Skip to content

La casa de Mickey Mouse

febrero 10, 2011
by

Querida Judi:

Tal vez pienses que el siguiente relato nada tiene que ver con tu final de fiesta. Y puede que estés en lo cierto, pero al final verás como todo tiene que ver con todo. El lugar: mesa de amigos. El tema: Disneylandia.

Si definimos a los comensales en personajes podría decir que “el realista” arrancó haciendo una descripción precisa del funcionamiento, la producción y los costos invertidos en semejante proyecto, continuó nombrando casi estadísticamente a las multitudes de personas que pasan por ahí diariamente y concluyó con una crítica terminante al sistema, a los valores de la sociedad consumista y al mundo de fantasía en general.

Por supuesto que en ese momento, el comensal que podríamos definir como “la políticamente incorrecta” acotó, mientras se comía un bocadillo, que para ella los juegos eran increíbles, que le habían encantado y que nunca vio una producción que se le asemeje.

Aquí “la filósofa” se secó la boca con su servilleta, echó la silla para atrás en un ridículo intento de acomodarse con algo que no se mueve y se explayó en una comparación descriptiva acerca de cómo este mundo fue creado por Hashem igual que Disneylandia. Y de cómo nosotros también nos creemos el escenario, y corremos de aquí para allá, olvidándonos no sólo de Quién está detrás de todo (nooo, Walt, no!), sino también qué hacemos aquí y para qué vinimos.

“El realista” bostezó y relató divertido cómo una señora le explicaba a él que el Mickey de ahí era  ¡el verdadero Mickey!  Y en este punto “Mr Seinfield” acotó por lo bajo cuán sorprendida quedaría esa señora si viese al señor Mickey después de hora, con su cabeza en la mano un poco deprimido y mientras fuma un cigarrillo antes de ir a su casa piensa  que ya no quiere más este trabajo de muñeco, que le pesa la cabeza, que hace mucho calor y es mal pago.

A esa altura podríamos aventurar que la conversación ya no tenía retorno y que entre risas y brownies se terminaba ahí.

Pero no. Comenzamos todos, inclusive “Srita Risa” a imaginarnos qué maravilloso sería si con ese nivel de producción hollywoodense hicieran un escenario ietziat mitzraim: sentir que vienen los mitzrim, caminar entre los túneles, uauuuuu. Todos concluimos en que era una genial idea, terminamos el pan chino y chim pun.

Entonces me quedé pensando que si existiese un Disney temático iría corriendo para poder vivenciar la salida de Mitzraim, estar frente al Ar Sinai, truenos, shofarot!!, pero cuando en mi día a día Hashem me pone en una situación en donde están los mitrzim por detrás y el mar delante, y tengo que dar un paso, me pregunto: Qué querés de mi! Y me la paso llorando porque no entiendo qué me quiere decir y lo único que quiero es volver a mi vida normal. Me doy cuenta que sigo viviendo buscando falsa adrenalina, y a la hora de subirme al juego real, al verdadero, tiemblo de miedo, me vuelvo a sentir en el tren fantasma y cierro los ojos para que la realidad se desvanezca.

Creo que ya te diste cuenta que la filósofa era yo, que la teoría me la se al dedillo, pero a la hora de salir al escenario  debería preocuparme más por actuar mi libreto en lugar de salir corriendo a sacarme una foto con Minnie.

7 comentarios leave one →
  1. febrero 10, 2011 4:21 pm

    Fantastico!!!
    Me encanto la idea de un Disney tematico, pero más la idea de que ESTAMOS en un Disney tematico y que lo único que nos queda es lanzarnos al Iam Suff con los ojos bien abierto para no perdernos el espectaculo!!!!!

    Me gusta

  2. Margalit permalink
    febrero 11, 2011 8:18 pm

    BS”D

    SHALOM ANDI!!! SHABAT SHALOM TOV UMEBORAJ 🙂

    Gracias…….. la verdad es que mi neurona terminó ‘agotada’ en todos los juegos de esta ciudad imaginaria… Y estoy tratando de correr para llegar a tiempo a Ietziat Mitzraim….
    Como diría el Rab Akiva Tatz… el tema es no creerse el ‘personaje’…. lástima que muchas veces lo olvidamos y tomamos el personaje como alguien real y nuestra neshama quiere salir corriendo para volver a ese instante maravilloso, real, auténtico, puro: Har Sinai…. y volver a repetir: ‘Naase veNishma’….
    Bueno, Baruj HaShem cada año Boreh Olam nos da una nueva oportunidad de ponernos AHI, en ese lugar, en ese momento, en esa INSTANCIA….. donde Mickey, Minie, Pato Donald, el Zorro y vaya a saber cuántos otros personajes, se nos desdibujan y pasamos a vivir la REALIDAD de la TORA HAKEDOSHA…..
    Estoy segura que todas queremos servir a Boreh Olam con todos nuestros dones, que no dejan de ser Sus regalos de dones inmerecidos -como diría Rabenu HaKadosh, Najmán miBreslov…. ahí está -para mí y en mi- el sod, el secreto… Saber que este personaje es una oportunidad de HaShem de dar más luz en medio de este Olam…
    Niente piu Andi… y Baruj HaShem por los Benei Mitzva y las Banot Mitzvot: HaShem sigue ‘apostando’ a nuestro Pueblo, Su Pueblo… SUS HIJOS!!
    Shalom, shalom!!!

    Me gusta

  3. Shir permalink
    febrero 13, 2011 1:41 am

    andyyyyyyyyy!!!! jajajajajaj, no pare de reirmee mientras lei el articulooo…
    aplausos , aplausosss!!!!!!!!, mamash fabulosa descripcion del evento!!
    Gracias una vez por plasmar la accion en palabras, realmente brillante!!!!!
    tqmmm!!

    shavua tovvv para todasss buena semana , be simjes!!!

    Me gusta

  4. febrero 13, 2011 8:15 am

    Andi… ¡Esa fue una reunión cumbre del Magic Kingdom! Mientras leía no podía dejar de imaginar a los comensales como personajes de Disney… al “realista” como el Tío Rico, la “políticamente incorrecta” como Donald, la “filósofa” como el mísmisimo Míckey, “Mr. Seinfeld” obviamente Goofy y “Srita. Risa” como Daisy.
    Me fui de tema ¿no? es que tocaste un punto débil… lamentablemente yo (todavía) me emociono más con “el príncipe de Egipto” que con la Hagadá de Pesaj.

    Me gusta

  5. ruth shira permalink
    febrero 14, 2011 9:41 am

    Andi me encanto tu post; y te confieso, tengo un rechazo por Disney no normal…al punto que de solo recordar los dias que estuve ‘obligada’ a pasear por alla me da dolor de estomago..no importa, cada uno con lo suyo, pero lei todo y cuando llegue a ” Me doy cuenta que sigo viviendo buscando falsa adrenalina, y a la hora de subirme al juego real, al verdadero, tiemblo de miedo, me vuelvo a sentir en el tren fantasma “..wow!, que declaracion amiga!
    Este es nuestro matrix, si o no?
    Hace muchos anios, recuerdo haber escuchado a Dany mas de una vez hablar sobre la emuna, y decir: ” preguntale a cualquiera..todo el mundo cree, todos creemos, pero vivirlo 100%, llevarlo al mas pequenio de los detalles de la vida cotidiana ..eso es otra cosa..”, y esa es la gran diferencia; el tema casi que me ‘desvela’ me apasiona, la emuna, el daat, unir esos 40 cm que separan la mente del corazon…para mi es vivir ‘al limite de la realidad’, es como la frontera que lo conecta todo.
    Alevai,
    HKBH nos bendiga a todas con emuna shelema, y te/las siga inspirando hermosamente.
    Con amor, desde una jerusalem bendecida con sol y gueshem…

    Me gusta

    • CaroD permalink
      febrero 16, 2011 12:48 am

      Ruth,
      Que emocionante y poetico lo de los 40cm que separan el cerebro del corazon!!
      Otra vez la idea del puente…
      Que inspiracion que hay por aqui…

      Me gusta

  6. febrero 14, 2011 10:38 am

    Quiero decir que si Andi no contesta estos días los comentarios no es porque esté sacándose fotos con Minnie… es que se le “descompuso” la computadora. Pero no os desesperéis… muy pronto, Andi, nuevamente en su pantalla amiga 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: