Skip to content

Solas en la Madrugada

julio 10, 2012
by

Hace tiempo que me despierto sistemáticamente de 2 a 5 de la mañana. Al principio entablo una batalla perdida con la posibilidad de volver a dormirme, cierro los ojos mientras mi cabeza empieza a fabricar infinidad de pensamientos en fundido encadenado, uno evoluciona al siguiente a partir de algún detalle. Llega un punto en el cual me parece haber descubierto cosas muy relevantes sobre diferentes temas, como si hubiera arribado a conclusiones novedosas, brillantes, jidushim. Como si la noche me revelara lo esencial y verdadero de los asuntos.

Por supuesto en algún momento decido dejar de engañarme y también de pelear con el desfasaje de mi biorritmo.  Pienso en los cabalistas, me digo a mí misma que si fuese hombre me pondría a estudiar  porque es la mejor hora. Jatzot laila, ahhh… podría tener revelaciones profundas. Pero todavía me sigue preocupando más qué es lo que voy a cocinar mañana y por qué nunca tengo todos los ingredientes que se necesitan. Por qué me llene el día de actividades si al siguiente no tengo nada, y si el portero va a venir a cambiar el fuelle del lavarropas.

Abro los ojos y la transición es fuerte. Aunque aun está oscuro empiezo a ver todo con mejor definición, con contorno y algún contraste.  Algunas de mis teorías se empiezan a desvanecer. Decido levantarme y agarrar algún libro a ver si engaño al pícaro sueño que no quiere venir. Jinuj, Musar, La improvisación en el arte, El manual del lavarropas…

Me preparo un mate y empiezo a sentir cómo el calor me traslada a situaciones agradables. Pienso, cuántas personas estarán despiertas a estas horas. Pocas seguramente. Cuántas mujeres seremos de este lado del planeta, visualizo el globo terráqueo con puntos de luz en los lugares donde nos encontramos las insomnes. Los uno y veo qué figura se arma.

Seguramente a estas horas hay mas espacio cósmico para pensar y hacer. Cuántas cuestiones podríamos resolver si nos uniéramos. Cuando todos duermen tenemos ventaja. El problema es que no sé para que usarla, solo puedo pensar en lo cansada que voy a estar para encarar el día siguiente. Fantaseo con encender las luces de la ciudad, con poner las calles, ordenar el mundo.

Podría hacer tantas cosas, escribir un gran post, componer una canción, escribirle a mi amiga con todo lo que tengo para contarle, tocar el piano, todo eso que me sirve de excusa para quejarme sobre la falta de tiempo, sin embargo cuando me aparece un tiempo me lo quedo mirando sin saber qué hacer. Es como cuando tenemos un anhelo y creemos que eso nos dará toda la felicidad, que nos llenará por completo, que es lo único que nos falta para ser plenas. Y cuando eso que mas queremos al fin llega nos lo quedamos mirando con una angustia inexplicable sabiendo que detrás de ese deseo consumado vendrán otros por desear.

Empieza a aclarar, escucho el agua de las mangueras que limpian las veredas. El color del cielo cuando comienza a amanecer es el regalo que le hace Hashem a los ojos de quienes están ahí para apreciarlo. Me emociona y me devuelve el sueño, asi que me voy a la cama, todavía me quedan un par de horas. Agradezco por todo lo que esta bien, así exactamente como está.

Ahora sí, con un leve peso en mis parpados me pregunto si gané tres horas de vigilia o perdí tres horas de sueño.

18 comentarios leave one →
  1. Romi W permalink
    julio 10, 2012 12:30 pm

    Caro!! soy una de esas lucecitas encendidas en tu globo terráqueo.. gracias por escribirlo tan lindo, me da aliento saber que no soy la única despierta en la madrugada … gracias!

    Me gusta

    • julio 11, 2012 11:07 am

      Romi, Tenemos que unirnos! 😉 justo mi hijito se enfermo asi que esta madrugada tuve que atenderlo…no fue tan “poetico” 🙂 gracias a vos por estar ahi!

      Me gusta

  2. leah bendahan permalink
    julio 10, 2012 1:07 pm

    CARO YO TAMBIEN ESTOY DESPIERTA CLARO QUE NO PRECISAMENTE PENSANDO, PERO TENGO UN RECUERDO PRECIOSO CUANDO LAS NIÑAS ERAN BEBES Y AUN MAMABAN , LA TOMA DE ESAS HORAS DE LA MADRUGADA ERA MUY ESPECIAL, LA LUZ DEL AMANECER HACE UN AMBIENTE MUY INTIMO Y ES VERDAD QUE LA MENTE ESTA ESPACIALMENTE LUCIDA EN ESE SILENCIO, Y CON EL BEBE EN BRAZOS ,SON MOMENTOS MUY DICHOSOS,UN BESITO LEAH

    Me gusta

    • julio 11, 2012 11:10 am

      Hola Leah! Si, es asi, el silencio y la quietud tienen algo muy inspirador, que lindo el recuerdo que traes, tan lejos y tan cerca…pasa todo muy rapido! un abrazo y feliz verano!

      Me gusta

  3. Denise permalink
    julio 10, 2012 10:48 pm

    Muy lindo caro! Yo también era de deambular de noche. La paz que se siente, la mente abierta para una. Solo que es terrible estar cansada al día siguiente. Gracias por el post!! Saludos,
    Denise

    Me gusta

    • julio 11, 2012 11:13 am

      Siii, Denise!, es recomendable no? parece que al faltarnos momentos para nosotras se nos brinda este ratito de madrugada….todo tiene su precio! Un abrazo!

      Me gusta

  4. Dean permalink
    julio 11, 2012 6:53 am

    Me parecio genial! excelente!

    Me gusta

  5. Andre Cit permalink
    julio 11, 2012 3:36 pm

    Caro, definitivamente son horas ganadas, te cuento que yo tenía un cuadernito que guardaba en mi mesita de luz especialmente para esos momentos, por si me despertaba con alguna idea genial: la letra de una canción, un sueño revelador. Honestamente eso nunca pasó, y el cuaderno lo archivé.
    Es hermoso ver la mano de Hashem también en estas horas raras, por ej te cuento algo que me pasó: siempre fui muy dormilona y estando embarazada tenía mucho miedo de no poder escuchar a mi hijo cuando llore de noche. Unos meses antes de que nazca, me empecé a despertar, sola, todas las noches a las 3 o 4 de la mañana.
    Es como si Hashem me hubiese dicho “no tengas miedo, que cuando tengas a tu bebe, Yo te voy a despertar”
    Besos! Andre

    Me gusta

    • julio 11, 2012 3:51 pm

      Andre, que hermoso lo que decis y a mi tambien me paso de levantarme embarazada…pero cuando no estaba tambien! Creo que Hashem nos preparara para todo aunque a veces no lo veamos.
      Recupera el cuaderno! Quiero tus canciones!!
      Besos!

      Me gusta

  6. kari permalink
    julio 12, 2012 12:56 am

    me encanto…adhiero pues padezco algo parecido a levantarme en mitad de la noche haciendo todo tipo de calculos, y pensando en el bolso de mi hijo del di siguiente!!!
    me pregunto..la noche fue creada para dormir?? quien dijo?? y si encontraramos un sistemas de dormir en cuotas durante el dia y asi podes aprovechar la energia nocturna??
    besos!
    Kari

    Me gusta

  7. julio 12, 2012 11:53 am

    Quien sino iba a estar despierta en medio de tanta oscuridad! 🙂 Hay cosas que solo pueden crearse a estas horas, siempre y cuando el momento de la vida lo permita!
    Me gusto tu idea, solo que me da mucha culpa dormir siestas, nunca pude!
    Genial amiga!

    Me gusta

  8. Leila permalink
    julio 12, 2012 7:00 pm

    Caro, cuando leí tu post pensé “quien puede pasar tantas horas desvelada a tan altas horas de la noche?, yo si me quedo despierta, al día siguiente no me levanto ni loca”.
    Hay algo que aprendí hace unos días, o mas bien semanas. Lo encontré como quien descubre una revelación, una luz nueva que ilumina un rincón oscuro que desconocíamos, con una verdad tan obvia, tan clara, y tan conocida, de esas que escuchas en cada shiur que vas, en cada conversación profunda, pero sin embargo no llegaste a internalizar. Bueno, te lo digo, pero no te rías 😉 : no juzgar.
    Ojo que cuando hablo de juzgar no me refiero a pensar para mal, criticar ni nada por el estilo, sino mas bien al no entender el lugar del otro, a mirarlo con asombro, al correrse a un costado y seguir adelante como si nada.
    Bueno, así fue mi reacción cuando te leí. No creo que juzgar sea la definición correcta porque se escucha como critica, y no es a eso a lo que me refiero. Pero sea como sea, yo creo que cuando hay algo que H’ quiere enseñar, no nos deja tranquilas hasta que lo aprendemos. Hace unos años esto era tan evidente que con unas amigas lo llamábamos “el mensaje de la semana”, y jugábamos a ver si coincidíamos todas en la misma apreciación.
    Y como H´ quería así, no me dejó tranquila. Durante el transcurso de este último tiempo, con cada pequeña situación en la que me faltó aunque sea una pizca de comprensión hacia el otro, tuve la oportunidad de recrear en mi propia realidad aquello no comprendido…
    Bueno, quizá anticiparás el final de mi comentario pero te lo digo igual: anoche no pude dormirme hasta las 4 y pico de la mañana, y si bien mis chicos colaboraron, no fue solo esa la causa, sufrí de un insomnio inexplicable, sólo entendible a la luz de esta pantalla, de este post.
    Esta vez H´ tampoco me dejó tranquila, y me hizo recordar, que mi “quien puede” del principio, no es aplicable en este mundo. Porque “quien puede” también soy yo. Yo también me puedo reír, cuando no parece el momento oportuno, yo también puedo llorar, cuando al rededor todos observan, yo también puedo caerme en la calle, gritar cuando no es correcto, tener más de 10 polleras negras en el placard (ups!), dormir cuando hay que estar alerta y desvelarme en la oscuridad cuando mi amiga nocturna se desvela también. Y aun así, levantarme al día siguiente.
    Pero una cosa más: yo también puedo sonreír, aun cuando todo alrededor parece impedírmelo. Quizá es este el mensaje que H´ quiere que yo escuche.
    Después de todo, no estamos tan solas en la oscuridad.

    Me gusta

    • julio 13, 2012 1:21 pm

      Hola Leila! Antes que nada, que bellamente escrito tu comentario!! La verdad que me quede con eso y al principio no lo entendi! Que bueno que puedas ver tan claro las situaciones en las que te pone Hashem para que aprendas, es un estado muy elevado. Lamento que hayas tenido que pasar por el insomnio!! Voy a escribir un post sobre una playa desierta, hermosa y todo lo que eso me inspira! 😉 Gracias por compartir la madrugada conmigo, por transmitirnos tu fuerza. Shabat Shalom para todas y dulces sueos.

      Me gusta

  9. carina mile permalink
    julio 13, 2012 3:43 pm

    yo durmo poco pero pienso un monton

    Me gusta

    • julio 16, 2012 7:01 pm

      Cari, y lo que pensas a esas horas lo seguis sosteniendo durante el dia? Yo en general no! 🙂

      Me gusta

  10. Ihitel permalink
    julio 16, 2012 6:02 pm

    Caro, me gustó mucho tu post. Pienso que de todas las cosas que haces, hiciste o pudiste haber hecho durante el imsomnio el haber visto el amanecer agradeciendo a Hashem fue lo mejor.
    Dulces sueños.

    Me gusta

    • julio 16, 2012 7:08 pm

      Gracias Ithiel! Surgen cosas muy especiales a esas horas…
      Aunque desde que escribi esto no me volvi a despertar…!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: