Skip to content

El camino famoso

noviembre 16, 2011
by

Queridas amigas:

Últimamente me doy cuenta de que lo que yo creía culpa de mis incoherencias con la Macrobiótica, puede resumir casi todos mis procesos.

Es que después de saltar de las hamburguesas de burgul de desayuno, al pancho del mediodía y de la avena arrollada al arrollado de dulce de leche, me di cuenta de que no sólo estoy lejos de una dieta balanceada, sino también de lo gráfico que me resultan estos extremos con respecto a este momento de mi vida. Ok, esto lo puede estar leyendo alguien que me conoce de antes y más vale que confiese que es con respecto a toda mi vida.

Creo que los grises los conocí una vez que hice teshuba y sólo para las camisas.

Porque una día me siento una tzadeket, me visto, hablo y pienso con una claridad que desconozco y por la noche busco dónde está esa señora, mientras me pregunto cuándo fue que se me ocurrieron tomar ciertas decisiones y por qué regalé el sweater naranja!? Otro día me parece que la tefila fue increíble y que hace años que estoy superconectada y un par de horas más tarde cuando no llegó la oseret, estoy en una crisis que hace años que no tenía (mejor dicho: desde la última vez que faltó la oseret) Y así una mañana despierto con las alacenas repletas de cereales y granos que ya no me acuerdo ni cómo se llaman, menos cómo se revisan y ni hablar de cómo se cocinaban.

Me doy cuenta de que me es más natural cambiar que mantener y que para poder encontrar el famoso camino del medio tengo que trabajar algo más que las harinas integrales. O como diría Caro, trabajar en las integrales. Integrar lo que fui, lo que soy y lo que me gustaría ser.

21 comentarios leave one →
  1. kari permalink
    noviembre 16, 2011 1:39 pm

    excelente…es la lucha de todas…entre la locura y la cordura..entre el ideal y lo que nos brota por los poros naturalmente..como se hace ????

    Me gusta

    • Yanina permalink
      noviembre 16, 2011 5:22 pm

      El otro día la rabanit Mohadeb en un shiur basado en Mijtav MeEliahu del rab DEssler hablo precisamente de eso de los altibajos en nuestro trabajo por superarnos, como siempre yo con mi sensación me hablo a mi, pero por dentro me preguntaba que botón se aprieta para pasar de la bajada a subida. En ese instante pasaba por mi cabeza shabat a la tarde la beba llorando por dos horas consecutivas, la de dos llorando por celos de la beba y los dos mas grandes peleándose con todo, y yo preguntándome como reaccionaria la Rabanit Kanievsky A¨H en una situación así, porque todo mi trabajo de midot de la semana desapareció en ese instante.
      Para mi el trabajo de la midot, la macrobiotica y las dietas parecerían empezar todos los lunes y no se en que momento de la semana aparecen los permitidos. Pero bueno el Rebe de Najman decia que todo instante hay que volver a empezar,
      Yo creo que cada uno debe primero aceptarse como es y tener claro su misión y a partir de ahí trabajar.
      Como decía la Rabanit Mohadeb cuando uno ve que esta en bajada tiene que buscar alguna tarea que le sea mas fácil y que traiga satisfacción que una pueda ser constante, para no caer en el todo o nada y de ahi segui adelante.
      saludos

      PD: yo por ahora mantengo constante mi desayuno energetico y el arroz yamani, el resto depende..

      Me gusta

      • noviembre 18, 2011 1:35 am

        Yani me encantó lo de empezar el trabajo de midot los lunes! Pero espero que no me pase como con las dietas que las termino el mismo lunes al mediodía (si tengo mucho viento a favor y no se me cruzó un alfajor en el camino) Y entiendo lo que decís de la Rabanit Mohadeb, pero a veces no te pasa que no se te ocurre nada? Siiiii, ya se es el ietzer hara, ok.

        Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:41 am

      kari: que bueno que fuiste vos la que pusiste lo de la locura y la cordura, yo ni me animaba, sobre todo porque lo que obvio pienso es: seré la única a la que le pasa en este lado del mundo? (en el otro está judi, je! :D)

      Me gusta

      • noviembre 18, 2011 9:19 am

        Andi; hablamos tanto por privado que cualquier comentario me parece repetitivo, pero en este caso no puedo dejar de intervenir: “más natural cambiar que mantener” ¡¡touche!! Debería empezar a preocuparme menos por cambiar y más por sostener lo conseguido… ese sería un gran cambio para mi… oh! no! (paradoja y encrucijada).
        Todo esto lo digo públicamente para que después no se ande diciendo por ahí que me chifla el moño ¿eh?

        Me gusta

  2. ithiel permalink
    noviembre 17, 2011 12:37 am

    Querida Andi ya lo han comentado muy bien Kari y Yanina.
    Pienso que tu ventaja es que que te conoces más de lo que crees.Hay un alto índice de personas a las que les resulta difícil cambiar y si tu caso es lo contrario, cambia lo que te hará un bien y manten lo que debas para que encuentres el equilibrio de las cosas.
    Por experiencia sabemos que hay que evitar los extremos que terminan por agobiarnos.
    Me pregunto el porqué del título del post, si es El camino famoso o será ¿El famoso camino?.
    Animo Andi, yo sé que vamos muy bien chicas! l

    Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:10 am

      Ithiel: Gracias por tus palabras de animo! Lamenté no haberle puesto el equilibrio justo, aunque me hacía recordar a una vieja publicidad que sólo se acuerdan los de mi generación 😀

      Me gusta

  3. shuly permalink
    noviembre 17, 2011 12:48 am

    m encantoooooooooooo
    creo q es un problema de todas el quere cambiar constantemente pero yo no lo veo como defecto sino como virtud de siempre quere algo mas sin quedarnos estancadas ir descubriendo cosas nuevas cada dia y aprender del camino q vamos transitando a veces con oseret y a veces sin ella !
    t quiero amiga

    Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:14 am

      Shulyyyy me hacés reir!! Vos sos un buen ejemplo del equilibrio entre movimiento y permanencia. Pará, no me pongas esa cara antes de que te explique a qué voy! Hay un punto del cual no te movés para nada (los beneficios de relishus family :D) y en el resto te das total libertad para cambiar. Genial amiga!

      Me gusta

  4. Vicky permalink
    noviembre 17, 2011 4:01 am

    Me parece que la vida es el camino y el camino no es recto. Hashem no nos pido que seamos perfectas ni tampoco nos prometio una vida fácil y derecha.
    El camIno es el esfuerzo de cada día, es darse cuenta cuando nos equivocamos, es entender que se puede hacer de otra manera aun cuando no
    Salió, es intentarlo de vuelta.

    Lo bueno es que a pesar del pulover naranja, de las hamburguesas de pescado, de los viejos cd y de la Revista Para Ti, sabemos hacer foco en HAshem y la Tora se encauza otra vez.

    Naranja o gris, Burgol o dulce de leche, lo mismo si es con alegría.

    Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:21 am

      Vicky querida! Naranja o gris, Burgol o dulce de leche, lo mismo si es con alegría.
      Debería hacer un cartel ya mismo. Brillante!

      Me gusta

  5. Romi W permalink
    noviembre 17, 2011 8:08 pm

    Como te quiero amiga!
    Me siento muy identificada!!!!

    Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:24 am

      Leo Romi W y sonrisa de oreja a oreja! Qué manera de acompañarnos amiga, a pesar de todo y de cómo nos gustaría y como es, asi y todo: qué manera de acompañarnos! Una alegría.

      Me gusta

  6. Caro permalink
    noviembre 18, 2011 12:05 am

    Genial Andi!
    Yo a este post lo llamaria “A donde esta mi Sweater Naranja!?”
    Me siento muy identificada, hoy estoy cero integral, mas bien desintegrada..
    Al final creo que lo mejor es ser como el malabarista del circo que sostiene la barita con el dedo, para que no se caiga no hace falta fuerza, ni vestidos ni magia, hace falta redefinir el centro constantemente. Y eso es mas cambio (movimiento) que firmeza (estatica).

    Me gusta

    • noviembre 18, 2011 1:30 am

      Carito: Totalmente amiga, redefinir el centro, ese es todo el trabajo. Y qué trabajo! Lo del movimiento y la estática todavía lo sigo pensando, no lo tengo tan claro, se me viene la imágen del junco que mantiene su centro pero en movimiento. (muy zen lo mio, tendría que haber elegido una flor de loto o un bambú pero no daba el ejemplo :D)

      Me gusta

      • Caro permalink
        noviembre 23, 2011 1:51 am

        y si me das a elegir….
        Una semilla de bambu japones tarda siete años en brotar, y cuando sale, la planta crece como treinta metros en seis dias, todo esos años se dedica a hechar raices que van a soportar el crecimiento masivo. Zensacional, no?
        Te quiero amigui

        Me gusta

  7. clari permalink
    noviembre 18, 2011 4:54 pm

    Algunos creen que haciendo teshuva, se terminan las incoherencias, las dudas, que hay un camino marcado y seguirlo es mas facil que preguntarse cual es el camino. Pero afortunadamente la vida sigue su curso, nuestra capacidad de hacer elecciones sigue adelante, quizas con mas conocimiento. Y los problemas cotidianos siguen como siempre, afectandonos mas o menos , depende como estemos ESE dia y de un monton de cosas mas. Me siento identificada, soy reincoherente. Chicas las felicito por este espacio y por abrirse de esta manera. clarita

    Me gusta

    • noviembre 23, 2011 10:12 am

      Clari: Bienvenida! Creo que dijiste una clave que para mi es fundamental (sobre todo porque caí en esa trampa muchas veces): …..”y seguirlo es mas facil que preguntarse cual es el camino”. Me hiciste acordar a una frase que alguien me dijo en un momento: pero vos pensaste que hacías teshuba y ya se te solucionaba todo, ya no tenías que elegir nada más..? Toink!

      Me gusta

  8. ruth shira permalink
    noviembre 22, 2011 10:50 am

    Andi!!!, me encanto tu post!, y una vez mas sucedio la coincidencia de que el tema “habia bajado” y daba vueltas en mi cabeza -le comente a Judi mientras tomabamos cafe- “hace dias que estoy pensando algo que lei del Rab Ginzburg sobre la integracion y el balance”…Puedo copiar lo que el dice para que me entiendas proque hace dias que la idea ronda en mi cabeza?..si?!, aqui va:

    ” El principio de la rectificación, [..] es el balance, la situación del equilibrio en la psiquis. Nuevamente, si no estoy balanceado psíquicamente no puedo mirarte cara a cara, porque estoy ocupado conmigo mismo. El equilibrio psíquico es la libertad, la independencia de mi egocentrismo. Si estoy balanceado no necesito estar todo el tiempo cuidando el equilibrio, no necesito pensar en mí…”

    No es muy fuerte?!

    Un abrazo fuerte, y hoy porfa, las berajot que hagan, si se acuerdan, ilui nishmat maia natalin bat esther.

    Me gusta

  9. Yeni permalink
    noviembre 22, 2011 11:39 pm

    Andi amadisima gulash no hay quejas, de eso se trato siempre, de levantarnos cada dia y seguir eligiendo a donde vamos, aunque a veces tengamos que arrastrarnos para llegar.
    Estoy en cataratas y aca se ve la grandeza de Hashem. No importan las incoherencias al contrario son las que nos ayudan a volver a elegir a donde queremos llegar. Solo hay que agarrarse en la caida… pero no nos olvidemos que las subidas siempre son sublimes.

    Que siempre tengamos fuerzas y vida para volver a reelegirnos todos los dias 😉

    Me gusta

  10. Yeni permalink
    noviembre 23, 2011 10:54 am

    Chicas se acuerdan de esta cancion ” solo se trata de vivir esa es la historia, con la sonrisa en el ojal con la idiotes y cordura de todos los dias… a lo mejor resulta bien” Se que con esto se me perdio la cedula pero …. aca estamos la vida es una moneda quien la rebusca la tiene…. Suerte con eso 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: