Skip to content

Estamos fritos!

junio 29, 2011
by

Querida Judi:

Sabía que iba a empezar tachando frases (sí, estoy escribiendo en un papel). Sabía que iba a empezar con justificaciones, o mejor dicho, queriendo contarte por dónde estoy en estos días y todas las líneas me iban a parecer  explicaciones, no se muy bien de qué. Entonces, tacho y vuelvo a escribir dudando de mis dotes de profetisa.

Me siento acorralada por mis propias exigencias de tratar de que lo nuestro sea una correspondencia correspondida pero lo siento por mi parte que le gusta ser perfecta y voy a tratar de hacer lo mejor que pueda.

En este momento mi casa está atiborrada de libros infantiles y juveniles (si entrase dentro de la categoría joven odiaría esa palabra) y, en los fragmentos de momentos libres que tengo, me la paso recorriendo mundos de piratas, selvas, investigaciones y viajes en el tiempo. Trabajar de leer y seleccionar libros es casi como si me dijeran: ¿querés hacer lo que más te gusta?

Pero como le debe pasar incluso al heladero de Freddo todo trabajo en un momento es un trabajo. Y aparecen los libros que ni me interesan leer, los que están buenísimos pero no me cierran y, en un momento, los parámetros de selección no siempre resultan de los más claro.

Por un lado hoy el mundo está tan extremo que por supuesto se refleja en todo y también en la literatura. En la mayoría de los libros las malas palabras son moneda corriente y debo decir también (y sé que alguno me va a arrojar un libro por la cabeza), que literariamente más pobres. Y creo que tiene que ver con que uno hizo teshuvá pero también con otras cosas. ¡Es que yo soy de la época en la que si llegaba a decir una palabrota en mi casa la que se me venía! Y eso que mis padres siempre fueron bastante progres. No existía leer un libro en la primaria con esas expresiones. Lo máximo era el estamos fritos de “Dailan Kifki (te dije que éramos progres).  Y entiendo que los tiempos cambian y que el mundo hoy está lejos de lo que fue…, pero entonces me pregunto: ¿cuál es el límite?

Ya sé que es una pregunta que pasó a ser un clásico en mi vida y que ya hablamos del camino del medio. Pero caminante no hay camino, se hace camino al andar. Y una cosa es la claridad del objetivo cuando leí los 10 primeros libros y otra cuando voy por el 186. Entonces me pasa que vuelvo a dudar. Que empiezo a sentirme la mojigata del asunto, ¡quién lo diría! ¡Mirá cómo es el ietzer! Ahora que te lo escribo me doy cuenta cómo viene a enfriar las cosas, a poner duda, a decirme que soy una mojigata (¡qué maldad!).

Debo decirte que me animé a escribirte sobre esto, después de haber descartado la idea, sólo porque leí que Ruth Shira decía que este es el mes asociado al sentido de la vista. Entonces empecé a entender que no sólo me estaba hablando acerca de cuidar lo que leemos y cómo vemos y el juzgar para bien, sino también, eso creo, la mirada que ponemos acerca de las cosas, como las creamos a partir de cómo las vemos. Y entonces se ennoblece la tarea. Porque puedo mirarme y mirar de una manera más amorosa. Y como bien dijo Ruth:

Sólo practicar, estar alertas..intentarlo una y otra vez, hasta que nuestra mirada sea capaz de ver todo, todo bueno…

Hasta ahí la teoría. Ahora decime, ¿qué hago con toda esta pila de libros que no sé qué hacer con ellos? ¿Cuál es mi rol como madre y educadora? ¿En qué baso mi proceso de selección? ¿Tienen los chicos la capacidad de discernir entre los buenos y los malos ejemplos? Y, otra vez, ¿cuál es el límite?

6 comentarios leave one →
  1. Leandrok permalink
    junio 30, 2011 4:30 am

    ¡Espero que no hayas dejado afuera a “El niño que no sabía qué hacer con el enojo”!

    Me gusta

  2. CaroD permalink
    junio 30, 2011 3:58 pm

    Hola Andi!!!

    Se te ha encomendado la mision de seleccionar (kodesh/jol, or/joshej, israel/amim etc.)
    ¡¡Que tarea!!
    Yo pienso que si a vos hay algo que te hace ruido, entonces eso no va.
    Creo que elgiria lo que hoy vos elijas.
    El limite esta entre tu presente y tu intuicion, el resto es Min Hashamaim, ese es el limite.
    Creo que deben haber pocos libros aptos, no?
    Y esto me lleva a uno de los primeros posts sobre las bibliotecas…..tambien gracias a lo que leimos somos lo que somos hoy y llegamos hasta aqui, la pregunta que no podremos respondernos es….hacia falta?
    Besos desde Madrid!
    C

    Me gusta

  3. julio 1, 2011 2:58 am

    Leo!! Pero igual no te podés enojar si así fuese! Es mi libro infantil favorito, no podría.

    Carito!!!! Me hacés reflexionar a cada renglón. Por un lado decirte que tu increíble mirada hace que la palabra selección pase de la oscuridad de la mojigata a lo luminoso de nuestra misión de leabdil. Por otro lo que decís acerca del límite es simplemente genial. Y por último me tirás en la nuca mi eterna pregunta: hacía falta? Supongo que sí, porque por ahí pasamos, pero sabés que a pesar de saberme de memoria esa respuesta, igual me vuelve la pregunta muchas veces.

    Me gusta

  4. julio 1, 2011 10:19 am

    BS”D

    Shalom a todas!!! Shabat Shalom!!! Jodesh Tov!!!

    No voy ser ‘larguera’….. Simplemente, Andi, quiero dejarte mi ‘comentario’ a este post totalmente introspectivo y a la vez desafiante y contagioso… No van a ser mis palabras -Baruj HaShem!!!-, sino las de la Rabanit Lori Palatnik….
    Aquí va!!!

    http://www.aishlatino.com/b/lcv/124636379.html

    Y si… NUNCA ES DEMASIADO TARDE 🙂

    Ahhhhh!!! Por favor, al escucharlo, sea Leiluy Nishmat Shaul ben Lea -z”l-.

    Berajot!!! Kol Tuv!!!

    Me gusta

  5. ruth shira permalink
    julio 1, 2011 11:04 am

    B”SD

    Andi, que privilegio trabajar en hacer lo que mas te gusta, cierto?, y sin embargo a todo, absolutamente a todo, se le presenta la prueba de la rutina, o sera que son los temas claves nuestros que se repiten en la trama del tiempo y de la circunstancias y actividades de la vida..?
    No se, pero de seguro ante todo disfruta muchisimo de estar pudiendo desarrollar tan hermosa tarea.
    Luego me recorde de haber leido hace poco la bendición de Moisés a Israel, cuando al final dice: (Deuteronomio 33:28): “betaj badad ein Iaacov” (confiado y apartado está el ojo de Iaacov)…ese es nuestro ojo, el de todos los iehudim; y entonces el Rab Ginzburgh viene y dice, El sentido del ojo judío (“el ojo de Iaacov”) es exclusivamente para ver (“sólo”) lo que es digno de “confianza”: La bendición, el bien y la vida que Di-s otorga.

    Asi que eso amiga, que tu alma y tu ojo de Iaacov guie cada lectura y te lleve a elegir todo lo que transmita bien y bendicion..
    Corro a ver el jamin, jeje.. Jodesh tov u’meboraj y Shabat Shalom!!, con amor

    Me gusta

  6. ithiel permalink
    julio 9, 2011 12:57 am

    Shalom Andi
    Me alegra saber que aún y cuando llegaste a dudar, lo escribiste muy bién.
    Y por supuesto que no, no eres ninguna mojigata.
    Debemos estar orgullosas y agradecidas con Hashem de los padres que nos acostumbraron a hablar con propiedad.
    No hace mucho tiempo me enteré con tristeza que hay un valor humano llamado benedicencia que fue literalmente quitado del vocabulario. Y si a esto agrego que en el bendito país en que Ha Kadosh Baruj Hu plugó que naciera, recientemente ” creó ” un nuevo idioma que se basa en palabras y expresiones groseras, insultantes, vulgares y prosaicas que te aseguro que si cualquiera de nuestros padres las hubiera escuchado una sola de ellas en nuestra boca…… ufffffff!!!
    Así que como bien dice Ruth ( por cierto, ¡que hermosa berajá !), tu tarea es una bendición y tampoco soy la única que cree en tu capacidad.
    Jazaka,jazaka Andi, chicas ve Shabath shaloooommm!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: