Skip to content

Pequeñas delicias de la vida cotidiana

enero 19, 2012
by

¿Qué día es hoy? Ah, jueves. Uy. Jueves. Mi día de cocina. ¿Cómo va a ser? Me gustaría saberlo de antemano. Vengo tan ciclotímica últimamente. Ya no se escucha que alguien es ciclotímico. Ahora usan bipolar. Pero no es lo mismo. Ahí estoy. Otra vez corrigiendo. La maestra siruela. Ciclotímico y bipolar no son sinónimos. ¿Escuchan alumnos? Son dos patologías diferentes. ¿Qué me creo? ¿psicóloga? Solo porque en el secundario leí “El olvido de nombres propios” no pierdo oportunidad para mandarme la parte: “Freud recordaba los nombres Boticelli y Bolrtaffio en vez de Signorelli”. Impresionante. Que culta. ¿Por qué yo no puedo recordar el nombre del personaje de “Cien años de soledad”? Ese, el del enamorado de Remedios, la bella. Desde hace meses intento recordarlo. Podría googlearlo y analizar las causas del olvido. Ahí está: Mauricio Babilonia. A ver. Asociemos. Mi tío Mauricio. A su esposa le decíamos “tía papa frita” ¿no me acuerdo ese nombre porque quiero comer papas fritas? Nah. O si. Veamos qué pasa con Babilonia. Babilonia Bar. Los amaneceres que me encontraron en ese antro de la calle Humahuaca. ¡Herr! ¡Ahí está! Por eso todo el día le canto a mi hija “La vaca de Humahuaca”. Es eso. Me olvidé del nombre del personaje porque me siento la vaca de Humahuaca. A pesar de que ya era abuela, un día quiso ir a la escuela. Igual tengo que dejar de cantarla. Mi marido me pidió que cambiase el repertorio. Ahora le canto “La mona Jacinta”. Pero no me sé la letra y canto cualquier cosa. Igual creo que tampoco le gusta. A veces pienso que no soy muy buena esposa. Eso que soy muy de cortar el teléfono cuando entra. Muy de manual de shalom bait. “Te dejo que llegó mi marido”. Pero no estoy segura de que él quiera que corte. Quizá prefiere un rato tranquilo antes de que yo empiece con las quejas. Soy una profesional de la queja. No hay nada que me venga bien. Si no me ayuda, me quejo. Y si me ayuda, me quejo por cómo lo hace. Ahora me pregunta antes de hacer nada. Pero eso también me pone nerviosa. Para colmo no me sé explicar:

–¿Querida, ¿cómo lo hago?

–¿Hacelo con el coso del cajón de los cubiertos –le digo.

–¿El coso? ¿qué coso?

–El curimpl ese.

–¿Cuál?

–Eseee. Al lado del smtzmnssss.

–¿Qué?

–Dejá que lo hago yo.

Y todavía me enojo. Ya tengo esas cosas de vieja. Repito todo veinte veces. No termino las frases. Entro a la pileta por las escaleras. Ya no me tiro de cabeza. El colmo va a ser cuando me salpique de a poquito los brazos para irme aclimatando. ¿Cómo llegué a esto? Ah. Mi día. Que qué día tendré, me preguntaba ¿Será uno de esos jueves productivos en los que a las tres ya tengo listo el pollo, el kuguel, los tomates disecados? Y el pescado asado. El salmón. Como Calamaro. No como calamares. Ah. Y los ajíes al horno. Ajíes. En mi casa le decían morrones. Morrones me suena a Pepitito Marrone. Cheeeeeeeeee. ¿era comunista pepitito? También decía “¡Mamita querida!”. Mamita querida. Se acerca el iortzait de mi madre. Por eso debo andar tan sensible estos días. Con miedo a enfermarme. ¿Estoy hipocondríaca? En el último mes fui tres veces al médico. Y una al cardiólogo, que también era el doctor de mi mamá. Me dijo antes de despedirme: “esta semana pensé en su madre”. No quise decirle que yo pienso en ella todo el tiempo.

25 comentarios leave one →
  1. enero 19, 2012 6:31 pm

    Sin palabras, se me hizo un nudo en la garganta. Si todos pudieramos hacer genialidades con el dolor, este mundo seria una delicia.

    Me gusta

  2. ithiel permalink
    enero 19, 2012 6:39 pm

    A ver Judi, eso de que andas “ciclotímica” fue un termino que solo empleaste por mostrarnos tu estado de ánimo o ya en serio dime si te lo diagnosticaron. Porque dices bien, no es lo mismo trastorno bipolar (jaz ve shalom, lo alenu) que la ciclotimia. Tampoco soy psicóloga ni psiquiatra pero tengo entendido que la ciclotimia viene acompañada con otro trastorno leve llamado hipomania. Y francamente no te veo con conductas temerarias.
    Dice un jajam que un ingrediente principal para la felicidad es conocerse así mismo. De tal
    manera que si sabes el día que te espera (porque lo agendaste o simplemente porque ya lo sabes) evites las cosas que te ponen de mal humor o si no es posible esto, entonces hay
    que cambiar la actitud y surfear las olas como vengan y aunque en estos momentos no lo creas, disfrutar mientras lo haces.
    Simjá,simjá,simjá Judi! Estamos vivIendo tiempos B”H en los que podemos mejorar cualquier aspecto de nuestras vidas.

    Me gusta

  3. labajista permalink
    enero 19, 2012 7:17 pm

    me recordaste a mi abuelo, que nacido en Marruecos, siempre contaba que habia una ciudad en marruecos que se llamaba Laredo, y ya de mas mayor, cuando vivia en Caracas, si se subia a un colectivo y le preguntaban a donde iba, para saber cuanto pagar, el decia “voy para el lado de laredo”, y como no le entendian no le preguntaban mas y lo hacian pasar!!! jajaa.obvio que lo hacia a proposito, y siempre se reia de como el chofer del colectivo preferia la ignorancia, antes de hacer la pregunta…yo creo que.eso pasa cuando uno no quiere hacerse entender, se ve que a veces es mas facil ese camino, aunque despues a uno lo traten de loco!!..por lo menos eso me pasa ami
    Genial amiga, como podes plasmar tu dialogo interno, ojala yo pudiera escucharlo tan claramente como para plasmarlo asi!! nos vemos prontito!\beso!
    Kari

    Me gusta

  4. yami permalink
    enero 19, 2012 7:33 pm

    exelente…
    sera que toda somos igualea???
    shabat shalom!!!!
    yami.

    Me gusta

  5. enero 19, 2012 9:03 pm

    Caro: ¡Qué bueno lo que decís! Transformar el dolor. Parafraseando a Pinti: Pasan los dolores, pasan las angustias, las melancolías, quedan los artistas (no lo digo por mi ¿eh?)

    Ithiel: ¡No! No te preocupes. En Argentina, hace un tiempo, se usaba el término “ciclotímica” para referirse a alguien que cambia de estado de ánimo muy seguido. Ahora usan con la misma liviandad la palabra bipolar, nada más es parte del lenguaje popular.
    ¿Te acordás quién dijo eso de que conocerse a sí mismo es esencial para la felicidad? Me gustaría profundizar el tema… a veces me parece todo lo contrario.

    Kari: ¡Genial la anécdota de tu abuelo! ¿vos creés que si subimos a un otobus aca, en Israel y decimos “derej Laredo” el naag nos deja pasar? A los dos minutos tenemos a todo el bus opinando para qué lado es Laredo y qué línea nos conviene tomar. 😀
    Ahora: ¿vos decís que no quiero que mi marido me entienda? ¡¡¡Lo charlamos personalmente en unos días!!!

    Yami: ¡¡No me digas que no te alegré la noche con el motivo del llamado!!

    Me gusta

    • aialita permalink
      enero 19, 2012 10:11 pm

      perdon q me meta.
      bipolar = mania depresia . osea, tiene etapas q duran por lo menos 3-6 en un estado y desp cambia a otro (depresion a euforia y biceversa)

      borderline o personalidad limitrofe es lo q en este super post se entiende como ciclotimica 😉

      Me gusta

  6. aialita permalink
    enero 19, 2012 9:57 pm

    דחכ קןרמצ דצמ לשדחגשחדג

    bueno, en esto q escribi arriba, solo quize hacerte saber que no encontre las palabras correctas para decirte todo lo q me paso mientras te lei. igual te comento q mi mama ayer uso la palabra ciclotimico para definir a su jefe. jajaja

    hoy pense algo mientras estaba en el supermercado. pense: como llegue aca? (no al super, sino al lugar de mi vida en el q me encuentro). y ahi me di cuenta de q H nos va marcando caminos, y q cosas q a lo mejor hace 5 anios no hubiese podido soportar, hoy puedo abrazarlas e integrarlas. me costo mas de 10 anios (pucha q toy vieja) poder saludar de lejos a esa sombra q me movia la manito de lejos…y otros mas poder querer acercarme y preguntarle: como te llamas? y asi despacito despacito. y ese es el Rajamim de Hashem: nos va conduciendo a traves de procesos que, sin saberlo a veces, nos sanan.

    q se yo. a lo mejor dentro de poco te remojas los brazos en la pile, para poder aclimantarte (o como se diga)…. pero no te olvides q eso llego despues de haberte tirado de cabeza. q bueno poder relajarse, no? y q mejor q poder darle la bienvenida a nuevas etapas, y disfrutar los procesos? (claro, esto lo escribo x q no se trata de “aclimantarte” a las nuevas arrugas q me aparecieron abajo de los ojos, a esas hay q hacerles jerem y no aceptarlas!!!)

    en fin. vos sabes q para mi vos sos un ejemplo de persona, amiga, integridad, crecimiento, fortaleza, madre y esposa. y quejarse no siempre esta mal, especialmente x q vos sos de la q tb saben valorar, y hacercelo saber a las personas al rededor tuyo.

    te quiero y admiro, as always

    Me gusta

  7. labajista permalink
    enero 19, 2012 10:21 pm

    dale lo hablamos alli!!!! me equivoque el nombre de la ciudad de mi abuelo : se llamaba “Larache”…
    creo que hay un pequenio beneficio aveces cuando no nos entienden!!! hay que pensarlo…besos
    Kari

    Me gusta

    • fortuna permalink
      enero 19, 2012 10:29 pm

      BARBARO Y ESO QUE YA SOY ABU ME HIZO ACORDAR MIS VIEJOS TIEMPOS LAS FELICITO SIGAN CON ESTOS TEXTOS SON BUENISSSSIMOS DELIA

      Me gusta

  8. enero 20, 2012 7:14 am

    Aialush: ja ja ja ¡la re veo a Erica diciendo “ciclotímico”!
    ¡Te agradezco tanto tu comentario! porque más allá de ser un aporte super inteligente, me das la oportunidad de reivindicarme (aunque no sea merecedora de tu halagos) y decir que en la vida real no soy tan “desequilibrada” como en el blog :D.

    Labajista: ¿analizamos el fallido? ja ja ja (¿hay que poner ja ja para que se entienda que es en tono simpático?) besooooo

    Delia: No sabe el honor que es tenerla por acá. ¡¡Y gracias por los cumplidos!!

    Me gusta

  9. enero 20, 2012 12:28 pm

    Uliiiiii!…..me hiciste acordar de tantas cosas……mi marido y yo ,nos conocimos en Mediomundo Variete…..y….anda a saber como nos hicimos entender como para terminar haciendo teshuva!!!!!! Tal vez asi, como vos decis….medio como un trabalengua inentendible pero…….llegamos! Como seguramente llegaba el abuelito de Kari, sin decir muy claramente adonde iba…..
    geniales tus conversaciones privadas, en lo público.geniaaaaa!
    estrella

    Me gusta

  10. enero 20, 2012 2:08 pm

    ¡Estre! ¿¡Lo conociste en Mediomundo Varieté!? ¿¡e hicieron teshuvá casados?! ¡¡¡¡Vos y yo tenemos mucho para hablar!!! 🙂

    shabat shalom para todas

    Me gusta

  11. ithiel permalink
    enero 20, 2012 6:57 pm

    Ups! Judi. Ahora sí como dicen por aquí ” que me agarraste en curva” . Me había comentado mi mamá el miércoles que x actor padece la enfermedad bipolar y que
    sufre pensando en que su hija pudiera heredar su mal….. luego leo tu post……veo el comentario de Caro…. y ja,ja,ja,ja; ya hasta estaba pensando recomendarte un buen psicólogo. Ahora creo que me contagiaste un poco de tu ciclotimia porque no puedo citar al jajam que dijo la frase; pero lo importante es corroborarla y a mí me ha servido bastante.
    Oye, que dice mi hermana que me va a mandar a Argentina unos meses para que aprenda algo del lenguaje popular y no me equivoque, je, je ,je.
    Shabath shalom chicas!!

    Me gusta

  12. enero 21, 2012 5:44 pm

    Ithiel: ja ja ja!!Nos regalaste un buen rato de risas a quienes llegamos a leerlo. Eso si, podrías cuidarnos a la inversa y avisarnos cuando usamos algún término con connotación no adecuada para los mexicanos. 😉
    shavua tov!

    Me gusta

  13. libi permalink
    enero 22, 2012 1:44 am

    Tal cual! parece q está de moda! Al año y medio, dos después de que falleció mi madre Z”L, no solo caí en cuenta de la perdida, sino q caí en tremenda depresión. Mi padre preocupado me llevo a un terapeuta q al verme en ese estado me pregunta –“dígame: usted…cuando está bien, está MUY bien, no? y cuando está mal está MUY mal, no? Y ante mi afirmación en ese estado al estilo “supongo” me dice: lo sabía!, usted es bipolar!! y ahí mismo me receta litio que B”H nunca tome. Jajaja

    Amiguita sabia q nos parecíamos pero nunca tanto! pensé que era la única que tenía problemas para que el marido le traiga el coso de la cocina!

    Me gusta

  14. Leo Ghea permalink
    enero 22, 2012 4:07 am

    Judi querida, mas alla de lo comico del blog y mas aca del tinte un tanto “melanco” que deja entrever, queria felicitarte por la capacidad de asociacion que tenes, describis en una carilla un cumulo de asociaciones que parece resumir un buen tramo de analisis personal. ¿Tu introspeccion es innata o la adquiriste? Cantame dónde?!
    Lo lei varias veces, frases cortas, mucho contenido, muy rico, admirable, se mezcla el pasado, las lecturas de la juventud, las vivencias aquellas, “las perdidas” y las perdidas!
    Parece que somos unas cuantas!
    Me vuelvo a preguntar donde andabas cuando vivias en Bs. As., como no te cruce?!
    Un gran cariño!
    Leo

    Me gusta

  15. enero 22, 2012 12:57 pm

    Li!! ¡qué miedo me dan los psicolocos! Que Hashem nos cuide de caer en manos irresponsables que diagnostican después de dos preguntas.

    No sabés cómo me cuesta contenerme y no empezar con el tema de los maridos. Tengo tantas ganas de preguntar ¿todos entran y salen de la casa veinte veces porque siempre se olvidan algo? ¿todos nunca encuentran nada? Pero no, no lo voy a hacer. 😉

    Leo: Me dejaste pensando con tu pregunta acerca de dónde saqué esta capacidad de introspección. La verdad es que creo que un poco es innato, pero la mayoría la adquirí estudiando las técnicas de Gurdieff y Ouspensky (antes de la teshuvá). No creas que es algo absolutamente positivo, como siempre, el camino de oro es el camino del medio, como explica el Rambam, y muchas veces esa conciencia interna atenta contra el crecimiento espiritual. Lo ideal es es equilibrio ¿ya lo dijimos alguna vez? 🙂

    Te quiero decir que la descripción que haces (cómico con un toque melanco) es la que mejor describe el tono que intenté darle al post.

    Cuando vivía en Bs. As. yo andaba por el once, por eso no nos cruzamos tanto, aunque… ¿te acordás que un vez nos vimos en el subte?

    Me gusta

    • Leo Ghea permalink
      enero 23, 2012 3:12 am

      Ah… no, me mataste con esto del subte…yo la unica vez que creo que te vi fue en el Abasto, en Mc Donal´s, puede ser o lo soñe? No nos saludamos, te vi de lejos. Ahora, si nos vimos en el subte dame un par de datos para que me acuerde del hecho!
      Innato o adquirido es admirable, por lo menos para las que tenemos el gusto de leerte!!
      Que H´ siempre te de la fuerza de transformar, recrear y darle nuevas lecturas a los nisionot!
      Te mando un gran beso!

      Me gusta

      • enero 23, 2012 8:34 am

        Leo, ahora me hiciste dudar a mi. Del encuentro del abasto no tengo registro (pido disculpas si no te saludé). Lo que recuerdo es que nos vimos en el andén (yo estaba con mi marido) y te pregunté si eras la amiga de Ana, subimos al mismo vagón y charlamos hasta que te bajaste en la próxima estación.
        Quizá asi sean todas las las relaciones ¿no? Uno se acuerda de una cosa y otro de otra, o sea, de la mayoría de las cosas que he vivido, las personas que me acompañaron, o bien no las recuerdan en absoluto o las recuerdan de distinta manera.
        beso para vos 🙂

        Me gusta

  16. Leo Ghea permalink
    enero 23, 2012 4:12 pm

    Ah… no… esto se puso mas interesante de lo que yo pensaba…
    En principio no hay lo que disculpar porque cuando te vi en el Abasto fue porque mi marido me dijo “ese muchacho es Bauer”, eso fue todo.
    El subte, el anden, mi queridisima amiga Ana…, esto si que es extraño, pero lo que vamos a sacar de todo esto (independientemente de si era yo o no) es qué realidades tan diversas vivimos aun cuando creemos que estamos compartiendo la misma situacion…, qué registros tan diversos tenemos las personas a partir de una escena compartida. Interesante… las voces internas en tu post, las de Andi en “Radio Nelida”… el encuentro (temerario a veces) con uno mismo y los (des) encuentros otras veces con el otro
    Y ya que andamos de Blues … “¿que ves cuando me ves…, (cuando la mentira es la verdad?)” podria ser el titulo de un buen post.
    Un besote!!

    Me gusta

  17. enero 24, 2012 5:21 pm

    chicas muy bueno los leo casi todos
    cari milewich

    Me gusta

  18. enero 25, 2012 8:42 am

    Leo: Si! es muy buen título para post ¿te animás? ;D

    Carina: Hola ¡¿cómo “casi” todos?! Ahora mismo nos ponemos a trabajar para que te den ganas de leerlos “todos” 😀

    Me gusta

  19. Marisa permalink
    enero 26, 2012 2:35 am

    Me encanta todo lo que escriben. Muchas veces me siento muy identificada y no puedo para de reir, no puedo creer como alguien puede poner en palabras exactamente eso que siento. Otras veces, aunque no me sienta identificada, igual no puedo parar de reir de solo pensar que le pasa a otra. Gracias! Me alegran mucho. Marisa Groisman

    Me gusta

    • enero 26, 2012 12:26 pm

      Maris, yo me rio de solo verte reir!! me alegro que te guste el blog y que te alegre, a nosotras nos pasa lo mismo 🙂

      Me gusta

    • enero 26, 2012 12:34 pm

      Marisa! gracias a vos!!!!!!!!!! y es tal como dice Caro. Al final a todas nos pasa lo mismo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: