Skip to content

El niño del día

agosto 23, 2011
by

Querida Judi:

Hay ciertas fechas que inevitablemente no puedo hacer otra cosa que pensar en lo heterogéneo e irregular de mi proceso de teshuva. Si bien diariamente me doy cuenta de que hay ciertas cosas que me salen en forma natural, otras me siguen resultando un esfuerzo a pesar de entender el sentido, otras surgen a partir del jinuj de los niños y otras me salen a los ponchazos limpios o en el mejor de los casos, se van amoldando de a poco.

Por ejemplo con los cumpleaños. Primero festejaba o recibía llamados en mi fecha gregoriana y  alguno que otro que sabía mi fecha en hebreo tal vez me decía un mazal tov. Después cuando comprendí la importancia y la energía de ese día, pasé a tener dos cumpleaños: en uno me llamaba toda mi familia y mis amigos de antes y en el otro los de este nuevo camino. Después de los 40 Bh dejé de contar, pero los cumpleaños de los niños seguían siendo todo un desafío. Hubo un año en el que al mayor de mis hijos se lo festejé tres veces: uno en el jeder, otro con la familia en gregoriano, otro entre nosotros en hibrit. También hubo un año que decidimos hacer la semana del cumpleaños, justo coincidían las dos fechas en la misma semana, pero no sólo nos empachamos con papas fritas y coca sino que además ya no sabían quién cumplía, cuando ni si venían visitas o no. No quiero recordar el año que ya mareados con tanto cambio no llamó nadie ni para uno ni para el otro. Finalmente decidimos que lo mejor era festejar en su fecha correcta y así es hasta el día de hoy.

El domingo fue el día del niño. El jueves su abuela les trajo unos regalos maravillosos (una semana de buscar para cada uno algo no sólo que le guste sino también correcto). ¿Qué es el día del niño?- Preguntó uno de mis hijos. Un día que todos los niños van a ver shows de animales- le contestó su hermana.

Y aquí empieza el equilibrio delicado, de kibud ab vaem, de jinuj y de pararse en el camino correcto. No siempre tengo la respuesta exacta., sobre todo cuando al pasar escucho : –¿Y si hacemos que shabat sea día del niño?

Bh la mayoría de las veces son ellos los que me ayudan a encontrarla.

 

*La imágen está basada en una ilustración de la genial Natascha Rosenberg

6 comentarios leave one →
  1. Yanina permalink
    agosto 25, 2011 4:25 pm

    Hola ANdi
    Este dia del niño decidi dejarlo pasar desapercibido con mi marido ya que con los cumpleaños la desición antes que nacieran los chicos fue fecha hebrea y no se discutio del tema. Despues del fin de semana largo vuelve mi hijo del jardin y me reclama porque no le compre ningun regalo del dia del niño y le conteste que como no era una fiesta de la Tora no teniamos porque festejarlo. La respuesta inmediata y sin pensar de Hilel fue: pero entonces porque papá te trajo flores para el dia de la Madre (sin comentarios…) y luego se dedico a llamar a cada uno de sus parientes cercanos para reclamar su correspondiente regalo.
    COntradicciones que se generan constantemente y ellos la cazan al vuelo, como siempre recurri a mi rab/ rabanit de cabecera por consejo y me dijo que le comprara un regalo no por el dia del niño sino porque tenia razon y mama y papá tenían que hacer Teshuva

    saludos, muy buena tu reflexion
    Yanina

    Me gusta

    • agosto 26, 2011 1:28 am

      Yanina bienvenida!!! me sonreía mientras te leía porque me pude imaginar perfectamente a tu brillante hijo haciéndote el comentario. Y debo decirte que empiecen a ahorrar porque con esa velocidad van a haber mucho regalos de ¨tener razón¨.

      Me gusta

  2. CaroD permalink
    agosto 26, 2011 2:00 pm

    Me cruze con Andi en “Neverland” el parque de juegos de un shopping, a ella le costo darse cuenta que era yo la que estaba alli, y a mi me alegro darme cuenta que ella tambien estaba alli.
    -Tengo tantas cosas que decir…- me dijo agarrandose media cara!
    Las dos con el abrigo puesto a pesar del calor, porque una no se lo quita pensando en estar lista para partir de un momento a otro y asi pasamos las horas, aturdidas y sudadas.
    Pero bueno, asi es amiga! yo aprendo de vos, vos aprendes de otra mama y ellos flotan sobre nuestra inexperiencia, el calendario, los caballitos de colores y las manos de Hashem. Shabat Shalom!!

    Me gusta

  3. agosto 26, 2011 3:30 pm

    Ay Caro, Caro! Dejaría sólo tu comentario, en el blog y en mi también. Conocés la sensación que produce leer una frase exacta para uno (o una melodía, una imágen)…, qué bueno porque me acaba de suceder.

    Me gusta

  4. ithiel permalink
    agosto 26, 2011 4:59 pm

    Querida Andi, el post y los comentarios me motivan a compartirles que la shavua pasada vi muy inquieta y estresada a mi hermana mayor (Miriam) porque su pequeña iniciaba el kinder garden este año y me decía que ya estaba mareada y solo veía la larga lista de útiles escolares y otras muchas cosas que le pidieron y cada una de ellas tenía que llevar forzosamente el nombre de mi sobrinita.
    Este yom shení fue el primer día de clases de la niña y así transcurrieron los días de llantos, levantarse muy temprano,labor de convencimiento, etc, para que ella se acostumbrara a ir a la escuela. Hasta que este yom jamishí estalló y me dijo llorando que se esforzó en buscar un lugar para su hija en el que manejaran valores humanos y en la que no celebraran las fiestas y costumbres de ellos, pero por otro lado sufría al ver el número de horas exagerado que debía permanecer allí. Finalmente, Hashem le dió jokmá para hablar con la directora y maestra de grupo y se percató, que si bien no es una yeshivá, tiene muchas ventajas sobre otros lugares y beetzrat Hashem será bien atendida y saldrá a una hora en la que a mi hermana le dará el tiempo suficiente para comer con su esposo e hija.
    Yo sé que este tipo de situaciones difícilmente las ve alguien que no es madre y probablemente no le encontrará problema al asunto, pero esto me recuerda un sueño “guajiro” como decimos por aquí, que tengo de crear una yeshivá pensando en nuestros hijos e hijas. Y B”H hay material humano disponible, solo nos falta como decía una bobe: los
    “aperos” , y cuando le preguntaban y ¿qué es eso bobe ?, ella respondía : pues que va a ser,el dinero hijo, el dinero.

    Me gusta

  5. ithiel permalink
    agosto 26, 2011 5:01 pm

    Slijá chicas, olvidé despedirme : shabath shalom!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: