Skip to content

Shoshanita

enero 26, 2012
by

Desde que era chiquita entendí que lo mas importante era desarrollarme como mujer, tener una carrera, una profesión, independencia, no ser una sombra del marido, y una madre aburrida. Me pasé casi toda mi juventud dependiendo de estas ideas. Hice una carrera, recorrí el mundo con una corbata invisible. Sola, muy sola pero independiente.

De chica yo era (o creía ser) la contracara de Susanita. Planeaba ser exitosa en el mundo laboral y profesional, no depender de nadie. Solo después de haber tenido mucho éxito, tendría hijos que pudieran crecer viendo el ejemplo de una madre exitosa.  Quedarse en la casa y criar hijos era para las fracasadas y frustradas, que veían el hogar como un refugio para evadir las responsabilidades de la vida real que las esperaba afuera.

Desde muy joven me puse a trabajar. Vendía calzas en el recreo, y vendía muchas calzas. Tantas calzas que junte mucha plata, si, mucha platita. Ya tenia mi pequeña vida resuelta, hasta que me la robaron.

Mas tarde me puse a trabajar en una tienda de trajes de baño, el dueño me ofreció ser la modelo para su catalogo de fotos de la nueva colección. Por entonces, quien entraba a la tienda me veía a mi con cara de aburrida sosteniendo mi pera con la mano y el codo resbalando en la mesa, mientras una gigantografia detrás, me mostraba en bikini y sonriendo con picardía. La situación era tan bizarra que intimidaba a los posibles clientes.

También trabaje como “modelo de prueba” para una importante marca de ropa de mujer. Yo era un perfecto talle M. Si engordaba o adelgazaba tan siquiera un poco, les arruinaba la colección. Claro que engorde, y tuvieron que esperar dos semanas para seguir adelante. Después adelgacé tanto que terminaron por echarme.

La cosa no arranco demasiado bien pero aun así logre mas adelante establecerme en el mundo que me vendían, con relativo éxito y reconocimiento.  Aunque como una zanahoria, la satisfacción y la saciedad se alejaban de mi en cuanto estaba por alcanzarlas. Así que me quedaba sin el pan, sin la torta, y sin la zanahoria.

Que descubrimiento Shoshanita! La vida real estaba adentro. Cerca de la piel pero muy lejos de la superficie. Un escenario desde el cual quizás nunca escuches los aplausos y en el cual el brillo puede estar bajo capas y capas que tengas que ocuparte de pulir.  Descubrí que depender estaba ligado a las cosas positivas de la vida (pobre el que no depende de nadie). Todo es un work in progress, un lío total. Un lugar donde las cosas están mal, y eso esta bien. Que alivio!

No tenia idea de que el verdadero éxito tenia que ver con la posibilidad de formar una familia y desde allí poder crecer y hacer crecer.  Cual es la medida, no lo se. No estoy segura, ni siquiera hoy que pase por el small, el medium, el large. Lo que si aprendí es que no hace falta ser un producto terminado perfecto para poder educar.

23 comentarios leave one →
  1. enero 26, 2012 1:08 pm

    Shoshi: Me causa gracia cuando escucho decir que las mujeres que nos quedamos en casa criando a nuestros hijos tenemos miedo de salir al “mundo real” No hay responsabilidad más grande que la de ser madre. ¿La medida? Que cada una se haga el diseño que mejor le quede.. pero no me vengan a decir que formar una familia es fácil 😀

    Me gusta

    • enero 27, 2012 1:10 am

      Judi…pensaba, y las que se quedan solo en el “mundo real” tendran miedo a adentrarse en la vida hogareña?
      Quizas lo que no es facil es confrontar con lo que uno es, porque la familia que “formamos” se desprende de nosotros mismos….no?
      Shoshi.

      Me gusta

  2. Alina permalink
    enero 26, 2012 5:07 pm

    Muy buen post, pero pienso que una cosa no quita la otra. Te podés desarrollar como madre y como profesional y las dos cosas tienen sus desafíos. Podés estar todo el día en tu casa con tus hijos, pero si no estás feliz ese es el ejemplo que ellos viven. Y también podés ir a trabajar y darle calidad de tiempo y una madre contenta.
    Muy buen blog, las felicito!

    Me gusta

    • enero 27, 2012 1:26 am

      Alina, gracias por tu comentario!
      Estoy totalmente de acuerdo con vos…solo que en este post estoy abordando a una mujer que todavia no descubre la posibilidad de hacer convivir los dos mundos con felicidad.
      Quizas lo que decis tiene que ver con la pregunta de cual es la medida…
      Cariños,
      C

      Me gusta

  3. Miriam Bruckman permalink
    enero 26, 2012 9:53 pm

    Hola Caro!

    La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…. la verdad es que hoy ando pum para abajo y me pregunto, por que son tan pocas (y pocos) que aun teniendo la posibilidad de ver y estudiar Judaísmo, miran para otro lado y no despegan?
    Por que a mi no me pasa eso de pasar del large al smal sin escalas????
    Creo que hubiera sido la modelo perfecta para Rubens.
    Besos.

    Me gusta

    • enero 27, 2012 1:39 am

      Miriam!!
      Te referis a Rubens el pintor? o es otra marca de ropa??
      Con respecto a tu pregunta, creo que en todos los ordenes de la vida hay muchas mas escalas de lo pequeño a lo grande, que de lo grande a lo pequeño :).

      Me gusta

      • Miriam Bruckman permalink
        enero 27, 2012 5:51 pm

        Rubens el pintor!!! El unico artista que no me quiso por flaca fue Botero.
        Besos.

        Me gusta

  4. Adalcisa Eladia Bigllieka permalink
    enero 27, 2012 10:40 am

    Creo que la medida la da la felicidad. La felicidad que cada uno siente en su mundo. No hay una medida igual para todos. Hay quienes son muy felices en su casa con sus hijos, hay quienes lo son haciendo una carrera, hay quienes combinan las dos, y hay tantos tantos caminos que es un desperdicio no ser felices.
    Shabat Shalom

    Me gusta

    • enero 29, 2012 1:55 am

      Adalcisa,

      Es cierto, es un desperdicio no ser felices, punto!
      Pasa que el tema de la felicidad es mas complejo, por eso dice Shoshanita que es un work in progress, y que la vida es un lio total, porque justamente, cada dia, tenes que agarrar la mochila, y salir a trabajar, a educar, a amar, mientras que vas acomodandote las incomodidades, y ajustando los desajustes. Si podes sentir eso como felicidad por el simple hecho de estar en la cancha, encontraste la medida.
      Shavua tov!

      Me gusta

  5. leah bendahan permalink
    enero 29, 2012 12:46 am

    Claro que todos dependemos unos de otros y pobre del que no dependa de nadie, pero esta frase toma mucha mas importancia dentro del mundo judio en el que todos respondemos unos por otros, y sabes Caro yo soy una mujer profesional y todos esos royos ,pero jamas di tanto de si como el dia que fui madre cuando me cambiaron de la noche a la mañana todas las prioridades y esa gran profesional que me creia ,lloraba por dejar a mi hija en casa con cuatro meses para ir a trabajar ,nada nos hace mas grandes que nuestra familia ,incluso cuando se puede compatibilizar y sentimos un gra placer en desarrollarnos ,incluso asi no hay nada mas grande que nuestra familia,para mi es el reto mas grande de mi vida.Un besito

    Me gusta

  6. enero 29, 2012 1:41 am

    Leah,
    Yo soy testigo de tu entrega, tanto en lo profesional como en lo familiar, tu frase
    “Nada nos hace mas grandes que nuestra familia” ademas de ser grandiosa resume lo que queria transmitir.
    Gracias por seguirnos, super valiosos tus aportes.
    Un beso grande!!

    Me gusta

  7. Coty permalink
    enero 29, 2012 5:45 pm

    Mi computadora cayo enferma. Regalo de mi marido de hace unos años y mejor que la suya, es de uso popular en mi casa, donde parte de la poblacion, la mayoria es infantil. Asi que eso del contagio de virus que traen los niños del colegio, pues tambien afecta a los aparatos.
    Y todos sabemos que los señores informaticos crearon el Modo A prueba de fallos que reestablece la pantalla de inicio, pero sin todos los programas.
    Y asi despues de 12 años estudiando y 3 trabajando, arreando de 3 niñas, una barriga, y una casa, marido incluido, me encontraba en el tres y dos que supone dedicarme a mi carrera y a mi familia e intentar hacerlo todo mas o menos bien, aunque, siendo oftalmologo, todo eso requiera algo mas que un par de colirios para arreglarlo.
    Todo iba bien hasta que hace unos dias me propusieron el trabajo “ideal”, poco tiempo, pocas horas, mucha practica, buen ambiente…. oportunidades unicas, como las rebajas de ropa. Y haciendo un atrevimiento, presente el Curriculum. Aunque no tengo aun respuesta, por un lado mi orgullo desea que sea positiva, pero mi real yo no para de pensar si podre seguir teniendo la paciencia, buena cara y la fuerza para continuar intentando ser buena esposa, mama y mujer.
    Y pensando en mi computadora, cierto es que me gustaria tener todos los programas en uso, con tantas ventanas abiertas como se puedan desplegar, y haciendo uso de todos los accesorios y herramientas que tiene….. Pero se que se corre el riesgo de que se metan, no virus, si no, monstruos que destruyan el sistema. Y quizas por ese riesgo, en el fondo de mi corazon, creo que va a ser mas seguro activar el “modo a prueba de fallos”…. Que aunque sigue con fallos, intenta cada dia hacerlo mejor.
    Y por favor pidan refuah shlema para mi computadora, Vaio bat Coty 😀

    Me gusta

    • Caro permalink
      enero 30, 2012 3:52 pm

      Queridisima Coty,

      Tu comentario es un super post!
      Asi estamos todas, con las pruebas, a mi me siguen llegando propuestas muy tentadoras, la ultima de ir a Madrid a cantar en un evento, mucha platita como dice Shoshanita, y dije que no, menos mal que estaba a 13.000km de distancia.
      Pero bueno, todas estamos en la misma, kol hakavod a quienes encuentran ese equilibrio dentro de lo permitido.
      Un abrazo y refuah shlema para Sony Vaio bat Coty!!! 😀 😀

      Me gusta

  8. Judith permalink
    enero 30, 2012 11:51 am

    Cuando era chica, mis compañeras del Normal 1, me llamaban Susanita. Soñaba con una familia numerosa, muchos hijitos…. Baruj Hashem, ese sueño se cumplió, tengo 7 hijos y siendo muy joven (¡!) 4 nietos! Eso es grandioso, da plenitud… Pero cada persona es única y los potenciales con los que Hashem la dota deben ponerse en juego y brindararse también . Algunas dan shiurim maravillosos, otras escriben magistralmente, alguna otra cocina riquísimo y así muchas cualidades que ademas de brindarlas a la familia, son talentos con los que se puede iluminar un poco mas a su alrededor. Hashem nos da la fuerza para equilibrar muchas y muy diversas tareas… Lo importante es elegir cuidadosamente y tener claras las prioridades.

    Me gusta

    • enero 30, 2012 2:40 pm

      Judith, muy hermoso todo lo que escribís! Que tengas najat de tus hijos y nietos!!

      Me gusta

    • enero 30, 2012 3:57 pm

      Judith, que claridad!!!
      Las herramientas las tenemos todos, lo importante, como decis, es saber usarlas en el lugar adecuado, porque no usarlas tambien genera cosas no positivas, como me dijo mi amiga Estrella, ir por la vida con una caja de herramientas sin usarlas pesa mucho!
      Adhiero a Andi, que tengas mucho najat de tus hijos y nietos y bisnietos tambien!!

      Me gusta

  9. enero 30, 2012 2:23 pm

    Mi marido me conociò en plena carrera.Entre camarines y purpurina.despues de muchos años de dejar el escenario todavia me cuesta, me sigue costando.Mis hijos se divierten mucho cuando les hago un personaje de mis cuentos o cuando les bailo en funciòn privada entre los sillones del comedor.Claro! Mi pùblico ha cambiado y mucho!
    ¿Me sigue costande? SI.¿Me sigue doliendo? SI.¿Vale la Pena? SI, Vale . Entonces, adelante!Esa es mi medida.
    estre

    Me gusta

    • enero 30, 2012 2:43 pm

      Ay Estrella Sara, que nombres tan perfectos para vos!!! No se puede explicar la emoción que siento de leer las palabras perfectas que mi corazón siente y todavía no sabía decírcelo a mi boca. Gracias!

      Me gusta

    • enero 30, 2012 4:06 pm

      Querida Estre!!!

      No sabes cuanto me alegro de haberte encontrado!
      La purpurina la seguis teniendo,eh! el brillo esta intacto!
      Pero cuesta, y lo se, por eso insisto que tenemos que generar mas espacios para nosotras.
      pd. Es como si te estuviera viendo bailar entre las sillas…:D

      Me gusta

  10. Vicky permalink
    enero 30, 2012 2:30 pm

    Desde mi vida secular que escucho la famosa tarea del DELICADO EQUILIBRIO, a esta altura me parece que nunca se encuentra el exacto sino que la busqueda es la tarea en si misma.

    Sin duda, haber hecho teshuva fue lo mejor que esta pasando pero aún no en estos tiempos, no encuentro a la nueva persona.

    Pase de ser la existosa y estresada publictaria, a la existosa buscadora de un nuevo camino.

    Los fragmentos me indican que tengo que unir lo de abajo con lo de arriba, pero aun nado en la oscuridad que a aveces me agobia y me aplasta dejandome la boca contra la pared.

    Baruj Hashem, esta la reparadora tefila que en cada encuentro con Hashem me deja preguntarle que esta esperando de mi.

    Mientras tanto sigo, buscando ese espacio combinado donde encotrarme entera y dejar atrás la angustia de ser pedazos de persona…………..y preguntando…………

    Me gusta

  11. enero 30, 2012 4:18 pm

    Vicky,

    Sin duda, yo te encuentro, entrelineas, en los espacios que me dejan pensando lo rica que es tu busqueda, y la entereza con la que la abordas, a pesar de sentirte en “pedazos”.
    Las que hicimos Teshuva cargamos un poco con la culpa de lo vivido o no vivido, con la busqueda del equilibrio, queremos ser perfectas tzadikot (justas) de un dia para el otro, y que quienes nos rodean tambien lo sean. Y dejamos la Simja (alegria) ahi colgada en un cuadrito jasidico que compramos para decorar la casa.
    Creo que la SImja es la gran medida. Es el molde a traves del cual debemos hacer pasar todas nuestras elecciones.
    Siempre es genial leerte y tenerte entre nosotras!! Gracias!!

    Me gusta

  12. ithiel permalink
    enero 30, 2012 7:31 pm

    Querida Caro, después de leer tu post y cada uno de los comentarios me vienen a la mente muchas cosas entre ellas la letra de una canción que dice: “La Felicidad no es un puerto, la felicidad no es un lugar, la felicidad es una forma de navegar por esta vida que es la mar…… Si así fuera, alegóricamente hablando tendríamos que navegar bien con lo que nos haya dado Hashem, ya sea un crucero,yate,bote,lancha o balsa y qué triste ha de ser navegar solo, por eso : Que Viva la Familia!!

    Me gusta

    • enero 31, 2012 1:24 am

      Ithiel!
      Precioso lo que decis!!
      La tora se compara con el agua, asi que el camino es seguro, ahora, la balsa me deja vulnerable y el crucero mucho mas, el yate me queda grande, la lancha que me marea y el bote cruje por todas partes, es como decis y lo que importa es tener un buen capitan, o un buen marinero… 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: