Skip to content

Siempre un pero

diciembre 13, 2011
by

Queridas amigas:

Desde ayer trato de escribirles y no me sale nada bueno. Ojo que al decir esto voy en contra de mis principios, porque escribir sobre la dificultad de escribir siempre me pareció berreta. Nunca seguí leyendo nada que hiciese referencia a la angustia por la hoja en blanco, y si mi hermana me lo hubiese permitido, en su momento habría sacado el disco de Serrat apenas empezaba a quejarse de que las musas hayan pasao de él.

Si quieren saber más, ayer, a eso de las nueve, empecé la historia de un día de lluvia en el que me senté en un barcito de Geula y una señora mayor me pidió compartir la mesa, se sacó los dientes postizos, los envolvió prolijamente en una servilleta y me contó toda su vida en el tiempo en el que le llevó comer un sándwich de tomate y queso. Pero después me arrepentí, porque más allá de lo grotesco, todavía no le vi ningún sentido trascendente a ese encuentro, y como no tenía un remate que me pareciese lo suficientemente bueno, lo dejé.

Para el que si tenía un buen final era para un post que se llamaba “work in process” y que con muchos juegos entre las palabras proceso, procesión y procesado describía cómo esperamos que las cosas se nos den servidas, listas, masticadas. Contenía una cita de Umberto Eco: “Hay dos formas de hacer un safari: puedes ir África, contratar una excursión y correr el riesgo de que te piquen los mosquitos, soportar el calor, que los leones justo ese día no aparezcan y que los elefantes hayan migrado. O puedes ir al The South Africa Family Vacation en Disney donde todos las tardes, a las 5 en punto, el elefante de plástico aparece y tira un chorro de agua justo después de que pasaste con el barquito”. Incluso, por un momento, justo después de escribir “queremos que nos den las cosas masticadas” se me ocurrió cruzar las dos historias, pero más allá de eso, tampoco me pareció muy bueno.

Hoy me desperté sabiendo que lo que me pasa aquí es lo mismo que me sucede en muchísimos aspectos: No siento que lo que hago sea suficientemente bueno. Ni como madre, ni como esposa, ni como amiga, ni como pariente lejano. Nada es suficiente, siempre un pero. Cada día me acuesto con la sensación de que faltó algo, de que me podría haber esforzado más, de que no pasé la prueba.

Es verdad que las críticas por no llamar más seguido, haberle puesto ajo al kuguel o no haberle llevado un gorrito a la nena vienen de afuera, pero soy yo la que me las creo, la que les abre la puerta y las deja instalarse adentro.

Les pido que dejen de intentar darme musar telepáticamente: Ya sé que la perfección no existe, no es eso de lo que estoy hablando. Hablo de un malentendido con la mesa examinadora: yo pienso que el examen se pasa con nueve pero en realidad Hashem aprueba con cuatro.

6 comentarios leave one →
  1. Adalcisa Eladia Bigllieka permalink
    diciembre 13, 2011 12:10 pm

    Hashem aprueba con cuatro, es verdad. Pero porque El es todo bondad y porque nos dio libre albedrio. El aprueba con cuatro, pero sabe que quien entendie bien su mensaje, buscara siempre el 9 o el 10.
    No creo que lo tuyo sea un error. Simplemente quisieras “creerte” que con cuatro es suficiente, pero adentro tuyo sabes que no es asi, eso me pasa muchas veces, sobre todo cuando estoy cansada, asi que lo que hago es descansar y luego ya voy nuevamente a pelearla por el 9 o el 10.
    Sabias que cuando Sabina interpreta esa cancion del nano dice: ” Pero hoy las musas han pasado de mi….se habran ido con el nano” y es casi lo mismo de lo que estas hablando no?

    Me gusta

  2. Kari la bajista permalink
    diciembre 13, 2011 1:01 pm

    querida amigaaa
    gente como vos, aunque aspire a un 4 generalmente llega a un 9…yo he llegado a la conclusion (pues me pasa lo mismo que a vos, solo que la mayoria de mis inconformidades no vienen de criticas exteras si no internas)..como te decia, llegue a la conclusion luego de investigar, indagar, y trabajar sobre ello, de que una de las formas de llegar contento a un 6, 7 , 8 o hasta 9 (pues 9 no es 10)…es relajando y entendiendo que si llego a un 4 estoy contenta…asi que hago lo que puedo y si sale un 4 aveces me alegro como el 4 o 5 que solia sacarme en dibujo tecnico en la secundaria (jaaa..como costaba el 4)…hay algunos aspectos de la vida, en los que si peleas si o si por un 9 , por ahi terminas quedandote con un 2…..
    BESOS
    Kari

    Me gusta

  3. ruth shira permalink
    diciembre 14, 2011 9:46 am

    y lo mas genial es que H” te ama incluso con 0, y que sos unica y especial sin que tengas que hacer ningun esfuerzo. Podes darles vacaciones a los de la mesa examinadora, van estar muy felices! y vos tambien.

    abrazo judi!, y como siempre disfruto de leerte, y mucho!

    Me gusta

  4. aialita permalink
    diciembre 15, 2011 7:50 pm

    te quiero tantoooooooooooooooooooooooooooo!!!

    yo me conecto con lo q dice la amiga ruth shira…vayanse todos a hawaii a tomar sol!!! e invitenme!!!

    y a mi me gustaba la historia esa de los dientes postizos…escribila!! quiero saber q paso! o lo q no paso..

    hay un cuento del maharal que siempre me rescata en estas situaciones: (el cuento es larguisimo asi q hago una reduccion):… Y llego el sirviente ante El Rey, con la vasija que El le encomendo cuidar y que el sirviente rompio “sin querer” (neshama), y lleno de verguenza se la devolvio asi, rota, y el Rey Le dijo: tambien rota Yo la uso…

    y para terminar, una frase celebre que escuche en un seminario:

    D-s no crea basura. (cada una saque sus conclusiones)

    (ah! nunca esta demas aclarar que D-s NO hace exepciones en este caso….) 😉 muaks a todas

    Me gusta

  5. diciembre 16, 2011 6:10 am

    Si sigo así ¡me voy a sacar un 0 en “responder los comentarios”!
    Me mareé entre tantos números y no sé qué decir, así que gente, me voy por la tangente.

    Adal: PERO…ahora Sabina y Serrat cantan juntos… ¿cómo dirán? hoy las musas han pasao de nosotros… se habrán ido con Spinetta (y allí se quedaron)

    Kari: PERO será posible! siempre me pasa lo mismo, publico el post y por las ganas de decir “ajo al kuguel” me olvido de decir lo importante ¡obviooooooooooo que las críticas son las internas!!!!!!!!!!!!! lo otro es un touch

    Ruth: PERO las mesas examinadoras trabajan a full entre diciembre y marzo.

    Aialin: PERO (aquí va esa palabra que vos ponés y que a mi hasta me choca escribir) no se nace.. se hace. :D. Genial el cuento del Maharal.

    Shabat shalom!

    Me gusta

    • aialita permalink
      diciembre 16, 2011 6:52 am

      hmmm…mas hm…..hmmmmm….hm….hmmmmmhmm….si, tenes razon, se hace. pero como es uno el q se hace, no es eterno ni irreversible 😉 (me refiero a lo de la basura, espero haberte entendido bien, sino esta ultima frase es un lio jajaj) y uno siempre le puede pedir una “mano” al Creador para que nos recuerde cual era en verdad el objetivo, o el yo original. y volver ahi, despacito. Tropezon no es caida, y caerse solo significa que podemos levantarnos. y cuando tampoco podemos levantarnos, es el momento mas glorioso: le pedimos a Hashem que nos lleve en sus hombros, por qye ya no nos quedan fuerzas…nos entregamos absolutamente. Creo que no hay zejut mas grande que ese…

      Enjoy the ride

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: