Skip to content

Grandes éxitos

marzo 12, 2012
by

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.

Historia de dos ciudades, Charles Dickens

Mirá que hay que ser atrevida para hablar después del señor Dickens ¿eh? pero ya me conocen, ese problemita lo soluciono rápido bajando el nivel de un hondazo diciendo lo primero que se me cruce por la cabeza: no, eso no puedo contarlo. Otra cosa… a ver… canciones infantiles ¡claro! “se me ha perdido una niña, cataplín cataplín cataplero, se me ha perdido una niña en el fondo del jardín” ¡qué triste! pobre niña. Al final las canciones infantiles son trágicas. Mambrú, se fue a la guerra. La farolera, tropezó. Aquel manzano ya no floreció y los maderos de San Juan piden pan y no les dan. Todas tristes. Todas un éxito.

Éxito. ¿Ustedes también se preguntan qué es el éxito? yo puedo sentirme exitosa cuando saco los huevos pasados por agua justo a punto, cuando le hago sumbudrule a mi hijo sin que se dé cuenta o cuando tildo “llevar ropa al gmaj” de la lista del día, pero sin duda todo esto es subjetivo y no es la definición que estoy buscando.

Entonces, ¿a quién podríamos considerar exitoso? ¿a un sicario infernal que no falló nunca un tiro? ¿a un premio Cervantes? ¿a Sergio Josiowicz que ganó el repechaje con 32 palabras sin repetir y sin soplar? ¿a Bill Gates? ¿a la vecina a quien el mishloaj le quedó de rechupete? ¡¿a Marcelo y Susana?! No hay manera de saberlo, es muy confuso. Les recuerdo que en su momento el profesor Enciclomúsico fue un éxito total.

Estoy leyendo el libro “La alquimia del corazón” en donde dice: “Es posible que no seamos felices ahora, pero la promesa del mundo adulto es que algún día lo seremos. Por lo general, nos creemos esa vieja historia cansina (este sueño de un eventual éxito y alivio) porque la sociedad no deja que se cuente ninguna otra historia.”

Por lo que allí dice, me estoy equivocando de pregunta ¿y si el éxito no existe?¿Nos habremos dejado engañar por un espejismo? ¿le habremos entregado la vida a un absurdo? Quizá estamos en busca de una quimera y tenemos que dejar de pensar que justo esta vez no conseguimos lo que queríamos porque los planetas no se alinearon o porque tenemos suerte para la desgracia. ¿Será que buscamos lo que no existe?

Otra vez me doy cuenta de que estoy formulando las preguntas equivocadas. ¿Qué importa si existe o no? Es sabido que Hashem no ve el resultado, sólo el esfuerzo. El éxito sería la coincidencia de nuestra voluntad con la Suya, fuese lo que fuese. Con la conciencia de que ha kol le tova, hasta el peor fracaso es un éxito rotundo. Da lo mismo. A nosotros lo único que nos queda es hacer. Hacer más. Un poco más. Y después seguir haciendo. Sin decepcionarse por los resultados, sin esperar el premio, sin venderse por un aplauso. Ya nos lo advirtió Dickens: si caminamos hacia el cielo no nos extraviemos por el camino opuesto.

30 comentarios leave one →
  1. coty permalink
    marzo 12, 2012 7:28 pm

    Muy cierto lo que dices! Pero el estimulo del reto es muy fuerte…. Lo inteligente es hacer como en la educacion de los niños, objetivos acordes a la edad (emocional espiritual y mental en nuestro caso!), no tan altos como para frustrarse por ser imposible de conseguir y tampoco tan faciles que no tengamos interes… Y en ese delicado balance vamos andando, a la cuerda floja. Tendriamos que anotar los objetivos de cada momento “conseguir que los ninos esten dormidos a una hora”, “tener algo de comer preparado”…. Cosas simple que justo antes de dormir podamos sonreir y claro que si, decir que este dia ha sido un exito total. Pero muchas veces en el afan de ser superwomen, nos olvidamos de esto y queremos hacerlo todo y el mismo dia, y bien, y no cansarnos…. Y cuando no es posible nos sentimos por el suelo. Asi q tendremos que recordar lo importante del esfuerzo, y tambien sacar la librewtita que nos recuerde cuales son los verdaderos objetivos de cada dia. Gracias x la relfexion!!!

    Me gusta

    • marzo 13, 2012 11:09 am

      Hola Coty!! ¿vos decís que sin el incentivo del éxito no haríamos las cosas? sería como la zanahoria frente al burro. No lo había pensado así, pero tenés razón, esa ilusión tiene un lado bueno. Lo de la medida y los objetivos acordes es esencial, quizás es ahí donde nos equivocamos, porque, la verdad, yo no veo que la gente se sienta exitosa, más bien todo lo contrario. ¡Gracias a vos por tu reflexión!

      Me gusta

  2. ithiel permalink
    marzo 12, 2012 7:38 pm

    Querida Judi, ¿será que entre mujeres nos comprendemos mucho mejor ….es por nuestra identidad o qué?. La verdad es que luego de tu pregunta sobre el éxito recordé una conferencia sobre el asunto y aun y cuando respeto los argumentos del profesor que la impartió, no estuve, no estoy ni estaré de acuerdo como hoy estoy contigo.
    Al final de un largo día, Hashem, es quien realmente puede consolarnos y sólo nos queda irnos a dormir como bien dices, con esa conciencia tranquila de que nos esforzamos en hacer lo posible en cada cosa de una manera permitida por la Toráh
    Todá rabá por tu hermoso post.

    Me gusta

    • marzo 13, 2012 11:21 am

      ¡Ithiel! querida amiga, ¿viste? todos tratan de aconsejarnos cómo conseguir el éxito, pareciera que todos tienen “el secreto” … “los 7 pasos para”… “las claves de”… en todo caso, el éxito no se ve,y mucho menos se mide desde afuera. No somos un programa de tv como para que nos midan el rating.
      El consuelo es que Hashem ve todo nuestro esfuerzo y lo valora. No importa nada lo que piense el resto.

      Me gusta

  3. cynthia rynkiewicz permalink
    marzo 12, 2012 11:05 pm

    soy actriz y este tema no me deja tranquila…..no solo por el exito en si,sino por lo que esto ocupa dentro mio
    gracias por tus palabras!
    excelente
    me sacaste una sonrisa en un mundo tan complicado
    min a shamaim

    Me gusta

    • marzo 13, 2012 11:34 am

      ¡¡Cyntihia, hola!! Como actriz debés tener trabajado el tema ¿no? ¿es un éxito si las localidades están agotadas pero la obra solo suma al desconcierto humano? ¿se considera fracaso a una representación frente a poco público, pero que les cambia la vida?

      ¡y vamos las artistas teshuveras! ¡a seguir creando! a quien Hashem le dio un talento, es su obligación usarlo.

      Me gusta

  4. Daf permalink
    marzo 13, 2012 7:49 am

    MUY BUENOOOOO.
    muchos exitos 😉

    Me gusta

    • marzo 13, 2012 11:37 am

      Dafnita: ¡qué linda! ¿lo leyó tu mamá? ¡quiero que comente! se puede poner de nik: la abuela múltiple 🙂
      ¡¡¡¡¡¡¡mucha hatzlajá para vos!!!!!!!

      Me gusta

  5. leah bendahan permalink
    marzo 13, 2012 8:14 am

    Judy, que reflexion tan estupenda , la estoy leyendo ,cuando llego a casa despues del trabajo y justo antes de acostarme, para tener fuerzas de enfrentar el dia (trabajo de noche) y entre el cansancio y el sueño me voy a la cama con una buena sensacion ,una idea estupenda,”el esfuerzo es lo que cuenta” yo me quedo con eso y me voy feliz a dormir, GRACIAS, Leah Bendahan

    Me gusta

    • marzo 13, 2012 11:40 am

      ¡Ah! ¡no! Leah ¿cómo que trabajás de noche? sos una de las pocas que comparte mi huso horario y ahora me venís a decir que tenés los días dados vuelta. Yo contaba con vos para no andar sola por acá mientras todas duermen en la otra punta del mundo.
      Te cuento que tengo pegado en la heladera un cartelito que dice “Hashem no busca perfección, solo progreso” El esfuerzo es lo que cuenta. 🙂 Besos.

      Me gusta

  6. Elizabeth permalink
    marzo 13, 2012 11:58 am

    Judi,
    justo lei tu post antes de empezar mi dia que siempre tiende a ser bastante enloquecido, te cuento que dia a dia digo si hago lo que puedo estoy conforme. Creo que el exito es poder hacer, el resultado nunca depende de nosotras. Me encanta poder leer los post de ustedes esten donde esten y me siento muy identificada.
    Espero terminar este dia diciendo que suerte que tuve Hashem me acompaño todo el dia.
    Cariños.

    Me gusta

    • coty permalink
      marzo 13, 2012 1:22 pm

      Gracias por el agregado de que el resultado no depende de nosotros! Lo habia olvidado. Y que esencial saber q Hashem esta a nuestro lado cada dia!
      Judi por cierto, si, creo q el exito y saber que podemos lograr algo y la satisfaccion cuando ocurre es lo que nos mueve…..acaso los ninos cuando dan los primeros pasos no se sienten felices de lograrlo? Nosotras cuando terminamos un estudio…. O la limpieza de pesaj!! (Ya q estamos en ello)….. Los productos terminados nos dan felicidad. Pero creo q justamente el merito y las gracias son para Hashem, y los creditos enteramente suyos….. aunque si nos consideramos “socios” quizas nos llevemos un pellizco tambien.

      Me gusta

      • marzo 13, 2012 4:16 pm

        Coty, cada vez me convenzo más de que primero deberían venir los comentarios y recién después armar el post con todas las ideas que se desarrollan 🙂
        ¿dijiste limpieza de pesaj? ¿limpieza de pesaj? ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡levante la mano quien ya haya empezado!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

        Me gusta

    • marzo 13, 2012 4:13 pm

      Elizabeth! ¡Si! tal cual. Buenísimo tu aporte. El resultado no depende de nosotros. Es el clásico debate hishtadlut vs bitajón, uno piensa que esforzándose más puede alterar el resultado, pero hay que descubrir la medida de esfuerzo requerida en cada caso.

      Me gusta

  7. Andre Cit permalink
    marzo 13, 2012 5:08 pm

    aviso, no vale freakear con la limpieza de pesaj, que leo el blog para relajarme, no me pongan nerviosa…. 😉
    Judi, el tema que planteás es de nunca acabar, yo creo que como decían hay que ponerse objetivos acordes a cada día que vamos teniendo. Y el resto dejarlo en manos de Hashem.

    El mayor desafío que nos puso Hashem creo que es descubrir qué quiere Él de cada uno de nosotros!! Y nos pasamos la vida entera tratando de descubrir eso!!
    Seguro que si vamos de la mano de la Torá ninguna se va a extraviar. Ay qué tema difícil!! Me hiciste pensar mucho!! Estoy al horno!
    Andre

    Me gusta

    • marzo 19, 2012 6:24 pm

      Andre!! No sé qué pasó que este comentario no tiene respuesta ¿te contesté y se borró? estaba segura de que puse algo así como ¿estás en el horno? ¡ya estás en el horno! vas re adelantada con la limpieza… 🙂
      Bueno, sea como sea, ahora estamos en otro tema y ya ni me acuerdo qué decía en este post… #misfracasosdiarios #failymasfail.
      besoooooooo

      Me gusta

  8. marzo 14, 2012 12:43 am

    Judi,

    Brillante amiga.
    Me gusta esto “El exito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”
    Y como no sabemos cuando es exito y cuando es fracaso porque eso solo lo sabe Hashem, lo que nos queda es no perder el entusiasmo.
    Y aca empatizo con la zanahoria, que no solo es buena para la vista, sino que tambien nos acerca la metafora sobre la trampa del exito: Cuando creemos que la podemos alcanzar, se aleja de nuestras manos. El exito es intimo amigo de la insatisfaccion porque nadie sabe que significa ser exitoso.
    En el fondo lo que todos queremos es que nos quieran.

    Me gusta

    • marzo 14, 2012 11:49 am

      Caro! ¡Todos queremos que nos quieran! Mientras vos decías eso, yo venía leyendo en el taxi esto: “El costo de una cosa es la cantidad de aquello que yo llamo vida, necesaria para adquirirla, ya sea a corto o a largo plazo” (Henry David Thoureau) ¡que el costo de la búsqueda de aprobación no se lleve la mayoría de nuestra vida!
      Me encantó la frase que me dijiste por mail: qué no se nos suban los fracasos a la cabeza.

      Me gusta

  9. Miriam Bruckman permalink
    marzo 14, 2012 3:06 am

    Hola Judi!

    Cuando creo que la vida me condena, me acuerdo de ´´bishbili nibrah haholam´´ para mi fue creado el mundo. Entonces, todo se vuelve un gran escenario y yo actuo, todo es una gran puesta en escena,y siento que todo funciona correctamente.
    Es una gran idea relativizar el punto de vista de las cosas, por ejemplo, soy mora y trabajo en una institución y cobro por ello. La verdad es que me encanta dar clase, y la institución se ocupa de que yo tenga una kita, alumnos, calefacción, y hasta secretaria! En síntesis, ellos trabajan para mi y ademas me pagan!!!
    Descubrir eso me hace sentir exitosa!!!!!
    Beso.

    Me gusta

    • marzo 14, 2012 11:58 am

      Juaaaaaaaaaaaaa! ¡impresionante tu técnica relativista! a ver si puedo hacerlo yo: Tengo que limpiar para pesaj. La verdad es que quiero tirar los juguetes rotos, rasquetear los zócalos, deshacerme de los cachivaches que junta mi marido y sacarle lustre a las persianas. ¡Qué bueno que en nisán está permitido ser obsesiva compulsiva!
      Tenés razón ¡me gusta! ¡hasta la victoria siempre!
      besote para vos
      PD: ¿cómo te fue en purim?

      Me gusta

  10. 47813851 permalink
    marzo 14, 2012 2:09 pm

    judi podemos sentir exito con ayudar a alguien con un llamado o nada mas escuchar a una amiga el exito tambien nos ayuda a seguir adelante y no ver todo lo malo que no pudimos hacer en el dia cari mile

    Me gusta

  11. cari mile permalink
    marzo 14, 2012 2:12 pm

    chicas ese no es mi tel es untel mio viejo

    Me gusta

    • marzo 14, 2012 6:50 pm

      Cari! hola!
      Así es. Si.
      ¿qué pasó con el teléfono? que no te llame el éxito y le de equivocado 🙂

      Me gusta

  12. sandra permalink
    marzo 14, 2012 4:59 pm

    que es el exito? siento que es el enemigo de la teshuvá, es la mirada permanente y critica del “otro”, …veo este mundo como un gran juego de mesa con reglas a veces tan difíciles, tan pocos claras, tan ocultas que a veces uno se cansa de jugar…y el exito es sacar números altos y ganar.
    Me gusta “Extrañas en el paraiso”

    Me gusta

  13. marzo 14, 2012 6:59 pm

    Sandraaaaa ¡¡¡traes la teshuvá!!! No hay otra situación en la que sea tan claro que únicamente Hashem sabe si uno es exitoso o no.
    A mi me parece que el éxito no es sacar números altos, que el que fracasa es el que deja de participar.
    Me gusta que te guste “extrañas” y mucho más me gusta cuando se acercan y empiezan a hacerse amigas ¡bienvenida!

    Me gusta

  14. ithiel permalink
    marzo 14, 2012 7:34 pm

    Calma Judi, tranquila………. yo ya empecé la limpieza de Pesaj pero la de mi Bet interior. Estoy tratando de sacar todo mi jametz personal porque aun y cuando terminamos agotadas luego de limpiar la casa en donde vivimos antes de, para mí es más fácil lo segundo que lo primero.
    Gracias por recordar lo que debo hacer Coty.

    Me gusta

    • marzo 16, 2012 1:03 pm

      y… si, mucho más fácil la limpieza física que la espiritual. Para afuera, lavandina, para adentro, la teshuvá.

      Me gusta

  15. Miriam Bruckman permalink
    marzo 14, 2012 9:13 pm

    Querida Judi,

    En nisan podemos utilizar una palabra maravillosa para no revelar el brote sicotico. Se trata de ´´majmir´´. Si, así de fácil.
    Si alguien te pregunta porque rasqueteas los zócalos , pones cara de mística,y con los ojos entre cerrados comentas que en estas fiestas lo mejor es ser ´´majmir´´. Listo.
    Con esta formula tan sencilla te deshaces de todo, (ojo, no tires ningún familiar) y tiras al tacho todo sin culpa. Eso si, controla tu cara de felicidad, no sea cuestión que te empastillen.
    Nota: solo valido erev Pesaj!

    No vas a creer, pero la noche de Purim me paro la policía para un control de alcoholemia!!!! A pesar que solo había tomado un traguito de cerveza, me tente con un ataque de risa que se me sospechaba borracha. Es que en el coche estaban mis hijos y los hijos de otros también, y por mas que lo intentaba no podía soplar en el aparatito de la risa que me daba. Al fin lo logre, menos mal que no sirvieron vino, que sino…..
    un beso!!!

    Me gusta

  16. marzo 16, 2012 1:10 pm

    ja ja ja ja. Totalmente. Podríamos hacer un grupo de autoayuda “las majmirot de pesaj”. Ayudarnos con tips, consejos y recomendaciones de marcas de limpiahornos.
    Por supuesto que no voy a tirar a ningún familiar, pero quizá “sin querer” deje la escoba atrás de la puerta 🙂
    Me encantó tu anécdota de purim. No me puedo imaginar lo que pensó el policía al encontrarse un jueves como cualquier otro, con ese auto de locos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: