordé de este comentario y acabamos de ordenar los cajones con los niños. Viva!!!
      Me imagino a la morá en primer día: qué hicieron en las vacaciones? Ordenamos cajones!!!

      Me gusta

  7. cari mile permalink
    julio 18, 2012 2:11 am

    andy te cuento a mi me paso mil veces de tantas cosas que quiero hacer como si una hora fuera chicle hago una nada mas y despues digo ya paso la hora besos

    Me gusta

    • coty permalink
      julio 18, 2012 5:26 am

      Es verdad! Es solo una hora. Y sin embargo hace poco lei (creo q de tamar ansh) que habia q ejercitarse, tomar 5 minutos y hacer “algo” concreto y nos dariamos cuenta tooooodo lo q se puede hacer en 5 minutos!……. Si es asi, nos ahorrariamos muchos cincos minutos perdidos en el viento.

      Me gusta

    • julio 18, 2012 2:55 pm

      Qué buena reflexión!. Leabdil, el otro día en un taller que hago, había una chica trabada hace semanas con su trabajo, que son unos bordados maravillosos, y le sugirieron sólo dar tres puntadas por día, no la figura, no terminar, sólo ganarle al día tres puntadas.

      Me gusta

  8. Andre Cit permalink
    julio 18, 2012 5:20 pm

    JAJJAJAAJA genial!!!
    Intentando relajarnos, nos contracturamos… chicos vuelvan… los queremos…
    Lo peor es que comprueba una vez más que “las cosas que voy a hacer cuando tenga tiempo / cuando los chicos me dejen” son sólo una ilusión… o acaso díganme quién se hizo una máscara de barro y crema de pepinos… quién se fue a hacer masajes… un buen corte del pobre pelo aplastado bajo el kisui…

    Me gusta

    • julio 23, 2012 3:30 am

      Totalmente Andre! Cómo extraño la máscara de barro y pepinos!, nunca me la hice en la vida, pero la extraño.

      Me gusta

  9. Ayma permalink
    julio 19, 2012 8:51 pm

    Jajaja!!! muy bueno!
    Somos todas igualesssssssssss. Andi, te acordás en Pesaj en Mardel que me dijiste vamos a caminar…y yo te contesté…”llevamos a algunos de los chicos???” me sacaste corriendo!!.
    Besos
    Ayma!

    Me gusta

    • julio 23, 2012 3:31 am

      Ay Aymita querida, son pocos los momentos en los que me encontrás así de inspirada, pero quedé como una genia, no me digas! 😀 besote!

      Me gusta

  10. Ihitel permalink
    julio 19, 2012 9:17 pm

    Andiiiii……..ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.
    Esta vez es solo eso por tu magnífico post y todos sus comentarios.

    Me gusta

  11. julio 23, 2012 3:32 am

    Gracias Ihitel!!!!

    Me gusta

  12. ruth shira permalink
    julio 23, 2012 11:02 am

    Andi!!! un post buenisimo, genial, me rei mucho, y despues, faltaba una hora para que llegaran todos de la keitana y la llame a mi mama, charlamos y al final le lei una parte y terminamos a carcajadas juntas. Gracias!, inspiracion para disfrutar el minuto, y en ese disfrute saborear la beraja y hacerlo eterno.

    te quiero amiga, un abrazo!

    Me gusta

  13. julio 23, 2012 12:37 pm

    Ruth!!!!!!!!!!!Estaba por llamarte! Cada vez que pienso en la frase: podés estar en Ierushalaim y tener tu corazón a miles de kilómtetros y podés estar en la Patagonia y estar en Ierushalaim, añorándolo con todo tu ser, me acuerdo de vos acá y que no podías estar en otro lugar que allá. Te quiero amiga!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: