Skip to content

Para los Árboles

febrero 3, 2012

Siempre me fascinaron los árboles. La cualidad que mas admiro en ellos es la de quedarse quietos en un solo lugar, echar raíces, y no tener a donde ir. Me pregunto si se lo plantean.

En el colegio al que fui en la primaria había un ombú muy generoso, de casi 40m2, lleno de huecos para sentarse. Mas allá de tener millones de historias que contar, ese árbol estuvo, esta y seguirá estando allí desparramado sobre el patio mientras generaciones de niños pasen por el. Y no creo que tenga muchas contradicciones.

Si hay una conquista y se van a poner limites, esta prohibido talar árboles. La naturaleza y el orden que Hashem le dio, es para nosotros, para que podamos ver la belleza del mundo que El hizo para nuestro deleite.

Dice la Rabanit Rivka Nagar algo muy lindo, que las raíces están ocultas y son nuestros actos, los de la mujer, que no se ven tanto como los de los hombres que son las hojas. Si van o no a rezar, si estudian, si salen a trabajar, eso se ve. Y para que funcione un matrimonio esto debería ser así. Nuestro trabajo es interno. Si las raíces empiezan a querer sobresalir, se rompe el equilibrio. Y esto es muy interesante con respecto al tzniut.

Casi siempre me toco tener árboles cerca de mi ventana, y debo confesar que he tenido conversaciones con ellos en muchas ocasiones (si les digo que me respondían moviendo sus hojas  me cierran la ventana de un click, no?), y muchas veces admire su capacidad para mantenerse firmes en su tarea de enraizarse y crecer. Esa dinámica perfecta de buscar en el  fondo para luego ir hacia arriba es para mi el secreto de todo.

Hay árboles, como el bambú, que tardan siete años en crecer, y un día salen y crecen hasta 30 metros en una semana. Que hicieron durante esos años? Quedarse en casa con los niños pequeños, sin poder ir al templo en shabat? Durante esos años se dedican a formar raíces que van a soportar tamaño crecimiento.

No somos árboles. Estamos habilitados para movernos, desplazarnos, elegir nuestro lugar, la mejor tierra. Y que hacemos con nuestras manos, nuestras piernas y nuestra libertad? Talamos árboles, es como si nos matáramos a nosotros mismos.

El mundo se esta quedando sin bosques y los hombres sin cabeza.

 

 

 Gracias a Coty por las fuentes y la inspiración.

14 comentarios leave one →
  1. Miriam Bruckman permalink
    febrero 3, 2012 7:03 pm

    Hola Caro!
    El apellido de la rabanit es Nagar? Curiosamente significa carpintero!!!
    Los idolatras de distintas épocas pensaban que los arboles crecían gracias al espíritu de un dios que vivía dentro de ellos. (De ahí el refrán de tocar madera….) Realmente no estaban tan locos, percibían la fuerza de la creación.
    Los arboles nos refuerzan la convicción de la resurrección de los muertos, así como plantamos una pequeña semilla y el árbol crece y da fruto, así esperamos levantarnos de la tierra nuevamente llenos de gloria!
    Besos, shabat shalom, Miriam.

    Me gusta

  2. Ilanit permalink
    febrero 3, 2012 8:04 pm

    Hermosos pensamientos, los de Caro (y los de Miriam también!).
    Ahora que B¨H soy mamá, me emocioné al leer la metáfora respecto de los hijos y los árboles. Uno lo ve todo tan cotidiano, tan monótono, el cuidar de los hijos… y sin embargo si nos detenemos a pensar en lo que realmente significa criarlos (regar y regar sus raíces y , por ende, las nuestras), es realmente increible.

    Me gusta

    • febrero 5, 2012 12:58 am

      Ilanit,
      Lo que decis es tan cierto, uno entra en la rutina, en el “monton”, y se acostumbra. Hashem nos da frutos, o nos los presta, para que los cuidemos, y hagamos crecer para que luego ellos hagan lo mismo, y sus hijos lo mismo. Eso es una semilla, un Olam.
      Y siguiendo con las curiosidades que trae Miriam…Ilanit no significa arbol en femenino?! 😉
      Shavua tov

      Me gusta

  3. febrero 5, 2012 12:46 am

    Miriam! Amen!!!
    Gracias por lo que contas, hermoso,
    Toca madera….toca madera…y “no pases debajo de la escalera” sera por el sueño de Iaacob? 🙂
    Ese es el apellido de Rivka, que curioso…
    Shavua tov!!

    Me gusta

  4. Miriam Bruckman permalink
    febrero 5, 2012 1:17 am

    Shavua Tov!!!

    En el sueño de Iaacov, la escalera apoyaba en el suelo y su cabeza tocaba el cielo… asi que pasar por debajo es complicado. Segun la cristiandad, pasar por debajo de una escalera que forme tres puntos (como la de los pintores) era una ofensa para la iglesia ya que asi se ignoraba la referencia sobre la trinidad.
    Mucha cultura pagana, no?
    Besos!!!!!

    Me gusta

  5. leah bendahan permalink
    febrero 5, 2012 6:54 pm

    hola Caro
    me encanto este nuevo escrito ,te agradezco enormente los ratitos tan buenos que paso ,cuando los recibo y la oportunidad de participar con los comentarios, siempre hay cosas en comun que nos identifican, me encanta formar parte de esto, con respecto a los arboles, no en vano , la Tora asemeja al hombre con un arbol, que si la manzana nunca cae lejos del arbol, que los arboles se enderezan de pequeños, etc…pero lo mejor de todo es el asunto de las raices, y de como crecen mientras nadie las ve para luego mostrar todo su esplendor, asi como las mujeres se ocpan de todo lo interno por que asi es nuestra naturaleza, se ve incluso en nuestro cuerpo todos nuestros organos sexuales son internos mientras que los de los hombre son externos, esto nos marca tanto en nuestro caracter como en nuestra mision en la vida , soy consciente de que a veces es dificil de ver y man de aceptar pero es la cruda realidad y cuanto antes lo descubres antes lo disfrutas y te puedes dedicar plenamente a ello.Un beso Leah Bendahan

    Me gusta

  6. febrero 6, 2012 1:20 am

    Gracias Leah!
    Segui participando que es un placer leerte!
    Lo de “la manzana nunca cae lejos del árbol” no me lo acordaba y… me cae de maduro!!
    Muy buena la concepcion anatomica de nuestra mision,
    Creo que lo importante ademas de descubrirlo pronto, es poder transmitirselo a nuestros hijos, de manera que ellos/ellas lo puedan aceptar y disfrutar.
    Besos!

    Me gusta

  7. Coty permalink
    febrero 6, 2012 8:17 pm

    Hay que agradecerle a Hashem que nos puso un mundo tan bonito con tantas especies, colores, formas y tamaños, solo con la idea de agradarnos y hacernos mas bonito el paseo en este mundo y que podamos, BH cumplir nuestra mision con mas gusto! Asi que ya que lo tenemos frente a nuestros ojos cada dia, apreciemoslo y demosle gracias a Hashem por ello.
    Y a proposito de Tubishvat, se han hecho canciones y todo sobre el maase que cuenta de aquel que despues de aprovecharlo le dice al arbol: en que te puedo bendecir? Que tus frutos sean dulces? Ya lo son… Que tu sombra sea agradable? Ya lo es… Yehi razton que los que salgan de ti, sean igual de buenos que tu. Y aunque muchas de nosotras podemos conformarnos con esto y otras deseamos que nuestros hijos sean aun mejores, beezrat hashem que nuestras manzanas siempre caigan cerca del Arbol.

    Me gusta

  8. febrero 6, 2012 8:34 pm

    Amen Coty!!!!
    Hay tanto sobre el arbol que se podrian escribir mil posts,
    Ahora que te leo estoy pensando que mis hijos Be ezrat Hashem van a leer todos estos comentarios…(y los demas, ups!)
    Que nuestros hijos transiten este camino, llenos de belleza y cumplan sus misiones,
    Gracias amiga por tus mensajes de jizuk!

    pd. Espero que mi fruto caiga cerca del arbol, pero cerca, cerca! que no se me vaya pa otro continente….buaaaa! BH todo para bien!

    Me gusta

  9. ithiel permalink
    febrero 7, 2012 6:48 pm

    Precioso el post Caro.
    Me puso triste el final porque me recuerda la tala de muchos árboles que acaban de hacer en una avenida principal de la ciudad en donde vivo; los mataron con el pretexto de obras de remodelación y bla,bla,bla. No me atrevía a pasar por allí y cuando lo hice casi lloro como una niña. Hubo manifestaciones de protesta, que de no ser así hubieran acabado con todos. Lo malo es que “la obra” aún no termina y la acaldesa dijo sin pena ni gloria que
    ahora los piensa “reubicar” ¿? . Creo que este Tubisvat lloraré por los árboles muertos y daré gracias a Hashem por los áboles vivos.

    Me gusta

  10. febrero 8, 2012 4:08 pm

    ithiel,
    Terrible lo que contas, la humanidad se esta quedando sin cabeza—
    Conectemos con lo que si tenemos y hagamos muchas berajot hoy sobre los frutos, que trae muchas cosas buenas!
    ¡¡¡Tu bishvat sameaj para todas!!!
    un abrazo!

    Me gusta

  11. ithiel permalink
    febrero 8, 2012 7:38 pm

    Ken Caro, incrementemos las berajot por los frutos con que Ha Kadosh Baruj Hu nos bendice.
    ¡Tubishvat sameaj chicas!

    Me gusta

  12. Leila permalink
    febrero 19, 2012 5:52 am

    Caro:
    recién llego de vacaciones y me puse a leer los distintos post… por eso comento tan tarde y fuera del tiempo. Quería hacerte saber que esta frase: “Esa dinámica perfecta de buscar en el fondo para luego ir hacia arriba” es maravillosa, redundantemente perfecta. la leí y la releí muchas veces y ahora creo que quisiera copiarla para tenerla siempre a mano.
    Me encantó el post, me encantaron los comentarios y me encantó lo Miriam también.
    Gracias!!

    Me gusta

  13. Caro permalink
    febrero 19, 2012 2:31 pm

    Gracias Leila!
    Feliz vuelta de vacaciones!
    nosotras nos quedamos cuidando las plantas! 😉
    Me alegro que esa frase te resuene, la podes hacer propia,
    Un abrazo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: