Skip to content

Las extrañas de faldas largas

julio 4, 2012
by

La pregunta que más nos formulamos las mujeres ortodoxas es: ¿cuál es mi misión en el mundo? La segunda pregunta en el ranking de cuestionamientos profundos es: ¿qué me pongo? Por supuesto esta última pregunta es mucho más difícil de responder que la primera. En realidad no debería ser así, porque cincuenta por ciento de la respuesta nos ofrece bastantes opciones. Sin repetir y sin soplar: camisa, chaleco, remera, saco, campera, sweater, blusa, chaqueta o polera. Pero la parte inferior es la que se nos complica aunque la opción sea siempre la misma. ¿Qué me pongo?: Una pollera negra.

Para empezar, se debería legislar cuántas faldas negras está permitido tener. Como las chinas, que no pueden tener más que un hijo, nosotras no deberíamos poder tener más de una pollera negra. No puede ser que cada una tenga por lo menos siete faldas de este color y que sin embargo siempre necesitemos una nueva. Somos adictas. Vemos una pollera negra en la vidriera y no podemos resistirlo. Entramos al negocio sólo para probárnosla, pero no importa cuál sea la lista de compras el día que vamos de shopping, siempre vamos a regresar a casa con una crema para la cara, una remerita básica blanca y una pollera negra.

Creo que muchas elegimos esa opción basadas en la falsa creencia de que el negro nos hace ver más delgadas. No nos engañemos más, llegó la hora de desmitificar. La única ropa que adelgaza es la ropa deportiva. Usarla para hacer ejercicio: eso adelgaza.

Por mi parte yo lamento que no vuelva la moda de principios de siglo: esas faldas, largas y con cola nos ahorrarían mucho trabajo de barrido y limpieza. Ni les digo si se volviese a usar el miriñaque: llega una visita inesperada y en un segundo todo el desorden queda escondido debajo de la pollera.

La complejidad del tema es espeluznante. Cada mañana decidimos qué clase de día tendremos, paradas frente al placard. Por ejemplo, si elegimos la pollera recta, pasaremos el resto del día dando pequeños pasitos. Correremos el colectivo como una geisha y en el momento de subir un escalón, tendremos que dar un saltito con los dos pies a la vez.

Por otro lado, si es un día ventoso, a menos que queramos hacer “la gran Marilyn”, no conviene elegir una pollera con mucho vuelo. En realidad estas prendas conviene evitarlas con cualquier temperatura, porque son faldas  muy traicioneras  que se quedan enganchadas en donde no deben. Ustedes saben a qué me refiero.

Otro error muy común es comprar una falda “imponible”. El día en que nos “pica el bicho” del animal print, de la falda globo, de los flecos o de los gajos, no deberíamos salir de compras. Estas son prendas que quedan colgadas de la percha hasta la próxima limpieza de pesaj. Y aún en ese momento nos dará mucha pena tirarla, nos diremos que porque está como nueva. No, señoras. No está “como” nueva. Está nueva. No es que no deberíamos tirarla. No deberíamos haberla comprado.

Pobres polleras negras. Sabemos cuál es su destino: un día las notaremos arratonadas, las comenzaremos a utilizar de entre casa y terminarán repletas de manchas de lavandina en el fondo del placard, recordando el día que se lucieron planchadas y brillantes en alguna fiesta.

39 comentarios leave one →
  1. abigail permalink
    julio 4, 2012 3:48 pm

    no entiendo a que se quiere llegar con esto…

    Me gusta

    • sonita permalink
      julio 4, 2012 3:53 pm

      se quiere llegar a la boutique…

      Me gusta

    • julio 4, 2012 4:32 pm

      Abigail… lo tuyo ¿es una pregunta o una confesión? 😀

      Fuera de broma, yo tengo muy en claro a dónde llego con esto. ¿A dónde llegás vos? no tengo idea, pero si me aceptás un consejo: no dejes que nadie te lleve a donde no te interese. No malgastes ni un minuto ni un click haciendo lo que no querés.

      Un beso

      Me gusta

  2. sonita permalink
    julio 4, 2012 3:49 pm

    ay, me maté de risa!! pero qué telepatía, che!!! ¡justo me agarrás en una encrucijada, en que me harté de usar todo negro y decidí empezar a ponerme más colores! Pero la pollera negra? ah, no… no puedo renunciar a ella, porque por más desmitificadora que te hayas puesto, no podés negar que la pollera negra disimula más que la celeste o la rosa… Atención: no dije “adelgaza”; dije: “di-si-mu-la”. ve ha mevin iavin…..

    Me gusta

    • julio 4, 2012 4:38 pm

      Ja ja ja! Sonita… somos de manual. ¿Cuántas veces decidí empezar a usar colores? Si parecemos Picasso… periodo azul… periodo rosa.
      Como dijo una famosa diseñadora de modas: Se puede usar cualquier color… siempre que sea negro.

      Me gusta

  3. Andre Cit permalink
    julio 4, 2012 5:47 pm

    Querida Judi, lo primero que hice al finalizar el post fue correr a contar cuántas polleras negras tengo, y conté ni mas ni menos que 10!
    El tema es que uso 3 o 4 de ellas. No hice teshuba hace tantos años, así que no puedo alegar que son viejas. Están ahí para el día que quiera ponerme una pollera con volados negra, una con un cinturón horrible, etc.
    Creo que a todas nos pasa algo parecido, simplemente nos encantan las polleras negras en todas sus formas!
    Muchas veces intenté cambiar, pero fue imposible. Dejé un saldo pequeño: una pollera amarilla con flores violeta archivada en el perchero, nada más.
    Y hoy lucho con esta bandera: mientras sea con tzniut, ponete lo que quieras!!! No me obliguen al color pastel!! noooooooooooooooo!!!!!

    Me gusta

    • julio 4, 2012 7:23 pm

      Andre te iba a decir que tener diez es una exageración, pero me tuve que callar cuando fui a mi placard a ver cuántas tenía yo.. ejem… mañana, bli neder hago limpieza y sólo dejo las tres que uso.
      Con respecto a la vestimenta, mi lema es: las flores en el jardín y el pastel en la panadería. 😀

      Me gusta

  4. Ihitel permalink
    julio 4, 2012 6:00 pm

    Ja, Judi, como dice un refrán por ahí “hechando a perder se aprende”. Me pasó como dices con las faldas……una y otra vez compraba las que se veían muy bonitas pero no eran nada prácticas. Hasta que aprendí la lección y ahora procuro hacer dos cosas cuando voy de compras: llevar a una de mis hermanas y aun y cuando la prenda que me gusta sea de mi talla me la pruebo. Shalom!

    Me gusta

    • julio 4, 2012 7:26 pm

      Ithiel ¿Antes te comprabas faldas sin probártelas? Yo no compro nada sin probármelo ¡ni siquiera una bufanda!

      Me gusta

      • Ihitel permalink
        julio 5, 2012 6:50 pm

        Verás Judi, hubo un tiempo en que probarme cualquier prenda era como pedirle a Mafalda un sorbo de sopa. Levar a una de mis hermanas es garantía de que me dirá: “pruébatela”!!

        Me gusta

        • julio 5, 2012 7:11 pm

          Si, claro, a mi también me da muchísima pereza probarme… hago muchos malabarismos para ahorrarme el trabajo, por ejemplo probarme una pollera por debajo de la que llevo puesta.

          Me gusta

  5. Vane Da permalink
    julio 4, 2012 7:50 pm

    yo tengo un tema con la ropa, y no solo con las polleras, mas bien con la parte de arriba: para que siempre sea combinable, todos mis pullovers son beige!! beige con… beige con… y asi. cada vez que quiero innovar, las opciones de colores que encuentro en los locales son: negro, beige o FUCSIA! o colores que noo son tzanua, por lo que siempre termino en el aburrido y nunca bienaventurado beige.

    saludos a todas!

    Me gusta

    • julio 5, 2012 9:08 am

      Está buena tu técnica,Vane. Siempre estás a tono. Yo no sólo he llegado a comprar muchas cosas del mismo color sino que algunas veces, si la prenda me gusta mucho, compro dos iguales para tener reemplazo cuando una se arruine.

      Me gusta

  6. Gegi permalink
    julio 4, 2012 8:58 pm

    Falda negra! lo más!! en todos los estilos y largos! me encantan… es como q no se ven, combinas lo que quieres y lo de abajo acompaña, es como cuando usabamos jeans aunque tiene un colorsito azul a los ojos era neutral…. bueno, para mi la falda negra es algo asi, no?
    beso!

    Me gusta

    • julio 5, 2012 9:09 am

      ¡¡Totalmente!! ¡¡La pollera negra es el jean de las religiosas!!! y el jaluk es el jogging…

      Me gusta

    • Andre Cit permalink
      julio 5, 2012 4:13 pm

      OH SIIIIIIIIIIIIIIII
      Nunca tan acertada
      Lo hablé hace un tiempo con una amiga:
      uniforme pre teshuba: jean de levis – musculosa blanca o negra – all star
      Uniforme religiosa: pollera negra – la misma musculosa si tiene cuello apropiado con una remera manga 3 4 arriba y chatitas negras!!

      Me gusta

  7. julio 4, 2012 9:38 pm

    en mi caso, las flores estan en el salon y el pastel ya me lo comi!
    p.d. a que hora exactamente sacas las polleras de tu casa maniana??

    Me gusta

  8. leah bendahan permalink
    julio 5, 2012 9:19 am

    QUERIDA YUDI , ESTA VISTO QUE ESTAMOS TODAS CORTADAS POR EL MISMO PATRON ,COMO LLEVO MUCHOS AÑOS VESTIDA DE NEGRO Y YA COMPROBE ,QUE EFECTIVAMENTE NO ADELGAZA ,ME DECIDI POR LOS COLORES ,PERO SOLO COLORES SUAVES Y NO DEMASIADO CLAROS ,NO SEA QUE ME CONFUNDAN CON UNA BALLENA ,Y LO CIERTO ES QUE ME DA CIERTA ALEGRIA , SOBRE TODO AHORA EN VERANO, ESO NO QUIERE DECIR QUE NO TENGA FALDAS NEGRAS ,PERO ESTA LA COSA UN POCO MAS REPARTIDA, PARA MI LO MAS IMPORTANTE ES QUE YA ASUMI QUE ESTOY GORDA, QUE LO UNICO QUE ME VA A MEJORAR ES LA DIETA ,Y POR LO DEMAS PROCURO DISFRUTAR DE LO QUE ME GUSTA ,UN SALUDO LEAH

    Me gusta

    • julio 5, 2012 11:05 am

      Ay! Leah… traés la relación de los colores que una usa con el estado de ánimo… ¿qué viene primero? ¿el huevo o la gallina? ¿una usa colores claros y eso la hace sentirse bien o una se siente bien y por eso usa colores claros?

      Me gusta

  9. shuly permalink
    julio 5, 2012 12:20 pm

    judi ,,,,,,,recien hice la cuenta mentalmente y creo q son 12 negras negras despues algunas negras con detalles; pero no se como funciona q siempre q tengo 1 fiesta termino pidiendole a mi mama su pollera negra!
    somos insaciables!
    muy bueno m rei mucho a mi me hubiera gustado estar en el tiempo del miriñaque mas q para q quede la casa ordenada para q quede los rollos ocultos besotes

    Me gusta

    • julio 5, 2012 2:27 pm

      Shulita ¡vas ganando el concurso “la más polleruda”! ¡¡12!! Esa sí que es una marca difícil de superar 😀
      Que sepas que de todas las faldas negras que tuve, la mejor, por lejos, fue la que me regalaste hace unos años atrás.

      Me gusta

      • shuly permalink
        julio 5, 2012 3:56 pm

        no m acuerdo cual fue si m haces acordar si t consigo otra bh t la mando

        Me gusta

  10. shuly permalink
    julio 5, 2012 12:22 pm

    perdon pregunta fuera del post ANDI habra quedado escondida debajo de alguna falda ?
    hace mucho no aparece por aqui!

    Me gusta

    • julio 5, 2012 2:29 pm

      ¡Bien por vos! Quizá si la llamamos aparezca: Andiiiiiiiiiii, Andiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, Andiiiiiiiiiiiiiii. Las extrañas te extrañan.

      Me gusta

  11. julio 5, 2012 3:45 pm

    juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!! que lindas que son!!! Ya mismo me voy a contar las polleras, pero creo que shuly me gana seguro!

    Me gusta

  12. emi permalink
    julio 5, 2012 7:04 pm

    jajajajaja Judiii… a mi me pasa algo diferente, en vez de querer variar con los colores varío con las texturas, entonces tengo, por ejemplo, una pollera (negra obvio) con un aplique de encaje de costado como abriendo una solapita y un volado de tul saliendo por debajo. No la usé nunca, porque esa textura no combina con nada!!! Y así podría seguir…

    Me gusta

    • julio 5, 2012 7:22 pm

      ¡Qué exótica tu pollera, Emi! Estoy tratando de imaginármela pero no puedo…

      Allá usan mucho una especie de pollera pantalón ¿verdad? ¿se llama falda thai?

      Me gusta

    • julio 5, 2012 7:27 pm

      ¡ay! ahora creo que lo que te acabo de preguntar es lo mismo que: ¿en Argentina usan mucho las polleras de paisanas? 😀

      Me gusta

      • emi permalink
        julio 9, 2012 3:09 am

        jajaja la falda thai es un invento para los extranjeros… los tailandeses no las usan, lo que mas se usa acá son los shorts para las mujeres y las bermudas para los hombres.
        Judi, mi pollera no es exotica!! es feaaaa!!!!! jajaj

        Me gusta

  13. Dalia permalink
    julio 6, 2012 6:30 pm

    Es impresionante… cada vez que voy a comprar una pollera me digo “esta vez no va a ser negra, esta vez no va a ser negra”…y…. changos! me compré otra pollera negra!
    La última vez me la jugué y compré azul marino! un vértigo tremendo lo mio.

    Y sí, claramente somos las extrañas de faldas largas, pero mi parte preferida está en el estribillo: ellas son reinas extrañas… reinas de faldas largas!!

    Me gusta

    • Dalia permalink
      julio 8, 2012 4:30 am

      quiero aclarar que el horario de los comentarios debe estar mal, porque dice que comenté el viernes 6.30 pm y van a pensar que hice jilul shabat!!!

      Me gusta

    • julio 8, 2012 12:33 pm

      Dalia! ja ja ja ¡qué aventurera! la próxima a ver si te animás con un gris oscuro.

      Yo también noté que el blog pone cualquier horario en los comentarios… no son los de Argentina ni los de Israel… misterio…

      Me gusta

  14. Leila permalink
    julio 11, 2012 2:26 pm

    JUuuuuddddddddddddiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii……………… ah que no sabes cuantas negras tengo yo???????????????? jajajaj…. conté nada mas y nada menos que: 15!!!! si, quince!
    Pero después me agarro la duda, si las negras ya están tan viejas y/o gastadas que se volvieron grises, cuenta también? Obviamente me debo una limpieza de placard, porque no debo usar mas de 4 o 5, contando con que algunas son de shabat y otras de jol.
    Bueno me retiro invicta pero no sin antes preguntar: cual fue tu numero al final? porque lo dejaste en secreto….
    🙂

    Me gusta

    • julio 11, 2012 3:09 pm

      … y la ganadora es…. ¡Leila con 15! clap clap clap clap. Impresionante su performance, señora.. yo quedé en el tercer puesto, compartido con Andre, a mucha honra ¡10!

      Me gusta

  15. julio 12, 2012 11:57 am

    Yo tengo muchas negras pero no las puedo usar porque como fui aprendiendo cosas como que los tajos no van, tuve que dejarlas. Claro que los cosí! pero caminaba como una estreñida y llegaba tarde a todas partes, no es para mi.
    Las mujeres necesitamos eso de renovarnos, pero sino estaria buenisima la onda uniforme. Un conjunto para el dia y variar a la noche, como el traje de los hombres. Pero no, vamos con el “iofi”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: