Skip to content

El mundo como supermercado

diciembre 21, 2010
by

Querida Andi, ya que nos vamos encaminando hacia una dirección evidente en la que vos sos la que refleja las neshamot y yo soy la que anda con el kisui desarreglado, voy a intentar revertir la situación aunque esto seguramente sea ir hacia el fuego como las mariposas.

Así que levanto la mano como una alumna aplicada para pedir la palabra: Quiero agregar que no sólo las bibliotecas son el reflejo del estado del alma. Podríamos decir que también la música que escuchamos o la ropa que usamos son puentes que los baalei teshuvá vamos atravesando y que por un tiempo seguimos observando (por algo nos llaman “observantes”)  girando la cabeza hacia atrás, como para asegurarnos de que las cosas siguen allí mientras nosotros avanzamos hacia otro lado.

El problema empieza cuando idealizamos la otra orilla, y empezamos a pensar que allí quedó una parte nuestra de la que no deberíamos habernos alejado, o como dirías vos “a veces la nostalgia me quita realidad” porque creemos que si volvemos a leer “el mundo como supermercado” nos va a asombrar de la misma manera en que lo hizo hace quince años.

Y ahí es cuando la religión empieza a pagar el pato. Porque no es que no usamos remeras con inscripciones graciosas porque nos parece ridículo, sino que no las usamos porque somos religiosos. No dejamos de ver a televisión porque entendemos la importancia de cuidar lo que entra por nuestros ojos, no vemos televisión porque somos religiosos. No nos borramos del club porque nos aburrimos, nos borramos porque somos religiosos.

En un punto creo que es más fácil echarle la culpa que hacernos cargo. Decimos que por ser religiosos no podemos esto o no podemos lo otro, pero la verdad es que el libre albedrío es inherente al ser humano y por lo tanto tenemos la posibilidad de elegir cualquier cosa en cualquier momento. No tendría que ser tan difícil darnos cuenta de que lo que pasa es que podemos pero ya no queremos.

9 comentarios leave one →
  1. Margalit permalink
    diciembre 22, 2010 2:48 am

    BS”D

    Shalom Judi, shalom a todas 🙂

    Bueno….. fuerte lo tuyo!!! Me fascinó tu frase: “Podríamos decir que también la música que escuchamos o la ropa que usamos son puentes que los baalei teshuvá vamos atravesando y que por un tiempo seguimos observando (por algo nos llaman “observantes”) girando la cabeza hacia atrás, como para asegurarnos de que las cosas siguen allí mientras nosotros avanzamos hacia otro lado.” Es el análisis de la realidad ‘teshuvera’…. Baruj HaShem por esta realidad.

    A lo que exponés pienso que tenés razón: no sólo nuestras bibliotecas, no sólo nuestros kisui harosh, no sólo nuestras ropas, no sólo nuestro vocabulario, no sólo……… TODO ABSOLUTAMENTE TODO DICE QUE SOMOS: JOZERET TESHUVA :-)…. Ashrenu, od paam ASHRENU, MAH TOV JELKENU!!!

    Las cosas que dejamos en el camino -en mi experiencia, y no sé si a otras les pasa lo mismo- llegué a la conclusión que abandonar la TV, determinadas ropas, tomar más en cuenta a qué restaurant voy a tomar una bebida o café….. todo pasa porque HaShem así lo quiere…. no se me ocurre otra respuesta…. Más allá que ciertas diversiones que antes me hacían ‘perder’ -en especial ir al cine: hoy prefiero que mi esposo baje o alquile alguna película ‘potable’ para todos-, hoy puedo afirmar con soberana libertad: BARUJ HASHEM ME ABURREN!!! Sí…… eran ídolos de barro, geniales para un ‘rato’, época de mi vida, pero hoy….. hoy simplemente digo: NO GRACIAS, NO QUIERO…
    Lo estoy viviendo muy de cerca con la reunión de fin de año en mi oficina, lo hacen antes de este Shabat HaKodesh….. Pude decir: NO, GRACIAS, QUE TENGAN UN LINDO FESTEJO….. es difícil y muchas veces estuve a punto de hacerme la ‘mártir’ y decir -haciéndome la ‘Juana de Arco’-: ‘Soy judía religiosa, no puedo compartir este almuerzo ‘navideño”….
    De nuevo gracias Judi……. y tu kisui ‘desarreglado’….. hace que cuando a nosotras nos pasa igual nos sintamos ampliamente comprendidas 😉
    Berajot veSemajot!!!

    Me gusta

  2. diciembre 22, 2010 3:31 pm

    Margalit: ¡Me hiciste recordar lo difícil que es esta época en jutz l´haretz! Felices fiestas por acá, felices fiestas por allá, reuniones de fin de año, brindis con sidra y pan dulce, ruido de petardos desde el 1 de diciembre y los perros ladrando del susto… un verdadero suplicio…

    Volviendo a lo nuestro: lo que decís acerca de dejar las cosas porque reconocés que esa es la voluntad de Hashem… allí espero llegar algún día,
    b´h!!!

    Me gusta

    • Margalit permalink
      diciembre 22, 2010 5:00 pm

      BS”D

      SHALOM JUDI, EREV TOV!!!

      Aki Margalit, la ciudad está ‘caldeada’, prácticamente 35º…. ¿te quedan recuerdos del pegoteamiento de la humedad porteña?

      Te escribo en la soledad de mi oficina, en la oficina general se está festejando, por adelantado, la navidad…… Saqué la radio de mis compañeras, puse ‘mi’ música: Jaim Israel (su música me hace tener ganas que mis pulmones funcionen 100% y bailar aunque no sepa por dónde empezar, si, soy muy feliz como ‘sefaradí’).

      Sobre lo que me ponés de dejar cosas porque reconozco que HaShem así lo quiere…. Creo mi querida Judi que si en estos momentos estás donde estás, que si en estos momentos estás ‘ideando’ aquello que nos sacudirá nuestra modorra ‘neshamatera’, que si te y nos diste otra oportunidad de seguir participando en un blog como lo fue EL SABOR DEL RIMON (único en su estilo, nadie puede negarlo) y ahora con EXTRAÑAS EN EL PARAÍSO (la nueva chance que tenemos de alentarnos, ayudarnos a tomar aire cuando nos cansamos, la nueva chance de crecer ‘sanamente y en familia’)… bueno mi querida Judi, creo que estás viendo ‘otro’ canal!!! En mi humilde opinión creo que ESTÁS haciendo aquello que Boreh Olam imaginó para vos, para Andi, para nosotras, en Artzenu, en la galut…… hacer un espacio donde cada una, en el escalón de esta escalera que nos va elevando paso a paso, este espacio donde cada una y una va sintiéndose acompañada y reflejada…. Judi…. a mi también me cuesta el dejar mis trastos viejos por los que Boreh Olam me quiere regalar, a mí también me cuesta estar de continuo con la cabeza cubierta, mangas largas, polleras que oculten todo, medias…. A mi también me cuesta el hablar con tzeniut como dice el RAMBA”N en su igeret, con humildad, sin agresión (no te olvides: soy medio india)…. A mí también me costó sacar la TV de nuestro hogar pero…. ¿Cómo no hacerlo? O ¿por qué no hacerlo? O ¿qué gano con no hacerlo o retrasar lo más que pueda estas decisiones? Podría estar cumpliendo 7 leyes y ser una bat Noaj feliz pero…. ¿sabés qué Judi? NO me alcanzan los 7 preceptos ¡¡los quiero todos!! Quiero las mangas largas, las polleras, cubrir mi cabeza, tener tzeniut al hablar y domar mi ‘indio’…. quiero ese festín que está en tu sangre, en la de Andi, en la de Shirly, en la de todaaaaaaaaaasssss!!!! ¡¡Yo también estoy saliendo de Mitzraim de contínuo!! Si Judi, quiero las 613 mitzvot y quiero las cercas de las que habla Pirkei Avot, quiero vida para estudiar la Tora HaKedosha que recibimos DE REGALO, ¡¡y vivirla!! 🙂 :)…. si quiero, como dije en mi casamiento civil: SI, QUIERO!!!

      Niente piu!!! Te quiero, las quiero!!! Iom sameaj!!!

      Me gusta

      • diciembre 22, 2010 5:26 pm

        Margalit: me hiciste llorar ! y aqui no puedo evitar mi veezrat H´que podamos tener tu mismo amor, alegría y entrega por la Tora , para poder expresar lo mejor de nosotras! Gracias.

        Me gusta

      • diciembre 23, 2010 8:17 am

        Hola Margalit!!!! ¿si me quedan recuerdos del pegoteamiento porteño? No necesito irme tan lejos… te recuerdo lo que escribí hace unos meses cuando por allí corría la brisa del plata y por aquí nos calcinábamos con el viento del desierto: http://elsabordelrimon.blogspot.com/2010/08/desde-una-caldera-urbana-un-post.html

        Leer tus comentarios son una inyección de jizuk, siempre. No merezco todas las palabras lindas que me dedicás etc, etc… ya sabés lo que sigue porque te lo dije por otro medio.

        Yo también te quiero!

        Me gusta

  3. laura permalink
    diciembre 22, 2010 7:58 pm

    hola judi! pocas veces tuve el honor de decir que no estoy de acuerdo contigo, y esta es una de ellas….
    me cuesta citarte exacto, pero escribiste al final del post algo asi como q lo que nos tenemos q dar cuenta es q no es q no podemos, sino q ya no queremos…
    es verdad q cuando vos te “haces religiosa” podes elegir en q grupo participar…pero q pasa si dentro de los dos “main groups” elegis el q menos peor te parece…y las reglas del juego son esos 3 no’s q citaste? significa q para poder vestirte como queres te tenes q mudar de bando? y ojo, no me parece q esto pase unicamente entre los religiosos, tb entre los seculares hay pautas de comportamiento q no podes eludir, a no ser q no te importe ser un long-life outcast….y aunque de religiosa decidiera jugar mi propio estilo, q hago c mis crios? entendes el punto? yo creo q si hay ese problema hoy en dia, q es el afuj al afuj, pero no me refieron al cafe, sino al hecho de que vivimos en el peor de las mentiras: el sheker disfrazado de emet…

    Me gusta

    • diciembre 23, 2010 8:06 am

      Hola Laura: ¡Uy! me vas a hacer escribir un mini-post.

      Me parece que lo que decís es interesante pero no como respuesta a lo que estamos planteando. Vos traés otro tema totalmente distinto (y del que podemos hablar todo lo que quieras). Si te fijás, todos los post anteriores y en este mismo nos referimos al trabajo personal con respecto a cosas que uno quiere cambiar o no, al apego de cosas que ya no nos representan. Supongo que cuando hablamos de comportarse de cierta manera partiendo de la intención de que “las visitas no vean” te hizo pensar que estábamos analizando si está bien o está mal que a mi vecina le importe como yo me visto, pero no estábamos diciendo eso.

      La frase “No tendría que ser tan difícil darnos cuenta de que lo que pasa es que podemos pero ya no queremos” propone un trabajo de introspección para ver si realmente tenemos ganas de leer a Henry Miller o simplemente quedamos enganchados al recuerdo de lo que “trópico de Capricornio” significó hace quince años.

      Me gusta

  4. Margalit permalink
    diciembre 23, 2010 10:58 am

    BS”D

    Shalom a todas!!!

    Les quiero compartir algo que ayer me ayudó mucho -lo escuché antes de salir a trabajar-.
    Es una mini-charla de la Rabanit Lori PALATNIK. Se llama “VILLANCICOS DE NAVIDAD”…. para las que estamos en la galut sus palabras nos pueden alentar y desafiar a ser felices siendo diferentes. Para las que tienen el zejut de YA estar viviendo en Eretz Israel sé que las llevará a cantar, danzar, aplaudir y el HALLEL estará en sus corazones y en sus bocas.

    Aki va: http://www.aishlatino.com/b/lcv/112126544.html

    Berajot ve Semajot!!! IOM SAMEAJ!!!

    Me gusta

  5. Sarah permalink
    diciembre 23, 2010 9:10 pm

    Estoy de acuerdo con Laura (no quiero decir que estoy en desacuerdo con Judi): Dejo de hacer muchas cosas porque soy religiosa y tengo la responsabilidad de mis hijos en esta sociedad que escogí y no porque ya no quiera hacerlo.
    Alguien hace mucho me pregunto si de verdad era que no me gustaba los ……. Yo le dije que por el contrario me encantaban pero que había una razón espiritual muy fuerte escrita en la Torá y porque la sabia (no digo la entendía) no comía ya ….
    El asunto es que hay otras cosas que pienso que son de los hombres y no prohibiciones de la Torá o de Rabanam y que nos queman por dentro……

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: